Expectativa en Texas ante reautorización de ley federal de justicia juvenil

Joseph Gutheinz, Abogado Defensor que peleó por un menor de 14 años de edad, que enfrentaba la posibilidad de haber sido registrado como ofensor sexual. Foto: Portal electrónico Direct Action Texas.

Joseph Gutheinz, Abogado Defensor que peleó por un menor de 14 años de edad, que enfrentaba la posibilidad de haber sido registrado como ofensor sexual. Foto: Maiana Pineda.

La ley federal que ha venido protegiendo a los jóvenes menores de edad internados en el sistema de justicia penal desde 1974 fue finalmente reautorizada. La reautorizada ley busca reducir el número de procesados jóvenes que están internados en cárceles para adultos, no encarcelar a menores de edad por ciertas infracciones, y tratar el problema de los desproporcionados números de jóvenes latinos y afroestadunidenses que abarrotan el sistema penal. En Houston, Mariana Pineda reporta sobre el impacto de esta ley en Texas, uno de los pocos estados donde se juzga como adultos a jóvenes delincuentes de 17 años de edad. Este reporte forma parte de nuestra serie especial sobre el sistema de justicia penal, realizada en colaboración con The Justice Collaborative y con fondos parciales de la Fundación Public Welfare.


Jay Jenkins, abogado de la Coalición por la Justicia Criminal de Texas en evento con clérigos y abogando por la justicia juvenil. Foto: Mariana Pineda.

Jay Jenkins, abogado de la Coalición por la Justicia Criminal de Texas en evento con clérigos y abogando por la justicia juvenil. Foto: Mariana Pineda.

No tenía la edad suficiente para adquirir un permiso de conducir. Era muy joven para poder votar, y estudiaba en el séptimo grado; pero siendo un joven texano de apenas 14 años de edad, pudo haber quedado registrado de por vida como ofensor sexual, dice su abogado Joseph Gutheinz.

¿Su delito? Tuvo relaciones sexuales con su novia, de entonces 12 años de edad y estudiante del sexto grado de primaria. En el encuentro no hubo violencia ni amenazas; fue un acto de consentimiento mutuo. Gutheinz, recuerda la agonía del adolescente y su familia:

Estamos hablando de que pudo ser puesto en la lista de ofensores sexuales y así destruirle la vida

En Texas existe la Ley de Romeo y Julieta, que no penaliza una relación sexual consensuada si el joven tiene 17 años, su pareja sexual es un máximo de 3 años menor que él, y no está registrado como ofensor sexual. Sin embargo, a pesar de que el cliente del abogado Gutheinz sólo tenía 14 años, esta ley no lo protegía.

Joseph Gutheinz, Abogado Defensor del joven que enfrentaba la posibilidad de registrarse como ofensor sexual. Foto: portal Direct Action Texas.

Joseph Gutheinz, Abogado Defensor del joven que enfrentaba la posibilidad de registrarse como ofensor sexual. Foto: Mariana Pineda.

Típicamente un joven de 17 años con una jovencita de 14 no tienen mayor problema, pero los adolescentes más jóvenes no cuentan con el mismo tipo de medidas de seguridad que tienen los adolescentes mayores

Después de meses de litigio, finalmente el inculpado, un joven anglosajón que hoy en día tiene 16 años, recibió un veredicto favorable.

Afortunadamente, cuando presentamos el caso ante el juez, determinó que el caso quedaba anulado

Pero hay muchos casos donde los jóvenes enjuiciados no tienen la misma suerte. Jay Jenkins es abogado de la Coalición por la Justicia Criminal de Texas:

“Texas es uno de los cuatro estados que tratan a jóvenes de 17 años como adultos”, dijo Jenkins.

El abogado Jenkins es un estudioso de las desigualdades de un sistema judicial que castiga con ‘mano dura’ a infractores menores de edad, especialmente si no son anglosajones. Asegura que esta desigualdad debilita la credibilidad de un sistema que pregona que todos son iguales ante la ley:

La raza es un gran problema cuando se trata de procesar a los jóvenes de 17 años. Los afroamericanos e hispanos tienen muchas más probabilidades de ser procesados a los 17 años que los blancos con la misma edad”.

Representante demócrata, Harold Dutton, creador del proyecto de Ley HB 344. Foto: Mariana Pineda.

Representante demócrata, Harold Dutton, creador del proyecto de Ley HB 344. Foto: Direct Action Texas.

Según el Departamento de Justicia en Texas, en octubre de 2015 cerca de 14 mil jóvenes latinos menores de edad estaban encarcelados. El problema llamó la atención del legislador estatal demócrata, Harold Dutton. Hace 5 años presentó éste el proyecto de ley HB 344, para elevar un año, hasta los 18, la edad para que un joven que cometa un delito y sea juzgado como adulto.

Se oye sonido ambiente de una sesión en la Cámara de Representantes…

Sin embargo, la propuesta se estancó por varios años en la Cámara de Representantes estatal, señala el abogado Jenkins.

Ha estado aquí hace cinco años, desde entonces la legislatura se ha negado a pasar el proyecto de ley

El año pasado la propuesta HB 344 finalmente fue aprobada por dicha cámara con apoyo bipartidista, pero fue congelada en el Senado estatal.

En la última sesión legislativa, la Cámara aprobó el proyecto de ley, pero fue el Senado el que decidió que ni siquiera tendrían una audiencia”, señaló Jenkins.

Según este abogado, pesa mucho la oposición del vicegobernador, Dan Patrick, y del presidente del Comité de Justicia Penal del Senado, John Whitmire, así como de la asociación de fiscales estatales.

Se escucha ambiente del momento de la firma…

Con los reflectores nacionales y apoyo bipartidista, en diciembre pasado el presidente Donald Trump firmó el Acta del Primer Paso, que reduce las sentencias mínimas a los presos federales.

Katy Otto, vocera de la organización Juvenile Law Center. Foto: del sitio web del Juvenile Law Center.

Katy Otto, vocera de la organización Juvenile Law Center. Foto: del sitio web del Juvenile Law Center.

Ese mismo mes y sin mucho alarde, ambas cámaras del Congreso reautorizaron la Ley de Justicia Juvenil y Prevención del Delito, aprobada por primera vez desde hace 45 años, que ponía énfasis en educación y rehabilitación de los menores presos. Pero tenía más de una década de frustrados intentos para actualizarla.

Según la analista, Lucía Bragg, entre otras cosas, la fortalecida legislación prohíbe encarcelar a menores en prisiones para adultos; autoriza fondos para tutoría, programas sobre consumo de alcohol, drogas y salud mental, y requiere que los estados que reciban los fondos, identifiquen y corrijan las disparidades raciales.

Por su parte Katy Otto, vocera del Centro de Derecho Juvenil, considera que al ser muy flexible dicha legislación federal pudiera destrabar el controvertido asunto sobre el aumento de la edad para menores infractores.

Deja que los estados determinen el rango de edad para el sistema juvenil”, dijo.

La importante reforma al sistema de justicia juvenil es muy poco conocida y comentada en Texas, incluso por legisladores como el demócrata Harold Dutton, quien a principios de abril nuevamente presentó su proyecto para aumentar a 18 años la responsabilidad penal de los menores infractores:

Me quedo esperanzado… seguiremos luchando

La HB 344 ya fue calendarizada en la actual sesión legislativa de la Cámara de Representantes estatal.

Para la Edición Semanaria del Noticiero Latino, desde Houston, Texas, Mariana Pineda.

Escuche la Edición Semanaria Completa:

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración, sistema de justicia criminal. Bookmark the permalink.