Fiscalía de Nueva York demanda a Trump por amplias violaciones a la ley

Familia Trump y el presidente, demandados por la Fiscalía General de Nueva York, que los acusa de violar leyes federales y locales a través de ilegales prácticas de triangulación financiera a través de instituciones caritativas. Foto: www.dailynews.com.

Familia Trump y el presidente, demandados por la Fiscalía General de Nueva York, que los acusa de violar leyes federales y locales a través de ilegales prácticas de triangulación financiera a través de instituciones caritativas. Foto: www.dailynews.com.

De la redacción

La Procuradora estatal de Nueva York, Barbara D. Underwood anunció una demanda contra la fundación Donald J. Trump y su junta directiva por violaciones extensas y persistentes del derecho estatal y federal. La demanda busca la restitución de multas por 2.8 millones de dólares. La Procuraduría estatal envía cartas de recomendación al Servicio de Rentas Internas (IRS) y a la Comisión Federal Electoral para una mayor investigación y para ejercer acción penal contra Trump y su familia.

La demanda de la Fiscalía General de Nueva York, sometida ante la Suprema Corte del estado en Manhattan, a la luz de “prácticas ilegales y falta total de supervisión” busca disolver la Fundación Donald J. Trump y el Colegio de Abogados Donald J. Trump, así como “excluirlo a él y a sus hijos de las juntas sin fines de lucro”. Acusa a la Fundación Donald J. Trump y a la familia Trump de “persistentes violaciones a las leyes de financiamiento de campaña, y autointercambio y coordinación ilegal de fondos con la campaña presidencial”, dice un comunicado de la Fisccalía General de Nueva York.

“Donald J. Trump, Jr., Ivanka Trump y Eric Trump observan un patrón de conducta ilegal persistente, que ocurre durante más de una década e incluye extensa coordinación política ilegal últimamente con la campaña presidencial de Trump, transacciones repetidas y deliberadas de autopartidas financieras en beneficio de los intereses personales y comerciales del presidente, y violaciones a obligaciones legales básicas para fundaciones sin fines de lucro”, alega la demanda.

La Procuradora General inició un procedimiento especial para disolver la Fundación Trump bajo supervisión de la Corte Suprema y obtener una restitución de 2.8 millones de dólares y sanciones adicionales. Y “Busca la prohibición por diez años de futuros servicios como los que ha venido realizando Trump como director de una organización sin fines de lucro de Nueva York, y un año para cada uno de los otros miembros de la junta directiva: Donald Trump Jr., Ivanka Trump y Eric Trump”.

Underwood también envió hoy cartas de recomendación al Servicio de Rentas Internas (IRS) y a la Comisión Federal Electoral, “identificando posibles violaciones a las leyes federales, a fin de realizar una investigación más profunda y ejercer acción penal por parte de las referidas agencias federales”.

La demanda culminó una investigación de casi dos años a la organización benéfica de Trump, que se convirtió en “un tema de escrutinio durante y después de la campaña presidencial de 2016. Si bien se supone que estas fundaciones se dedican a actividades caritativas, lademanda afirma que Trump solía usar estos fondos caritativos para resolver demandas legales contra sus diversos negocios, incluso gastando 10 mil dólares en un retrato de Trump colgado en uno de sus campos de golf”, dice por su parte The New York Times.

Un vistazo al tráfico de correo electrónico de Trump con su gerente de campaña, Corey Lewandowski, quien dirige sus gastos, revela que se siguió haciendo mal uso de los fondos de la fundación Trump “a pesar de que tales fundaciones están explícitamente prohibidas de actividades políticas”. Además, durante la campaña presidencial de 2016, “la fundación se convirtió en un brazo virtual de la campaña de Trump”, dice la fuente.

La acción de la Fiscal General también puede envalentonar a los críticos que han acusado a Trump de “burlarse de las normas legales”, pues Trump ha sugerido que “podría perdonarse a sí mismo en la investigación” que le sigue el Fiscal Especil, Robert Mueller, en investigación que se sigue a Trump por alegada colusión de su campaña con Rusia, para conseguir la presidencia de Estados Unidos.

“Como revela nuestra investigación, la Fundación Trump era poco más que una chequera para pagos del Trump o sus negocios a organizaciones sin fines de lucro, independientemente de su propósito o legalidad”, dijo Barbara Underwood, tras llevar apenas un poco más de un mes en su trabajo. “Esta no es la forma en que las fundaciones privadas deberían funcionar y mi oficina tiene la intención de responsabilizar a la fundación Trump por su uso indebido de los bienes caritativos”.

Trump tuvo un largo enfrentamiento con el predecesor de la Fiscal Underwood, Eric Schneiderman. Semanas después de las elecciones de 2016, la oficina de Schneiderman emitió un “aviso de violación” a la fundación, “que ya había provocado la necesidad de vigilancia sobre sus prácticas, y le ordenó que dejara inmediatamente de solicitar donaciones de caridad en el estado”; pero Trump ignoró la petición de la Fiscalía General de Nueva York, concluye el Times

This entry was posted in Homepage Feature, Política y Elecciones. Bookmark the permalink.