Gobierno federal redirigirá presupuesto de la Defensa para el muro fronterizo

La seguridad primordial de los miembros del servicio militar son las familias y los aviones, dijo el coronel Stephen Snelson, de la base en el área de Tampa Bay, de La Florida, amenazada siempre por los huracanes de temporada. Foto: taskandpurpose.com.

La seguridad primordial de los miembros del servicio militar son las familias y los aviones, dijo el coronel Stephen Snelson, de la base en el área de Tampa Bay, de La Florida, amenazada siempre por los huracanes de temporada. Foto: taskandpurpose.com.

De la redacción

El presidente Trump está tomando el dinero de 127 proyectos de construcción militar después de que el Congreso se negara a financiar el muro fronterizo, órgano legislativo al que la Constitución política de Estados Unidos le otorga el poder de designar el gasto público.

El Departamento de Defensa hizo público el miércoles por la noche los detalles de los 127 proyectos de construcción militar en Puerto Rico, las Islas Vírgenes, que podrían perder fondos demorados para la recuperación del huracán María, pues serían canalizados al pago de 3 mil 600 millones de dólares “para pagar 175 millas de vayas en la frontera sur con México, dijo el Secretario de Defensa, Mark T. Esper según The Washington Post.

La lista de proyectos abarca desde una instalación de control espacial en la Base de la Fuerza Aérea Peterson, en Colorado; o campos de entrenamiento de armas en Mississippi, Oregon, Oklahoma, Wisconsin y Alaska; las calderas centrales de calefacción y centrales eléctricas que necesitan reparaciones en la Base Eielson de la Fuerza Aérea en Alaska. También hay un plan de 9 millones en la lista, para reemplazar una instalación de tratamiento para perros de trabajo en la Bahía de Guantánamo. Y nueve proyectos involucran renovar y reemplazar escuelas para niños militares en sus bases en Estados Unidos y en el extranjero.

Para hacerlo, El Pentágono se basó en una parte oscura del código de Estados Unidos que rige a los militares, conocida como la Sección 2808. Esta señala que “la ley permite al Secretario de la Defensa durante emergencias nacionales… aprovechar los fondos de construcción militar sin la aprobación del Congreso para proyectos necesarios de apoyo a las tropas”.

Esper consideró las barreras fronterizas necesarias para apoyar a las tropas que Trump desplegó en febrero en la frontera sur para ayudar a la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza durante la mayor afluencia de familias migrantes principalmente centroamericanas. Como se recordará, la disputa de Trump con el Congreso condujo al cierre más prolongado en la historia del gobierno estadunidense, que duró 35 días a finales de 2018 y principios de 2019.

La decisión sobre qué proyectos desembolsará fondos supone “un duro golpe para Puerto Rico, que verá cómo pierde más de 400 millones de dólares en proyectos ya planificados”, dice por su parte The Press Herald.

Carolina del Sur perderá casi 11 millones de dólares que habían sido designados a la construcción de una nueva estación de bomberos en una instalación militar local, para ayudar a financiar el muro fronterizo dice The State, una publicación electrónica de Michigan.

La decisión anunciada ayer por El Pentágono, de quitar fondos a la Estación Aérea de Infantería de Marina, Laurel Bay, en el condado de Beaufor, “contradice las garantías que otorgaron a principios de este año por los funcionarios electos republicanos de Carolina del Sur”, quienes aseguraron en su oportunidad que “no es probable que se toquen fondos federales para proyectos de construcción militar en el estado”.

El referido anuncio puso  en predicamentos a los aliados más firmes de Trump en Carolina del Sur, dice la fuente. Ya que están ocupados “preparándose para los estragos que ocasionará el huracán Dorian” en sus costas. Y le da municiones políticas al representante demócrata de Carolina del Sur, Joe Cunningham, cuyo distrito incluye la base de Beaufort y quien enfrenta una dura reelección en 2020.

Oficialmente El Pentágono dice que los proyectos afectados son “diferidos”, pero para que puedan seguir adelante en el futuro “el Congreso debe nuevamente financiarlos”. El líder del Senado acordó hacerlo en su proyecto ley de presupuesto anual para el Departamento de Defensa, “pero la Cámara de Representantes se negó a aprobar la medida”, en su versión del presupuesto, dice la publicación electrónica, The State.

La administración Trump también ha utilizado el presupuesto del Pentágono, en base a una ley antidrogas separada, 2 mil 500 millones de dólares para dirigirlos a la construcción del muro. Y está tomando 601 millones de dólares del fondo de decomiso de activos, del Departamento del Tesoro, para el mismo propósito.

Los demócratas han dicho que las acciones de Trump van en contra de la Constitución, que otorga el poder de designar el gasto público de la nación al Congreso, y no a la rama ejecutiva. Y señalan también que “abre la puerta a los presidentes posteriores para ignorar al Congreso cuando los legisladores se nieguen a financiar sus proyectos”.

Además, 1.16 millones de dólares de fondos para el campo de bombardeo militar Barry M. Goldwater, y una franja que separa el Refugio Nacional de Vida Silvestre Cabeza Prieta de México con cercas peatonales; otros 40 millones de dólares se destinarán a reemplazar un tramo de cercado de 1.5 a 2 millas a lo largo; y se gastará 1.27 millones de dólares adicionales “en un nuevo sistema de cercas, de 52 millas a lo largo del Río Grande, a las afueras de Laredo, Texas, sostiene el Post.

Vale recordar que durante su campaña por la presidencia de Estados Unidos Trump dijo que México pagaría por su proyecto de muro fronterizo. Depués dijo que el contribuyente, y ahora es El Pentágono■

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo