Galería de la Raza, legado artístico que resistirá al desalojo de La Misión II

En un mitin a las afueras de la Galería de la Raza donde la directora, Ani Rivera explica los términos del desalojo de ese icónico espacio. Foto: 48hills.org.

En un mitin a las afueras de la Galería de la Raza donde la directora, Ani Rivera explica los términos del desalojo de ese icónico espacio. Foto: 48hills.org.

De la redacción

II

En medio de un proceso global de gentrificación que revitaliza el entorno urbano mediante la renovación y el cambio demográfico, el barrio de La Misión vio llegar las olas de nuevos habitantes provocadas por la revolución tecnológica: trabajadores técnicos altamente calificados y con altos salarios, los “techies”, que obligaron a los viejos inquilinos del vecindario a salirse de esa zona de la ciudad que llamaron por tanto tiempo su hogar. Estos dolorosos desplazamientos humanos consumaron frente a nuestras propias narices la “legalización” de un despojo. La gentrificación de La Misión es uno de estos despojos despiadados. Línea Abierta continúa la plática aquí con residentes de la comunidad artística y en general de La Misión, que mantienen la lucha y dan continuidad al legado cultural de la Galería de la Raza de cara al futuro. Esta segunda entrega de la reseña es parte también de nuestra serie especial sobre Desplazamiento de Barrios, Gentrificación y Crisis de Vivienda, financiada parcialmente por la Fundación San Francisco.

En área de la bahía de San Francisco de por sí el costo del alquiler de la vivienda se ha disparado hasta convertirse en uno de los más altos en Estados Unidos. Los residentes establecidos del Distrito de La Misión ven que la gentrificación elimina a los residentes “menos ideales”, es decir, con menos poder adquisitivo, para dar paso a la comunidad tecnológica en la zona.

Presentación del libro “Mucha Muchacha, Too Much Girl

Presentación del libro “Mucha Muchacha, Too Much Girl”, de Leticia Hernández en la Galería de la Raza. Foto: Galería de la Raza.

Leticia Hernández Linares, reconocida poeta y educadora que dedica parte de su obra poética a los desalojos y quien participó en el encuentro épico de poetas salvadoreños y estadunidenses del famoso Festival Smithsonian en 2014, es vecina de La Misión y con una larga relación de trabajo con la Galería de la Raza.

Pues bien, Hernández fue parte también de uno de estos desplazamientos humanos derivados de la gentrificación, que con mucha frecuencia trae a su vez el abuso de los propietarios o caseros que rentan vivienda en ese vecindario históricamente poblado por latinos que ha sido La Misión de San Francisco.

En la plática con Chelis López, conductora de Línea Abierta, en un tono anecdótico Hernández compartió pasajes de su propia experiencia como desplazada; y del desalojo de la Galería de la Raza, lo que incluye en casos como este la necesidad de contratar un abogado, dice, para defenderse de los abusos o enfrentar la indiferencia de las autoridades del ramo, y en ocasiones la ineficiencia de algunas organizaciones de defensa de la comunidad.

En la conmemoración de los 40 años de existencia de la Galería Raza se presentó el poeta, dramaturgo y performancero chilango-chicano, Guillermo Gómez-Peña. Foto: Galería de la Raza.

En la conmemoración de los 40 años de existencia de la Galería Raza se presentó el poeta, dramaturgo y performancero chilango-chicano, Guillermo Gómez-Peña. Foto: Galería de la Raza.

Con frecuencia estas historias se ven atravesadas también por el prejuicio racial, señala Hernández, quien sin embargo ha decidido quedarse en el vecindario a manera de resistencia.

“Para mí la Galería de la Raza es mi hogar artístico. Donde nací como artista. En los 90 llegué y primero participé con Guillermo Gómez-Peña… en una etapa de mi desarrollo artístico concentrada en el performance… todavía estaba escribiendo poesía pero estaba experimentando. Era un tiempo en que me estaba encontrando como artista”.

Escuche:


Después de décadas de vivir en apartamentos con alquiler controlado, los residentes tradicionales de La Misión se ven obligados a abandonar sus hogares. Un número cada vez mayor de inquilinos recibe con frecuencia notas en las puertas que les ordenan desalojar su apartamento porque éste va a ser convertido en condominio.

A consecuencia de esto la población principalmente latina del Distrito de la Misión está disminuyendo gradualmente. Los sonidos de la música latina tradicional, las tortillas calientes y el lenguaje en español, comúnmente escuchado en esas aceras y comercios también están disminuyendo lentamente. No deja de ser una pérdida.

-Aunque la Galería de la Raza ya no está en la calle 24th… ¿Cuál sería el impacto si tuviera que irse de La Misión? – pregunta López.

Escuche:

Marcha por La Misión, contra los desalojos de vivienda y desplazamientos. Foto: Latin Bay Area.

Marcha por La Misión, contra los desalojos de vivienda y desplazamientos. Foto: Latin Bay Area.

“Es ya una tradición, el que haya una presencia latina en San Francisco”, en La Misión, dice Hernández. “De esto se trata. No se trata sólo de una ‘cosa’. No es solamente para entretener y festejar. Se trata de ideas, y de preguntas y críticas… o sea que el arte y los eventos que han pasado ahí –en la Galería de la Raza- el desarrollo de la visión de la organización, han ofrecido a la ciudad un entendimiento complejo de qué se trata la latinidad”.

Por último, Lou Dematteis, fotógrafo y video documentalista, creador de The Other Barrio, San Francisco, California, platica brevemente aquí con Chelis López sobre la historia del barrio de La Misión; de los inicios de la Galería de la Raza y de su propia experiencia documentando todo este proceso de gentrificación que da comienzo con un gran incendio, dice, y que ha sido abordado en la primera y segunda entregas de la reseña. Su relación con la Galería se remonta a 1978, cuando conoció a uno de sus fundadores emblemáticos, René Yañez, cuya misión era desarrollar un espacio comprometido con la justicia social, dice Dematteis.

Escuche:

HOMEY Mural en la 24th y Capp de La Misión. El mural celebra las realidades biculturales de los jóvenes latinos: los lowriders navegan junto con los

HOMEY Mural en la 24th y Capp de La Misión. El mural celebra las realidades biculturales de los jóvenes latinos: los lowriders navegan junto con los “raspadores” de hyphy, los pachucos y la mezcla de Mac Dre, y las letras en graffiti hacen la misma afirmación que los carteles del Orgullo Marrón de serigrafía de la década de 1970.

Download
This entry was posted in Arte en las correccionales, Homepage Feature. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo