Faltan latinos en los libros para niños

learning-together-three-happy-young-school-kids-16716189Cerca de 13 millones de los alumnos de las escuelas públicas de la nación son latinos, lo que equivale a un cuarto de todos los estudiantes del kinder a la preparatoria. Pero algunos papás, maestros y bibliotecarios se quejan de que los niños latinos raramente se ven reflejados en los personajes y las historias de los libros infantiles. José Luis Buen Abad visitó una biblioteca en Seattle, Washington, para investigar el problema. Este reportaje es parte de la serie “Hablando de la Raza”.


Adriana Estrada viene con sus hijos gemelos de 8 años a la biblioteca pública de su vecindario en Seattle dos o tres veces a la semana. Ella quiere que sus hijos crezcan bilingües y busca leerles libros en español.

“Pues porque todo el día están inmersos en el inglés… Mi misión era tratar de conservar el español. Y no solamente hablado sino que lo leyeran, porque el ser bilingüe desde mi punto de vista implica hablarlo, leerlo y escribirlo”, afirma Adriana.

En Seattle, 1 de cada 8 alumnos es latino, y en la nación, 1 de cada 4 alumnos lo es. Sin embargo, rara vez su cultura, su idioma y sus experiencias diarias se ven reflejados en los libros que leen. Teresa Luengo es especialista en materiales en español del sistema de bibliotecas públicas aquí en el Condado de King.

“El factor cultural no sólo es el lenguaje, ¿verdad? Es las (sic) características del personaje. Es uno de los grandes retos, que los niños, digamos, desde chiquititos digan: ‘Fíjate, me parezco a este niño, éste es mi cuento y ésta es mi historia’, ¿no?”, dice Luengo.

El Centro Cooperativo del Libro Infantil, que mantiene estadísticas acerca de la raza de los autores y los personajes en libros infantiles, reportó que de 3 mil 400 libros para niños del año pasado, sólo 66 libros eran acerca de los latinos, y de esos, sólo 59 fueron escritos por autores latinos.

“Entonces es un porcentaje muy pequeño, cuando vemos las estadísticas, que dice que el 25 por ciento de los niños que van a las escuelas es de origen latino… La mayoría de los libros los están escribiendo autores digamos anglos”, insiste la especialista.

Una escritora local de ascendencia mexicana está visitando hoy la biblioteca. Ella es María de Lourdes Victoria.

“La diversidad es tal de los estudiantes que asisten a las escuelas, y la literatura que habla sobre esos niños es tan escasa, de tal manera que tú te encuentras con muchos cuentos donde el protagonista es anglosajón y no refleja la identidad de los niños a los que están enseñando en sus salones de clases”, señala María de Lourdes.

Victoria ha escrito varios libros bilingües para niños sobre perros y gatos, abuelas y nietos. En ‘Aventura en el cielo’, por ejemplo, la abuela lleva a su nieto a jugar en el cielo con los planetas, las estrellas y los cometas.

Para Victoria, traducir los libros escritos en inglés no es suficiente:

“Puedes agarrar un texto infantil, traducirlo, ¿qué tanto refleja la realidad y la cultura auténticamente de este niño o niña que son protagonistas en la historia?”

Si los niños no se ven en las historias que leen, pueden pensar que sus costumbres y sus valores no son igualmente importantes como las de los niños anglosajones. Y también puede ser que no se interesen tanto en leer.

María de Lourdes:

“A los pequeños, entre más temprano se lee y se le fomenta el hábito de la lectura, los niños tienen una mejor experiencia académica, tienen más creatividad y les vaya bien en las escuelas”

Pero no es suficiente que los personajes sólo sean latinos, dice Adriana Estrada, la mamá de los gemelos. Estrada dice que hay una falta de variedad en los libros en español:

“Me gustaría tener otros títulos también, que no fueran solamente de nuestras costumbres como latinos, sino cosas que los niños esperan que los sorprenda; de aventuras, no sé, del espacio, de los animales, este tipo de historias en español no son tan frecuentes”

La autora, María Victoria dice que los papás como Estrada tienen que alzar la voz. La falta de libros en español y escritos por autores latinos, dice, ocurre en parte porque la industria editorial no ha respondido a la necesidad de los lectores.

María de Lourdes:

“Aquí lo que pasa es que la industria es un poco como la gallina y el huevo. Los editores se quejan de que no hay consumo, que no hay lectores que leen en español y los lectores se quejan de que no hay literatura para sus hijos, sus nietos, sus sobrinos”

Por lo pronto, los niños de Adriana sí están consumiendo la literatura que les gusta■

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino, desde Seattle, Washington, José Luís Buen Abad.

Download
This entry was posted in Arte y Cultura, Educación, Homepage Feature. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo