Gobierno reducirá restricciones sobre el metano, poderoso gas de efecto invernadero

La Agencia federal de Protección Ambiental (E.P.A.), propone aflojar las regulaciones sobre el metano. Foto: IJR.com.

La Agencia federal de Protección Ambiental (E.P.A.), propone aflojar las regulaciones sobre el metano. Foto: IJR.com.

De la redacción

En la era de las desregularizaciones y el adelgazamiento del aparato de gobierno en favor de la empresa privada, la Agencia de Protección Ambiental (E.P.A.) de la administración Trump anunció el jueves que planea deshacerse de las reglas federales sobre las emisiones de metano, que es mucho más contaminante que el carbono. Permitirá que los operadores de extracción de petróleo y gas se vigilen a sí mismos.

Como dice un viejo dicho popular, dar autoridad a las industrias que liberan gases de efecto invernadero, uno de los principales causantes del calentamiento global, es como “dejar la iglesia en manos de Lutero”, el monje agustino que hace 501 años cuestionó el rol de la Iglesia católica y comenzó el protestantismo. Las desregulaciones que propone la E.P.A. en gran medida tratan de evitar que el poderoso gas de efecto invernadero se filtre de los nuevos pozos, tuberías y otra infraestructura de dichas empresas.

Bajo la administración Obama, a través de la Ley de Aire Limpioel el gobierno federal tenía la autoridad para regular el metano sin tener que hacer primero una determinación detallada sobre qué era elegido como contaminante. Pero esa ley está siendo desafiada por la administración actual.

Si la propuesta de la E.P.A. tiene éxito, “ese cambio podría impedir que las futuras administraciones promulguen restricciones más estrictas sobre el metano”, reporta The Washington Post.

Como se recordará, pues ha sido ampliamente divulgado en este mismo espacio informativo, la administración Trump ya ha tomado varias medidas para limitar en el futuro la capacidad del gobierno de regular otros contaminantes, “incluidos los gases de efecto invernadero y una regla recientemente finalizada sobre las emisiones de dióxido de carbono de las centrales eléctricas”.

En concreto, la regla propuesta por la E.P.A. tendrá como objetivo “eliminar los requisitos del gobierno federal para que la industria del petróleo y el gas implemente tecnologías para inspeccionar y reparar fugas de metano, de pozos, tuberías e instalaciones de almacenamiento”, dice por su parte The New York Times.

Dicho plan de la E.P.A., “es una reversión particularmente notable porque las principales compañías de energía se han manifestado, de hecho, en contra de él; uniéndose a fabricantes de automóviles, empresas de servicios públicos y otros gigantes industriales que se han opuesto a otras iniciativas administrativas que buscan desmantelar el cambio climático y las normas ambientales”, sostiene la fuente.

En respuesta a los referidos planes de desmantelar tan importante medida de protección al medio ambiente, la Fiscal General de Nueva York, Letitia James fustigó en un comunicado a la administración Trump y la acusó de que “continúa sus desmesurados ataques contra el medio ambiente, esta vez con otro esfuerzo de la E.P.A. para eliminar las regulaciones vitales que combaten el cambio climático”

El metano, añadió James, es un gas de efecto invernadero extremadamente potente, y la industria del petróleo y el gas son las mayores emisoras de metano en Estados Unidos.

“No se equivoque”, advierte la fiscal a la administracion Trump, “purgar los controles sobre el metano contribuirá en gran medida al cambio climático y se sumarán a las inundaciones, incendios, tormentas violentas y otros peligrosos efectos mortales que el cambio climático nos está dejando cada vez más, afectándonos a cada uno de nosotros, a nuestras familias y a nuestras comunidades”

Y remató: “Continuaré usando todo el poder de mi oficina para luchar contra esto y las acciones de la administración Trump en su intento por dañar nuestro medio ambiente y nuestro futuro”.

Información básica y gráfica sobre el gas de vertedero. Foto: www.epa.gov.

Información básica y gráfica sobre el gas de vertedero. Foto: www.epa.gov.

Este debilitamiento de los estándares para regular el uso de metano “es el último intento de Trump en su marcha de retrocesos de la política ambiental, diseñado para aflojar las regulaciones sobre la industria”, dice el Times.

En tanto, Trump ha intentado abrir millones de acres de tierra pública y disponer de agua para la perforación, “incluido en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico”, y también “ha levantado una moratoria de la era de Obama sobre nuevos arrendamientos de minería de carbón en tierras públicas”.

Este mes por ejemplo, el Departamento del Interior completó un plan para debilitar la Ley de Especies en Peligro, como reportamos oportunamente aquí.

“Más adelante este año, la E.P.A. planea revertir las regulaciones de agua limpia que afectan los arroyos y humedales”, agrega la fuente, lo que “impide el crecimiento económico o mantiene a la nación dependiente de las importaciones de energía”, dice la agencia federal.

Erik Milito, vicepresidente del American Petroleum Institute, un grupo comercial que representa a la industria del petróleo y el gas, elogió la nueva regla y dijo: “Creemos que es una forma más inteligente de atacar las emisiones de metano”, (¡!).

Sin embargo, varias de las mayores compañías de petróleo y gas “han pedido a la administración Trump que endurezca las restricciones sobre el metano, no que las afloje”, y señalan que “fueron las compañías más pequeñas las que buscaron el debilitamiento de las reglas, argumentando que las inspecciones de fugas eran demasiado costosas”, concluye la fuente■

This entry was posted in Homepage Feature, Medio Ambiente. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo