Gobierno federal podría cerrar si no incluye una Dream Act limpia al proyecto de gasto público

De la Redacción

Dreamers también tocan puertas del Capitolio en California. Foto: página de Chirla en Facebook.

Dreamers también tocan puertas del Capitolio en California. Foto: página de Chirla en Facebook.

Faltan sólo ¡dos días! para que el gobierno federal se quede sin dinero para el gasto público y solventar su deuda. Entonces tendrá que aprobar un proyecto de ley, que según las reglas del Senado necesita 60 votos para pasar en esa cámara. O sea que los republicanos necesitan la ayuda de al menos ocho senadores demócratas. Pero todo proyecto de ley de gasto que preserve las políticas antinmigrantes de Trump, como pedir dinero para fortalecer la maquinaria de deportación, construir el muro fronterizo con México, o prohibir la entrada de musulmanes y que no proteja a los inmigrantes indocumentados traídos cuando niños, es un voto para deportar a esos inmigrantes.

La publicación electrónica, Daily Kos dice que es primordial que los demócratas del Senado tomen una posición pública y dejen muy claro que “no están votando por ninguna ley de gasto gubernamental que no incluya una Ley Dream limpia.

El Foro Nacional de Inmigración, NIF, dice por su parte que para conocer el desenlace de la disyuntiva del gobierno, incluir una Ley del Sueño / Dream Act limpia, o cerrar el gobierno, los Soñadores o Dreamers tendrán que esperar hasta enero.

La derogación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, DACA, cuyos titulares pierden diariamente 122 de ellos esta protección desde que el gobierno de Trump rescindiera en octubre este programa continua la incertidumbre legal y emocional que hoy viven los Dreamers y su inminente deportación si no hay acuerdo.

Según el director ejecutivo de NIF, Ali Noorani, “A medida que los grupos bipartidistas desarrollan propuestas legislativas que relacionan las medidas de seguridad fronteriza con una solución de DACA, surge el consenso de que no habrá un acuerdo hasta mediados de enero”. Y eso, afirma el analista, “si los demócratas logran imponer su influencia en la decisión final”. Desde luego que eso no es ningún consuelo para los Dacamentados en el limbo, “ni para sus familiares y amigos que los quieren, trabajan con ellos y se preocupan por ellos”.

hunger-strike

Firmas encuestadoras como Quinnipiac, Marist, CBS News y la cadena televisiva CNN (con hallazgos casi idénticos), sostienen por su parte que el 83 por ciento de los encuestados y probables votantes del padrón electoral en general, y 67% de los republicanos específicamente, “apoyan que los Soñadores permanezcan en Estados Unidos”.

En tanto, fuera de Washington, D.C., el representante republicano del 5to Distrito en Carolina del Sur, Neal Collins presentó una legislación a la cámara baja para permitir a unos 6 mil 400 Dreamers de ese estado pagar la matrícula estatal en las universidades de Carolina del Sur, dice NIF. Lo hizo porque “negar a los niños que sólo conocen a Carolina del Sur como su hogar los mismos derechos de sus compañeros de clase tiene poco sentido frente a nuestros ideales estadunidenses”.

Por otro lado, “cuando el presidente Trump se mueve para limitar la inmigración legal, The New York Times señala que “algunas innovadoras aperturas encuentran que es más fácil progresar en Canadá que aquí en este país”, y que eso “podría ser bueno para Montreal, pero no sirve para nada al trabajador estadunidense”.

El esfuerzo que se pide a los demócratas del Senado no es mayor, sostiene Noorani, comparado con lo que están sufriendo cada hora los Soñadores, que arriesgan sus vidas protestando mientras son indocumentados. Además, “no sólo están protestando por sí mismos, sino por los casi 800 mil jóvenes inmigrantes que se enfrentan a la deportación debido a la derogación de DACA”.

Lo que están pidiendo estos jóvenes a los demócratas es que no cedan su voto sin que se incluya al proyecto de gasto público una Ley Dream limpia, “que expandiría las protecciones de los dacamentados a sus familiares y al resto de la comunidad inmigrante que ha vivido con el temor de la deportación bajo administraciones dominadas tanto por los propios demócratas como por los republicanos”.

Encuestas recientes muestran un gran apoyo al Dream Act y a los Soñadores y sus familiares. Foto: www.salom.com

Encuestas recientes muestran un gran apoyo al Dream Act y a los Soñadores y sus familiares. Foto: www.salom.com

Pero por supuesto, “eso no le importa al Partido Republicano ni a Trump, que claramente ya no trabajan para sus electores”, como pudimos ver esta madrugada con la aprobación de la ley de recortes impositivos que pasó en el Congreso –o que está a punto de pasar nomás la cámara baja resuelve esta misma tarde un trámite de procedimiento-, y que favorece escandalosamente a los multimillonarios y a las corporaciones, nacionales y multinacionales. Vale recalcar que muchos de los propietarios de estas corporaciones son extranjeros que disfrutarán de este asalto en despoblado, o despojo de la riqueza social “legalizado” a través del Congreso, arrancada a la clase media y trabajadora que paga sus impuestos en este país.

Pero “debería importarle a los demócratas”, dice Clarissa Miller, del Daily Kos. Y solicita a los estadunidenses que en estas últimas 48 horas restantes “llamen a sus congresistas y les pidan que anuncien públicamente su compromiso de votar en contra de cualquier proyecto de ley de gastos del gobierno que no incluya la Ley Dream Limpia de 2017”.

Graduadas universitarias buscan apoyo para la Ley del Sueño. Foto: Flicker.

Graduadas universitarias buscan apoyo para la Ley del Sueño. Foto: Flicker.

Para facilitar esta tarea, propone un texto que el usuario podría utilizar para llamar o enviar un mensaje electrónico a sus senadores, y que a continuación ofrecemos aquí:

“Hola, mi nombre es Fulano de Tal, y vivo en tal código postal (zip code). Es imperativo que -su Senador- se comprometa públicamente a oponerse a cualquier legislación de gasto gubernamental que no incluya una Ley DREAM limpia. La elección es clara: el Congreso votará para proteger a los Soñadores este año, o votarán para financiar su deportación. Un voto para un proyecto de ley de gastos este año sin protección para los Dreamers es un voto para deportar a los Soñadores. Gracias”.

En inglés:

Hello my name is XXX YYY, and I am from (your zip code). It is imperative that the Senator publicly commit to oppose any government spending legislation that does not include a clean DREAM Act. The choice is crystal clear: Congress will vote to protect Dreamers this year or they’ll vote to fund their deportation. A vote for a spending bill on this year without protections for Dreamers is a vote to deport Dreamers. Thank you”.

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo