Fallece jurista Cruz Reynoso, defensor de los pobres del campo y las comunidades de color

El juez Cruz Reynoso, primer magistrado latino en la Corte Suprema de California murió esta semana a la edad de 90 años. Durante su carrera jurídica, de más de seis décadas, se distinguió por litigar en defensa de los trabajadores agrícolas y las comunidades pobres y de color; y recibió múltiples reconocimientos, entre ellos la Medalla Presidencial de la Libertad. Siendo miembro de la Comisión Nacional de Derechos Civiles y como catedrático de derecho, el juez Cruz Reynoso (CR) muchas veces ofreció al programa Línea Abierta su análisis legal y político. Compartimos aquí algunos segmentos de archivo, en distintas pláticas del distinguido juez con Samuel Orozco (SO), Director de Noticias de Radio Bilingüe.


CR: El gobierno federal, en realidad, ha tenido un programa para invitar a que vengan a este país. Porque trabajan duro, no se les paga gran cosa, etcétera. Me acuerdo que cuando hubo la tragedia en Nueva Orleans, verdad, el presidente indicó que iba a dar instrucciones a los oficiales de Inmigración, que no aplicaran esas leyes porque necesitábamos trabajadores para recuperar la ciudad de Nueva Orleans, después de Katrina. Entonces, tenemos hasta el presidente de Estados Unidos indicando que necesitamos a esas personas aquí. Y luego de repente, por motivos políticos, verdad, ya los consideran muchas personas que los indocumentados son criminales, que tenemos que tener esa cerca en medio de los Estados Unidos y México, etcétera. Todo es me parece mal hecho. Debemos tener un programa, en el cual, de una manera cooperativa con México y Centroamérica, les ayudemos con los asuntos de la economía. Para que la gente se pueda sostener en esos países y no tengan el deseo, digamos, de migrar a este país sin documentos.

SO: La Comisión de Derechos Civiles acaba de publicar un informe en el que señala que el Acta Hava (Help America Vote (2002), ni pasó a tiempo, ni entró en vigor a tiempo, y que eso amenaza con lesionar los derechos de los ciudadanos. El reporte se detiene para analizar en detalle la intimidación de votantes de color. Esta es una vieja arma que recuerda los tiempos de la segregación, y que, nos dice, sigue vivita y coleando.

-¿Qué formas modernas de intimidación halló la Comisión?

CR: Pues, ha habido un programa en muchas partes, en el cual se exageran los requerimientos para votar. Señalando por ejemplo que la persona no puede tener deudas (risa) para poder votar. Además de eso, vimos en La Florida y hemos visto en muchas partes que inclusive en esos condados que por ley federal debe tener la capacidad el   votante de votar en su propio idioma. Digamos, sea español, francés o lo que sea. Y que la ley insiste en que se presente esa posibilidad a cada votante. Vimos de nuevo a base de los exámenes y los servicios que celebramos, que no se llevó a cabo ni La florida ni en otras partes del país.

El pueblo latino, el mexicoamericano y otros latinos tienen que activarse mucho más en el civismo de este pueblo. Y también en la educación formal. Yo estoy como profesor de leyes aquí en la Universidad de California en Davis, y veo día tras día que se hacen aplicaciones para estudiar leyes. Y desgraciadamente muchos de los latinos no tienen los antecedentes  para que los acepten aquí en la Facultad de Derecho. Y eso tiene que ver desgraciadamente con la educación que tenemos, desde el kínder garden hasta la secundaria. Y tenemos que tener algo mucho mejor para todos los niños de California, especialmente para los latinos. Eso requiere recursos, y conseguir los recursos se puede llevar a cabo sólo si el pueblo está de acuerdo. Y por eso tenemos que activarnos mucho más políticamente. Para responder a las necesidades del pueblo. Desgraciadamente todavía resulta que el porcentaje de latinos que votan, por ejemplo, en general es un en un porcentaje menor que el de los negros y el de los anglos. Por eso tenemos que activarnos mucho más en la política para que responda el gobierno■

Escuche la Edición Semanaria Completa:

Download
This entry was posted in Historia, Homepage Feature, Inmigración, Política. Bookmark the permalink.