¿Escisiones en el partido del elefante?

tuesday-673x324Marco Vinicio González

Noticiero Latino

 

Algunas firmas encuestadoras -aunque de pronóstico reservado- han dicho que la composición de la fuerza política en el Congreso federal no variará significativamente, no por lo menos como sucedió en la elección de 2010, que favoreció a los republicanos. En el plano presidencial, advierten algunos peligros que se erigen en torno a ciertos temas sobre todo para el partido del elefante en 2016. Uno de ellos es la migración, que viene a cargar la balanza hacia la mala reputación de los republicanos como el partido de la obstrucción, o por lo menos de la inacción. En las elecciones de noviembre, el tema de la inmigración no tendrá sin embargo mucho peso para republicanos con distritos electorales de bajo perfil inmigrante o latino; gracias a una labor de zapa en las últimas dos décadas, dicen expertos, en las que ha venido operando más o menos calladamente este partido para mover a modo las líneas distritales. Esto pudiera ser cierto para noviembre, pero quién sabe si para 2016. Así comienzan a expresarlo algunos políticos republicanos, preocupados por la imagen que está proyectando de su partido el ala ultraconservadora e “intransigente” de esta institución política, conocida como el Tea Party. Pero al margen de cuál de estas dos tendencias dentro del mismo partido tenga razón, lo cierto es que con la proximidad de las elecciones, aun de las de noviembre, comienza a notarse una creciente fisura en sus filas.

El día de hoy, el líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell y otros 21 senadores republicanos acusan al presidente Obama de “no tener en cuenta el estado de derecho ni la Constitución”, por considerar siquiera la posibilidad de hacer cambios administrativos en la política de deportaciones de la nación, según ha trascendido en la prensa. Se refieren a las más recientes recomendaciones que el Presidente ha girado al secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Jeh Johnson para que haga cambios en las políticas de inmigración, dada la fuerte y creciente presión que está imponiendo la comunidad inmigrante (mayormente latina) y sus simpatizantes sobre Obama y los demócratas, para que el Ejecutivo actúe por su cuenta y detenga las deportaciones. Es decir, limitar las deportaciones de inmigrantes que están aquí ilegalmente, pero que tienen poco o ningún antecedente penal. Porque como dijera el ex gobernador de La Florida, cruzar la frontera sin papeles no es un delito, sino “un acto de amor”; aunque claro, esto está por verse, y es todavía una asignatura pendiente –y urgente-, de legisladores, juristas y de la administración definir este concepto.

The New York Times cita una carta de dichos senadores donde señalan que los cambios bajo consideración ascenderían a “casi el abandono total de la aplicación básica de las leyes de la inmigración”. Aunque por supuesto no mencionan sus monumentales esfuerzos por obstruir el avance en la Cámara baja para una votación sobre la reforma migratoria.
En la referida carta, distribuida por el republicano de mayor jerarquía en el Comité Judicial del Senado, Charles Grassley, se pone de relieve el riesgo político que conlleva, y que los republicanos están aprovechando, la crítica a el último ejemplo de “extralimitación presidencial”.

En tanto, los republicanos de la Cámara baja persisten en su labor obstruccionista contra la reforma migratoria. No obstante, varias figuras importantes de este partido están manifestando sus opiniones en torno al imperativo político que el tema representa, y están intensificando sus críticas a la obstrucción republicana, dice un compendio de opinions de distinguidos republicanos, emitido en un comunicado de La Voz de América (America’s Voice).

El ex representante Tom Davis (R-VA), anterior presidente del Comité Nacional Republicano del Congreso (NRCC), se expresó sobre el tema de esta manera: “El statu quo es completamente inaceptable. Hacer nada es una opción, pero una muy muy mala opción. Mientras más pronto enfrentemos este problema es mejor. Políticamente para los republicanos este es un tema que se tiene que resolver… El proyecto del Senado al menos era una pieza trabajada que abordó algunos de los temas y ayudó a mantener el diálogo. Pero tener esto suspendido está dañando a los republicanos electoralmente”

Davis afirma que con una creciente población inmigrante legal registrándose para votar, los republicanos necesitan dejar este tema atrás y continuar con otros asuntos. “Hay grupos que ni siquiera están mirando hacia el partido, a pesar de que en muchos casos se acomodan perfectamente bien a la cultura y economía republicanas, simplemente porque ven al partido como uno que no les da la bienvenida”.

El senador Bob Dole (R-KS), ex líder de la mayoría del Senado y nominado presidencial republicano, está utilizando una gira en su estado natal para subrayar cómo el Partido Republicano ha descarrilado en inmigración y otros temas. Citado por la pulicación, Politico, Dole “apuntó a su propio partido, argumentando que los republicanos necesitan arreglar sus divisiones internas y aprender a ‘dar un poco para recibir mucho’. Expresó su consternación por el fracaso del Congreso en aprobar la reforma migratoria, y dijo que el próximo candidato presidencial republicano debe ser ‘alguien con un programa’”. Y agregó que el Partido Republicano “no puede estar en contra de todo… Debemos de tener un programa con visión de futuro, así sea en el tema migratorio o relaciones internacionales o educación”.

Por su parte, Dennis Hastert (R-IL), ex presidente de la Cámara Baja, apareció en un evento pro reforma en Illinois el día de ayer y dijo, de acuerdo con el referido comunicado, “Hay mucha gente que ha venido aquí sin documentación y necesita ser parte de esta nación. Necesitamos ser capaces de darles legitimidad”. Como es sabido, Hastert fue uno de los más prominentes republicanos que se rebeló contra la llamada “Regla Hastert”, uno de los ‘mandamientos’ de este partido, que implica llevar legislación al pleno de la Cámara baja sólo si se cuenta con el apoyo de la mayoría. “La Regla Hastert –dijo-, nunca existió realmente. Es algo que no es formal en lo que a mí respecta… La verdadera Regla Hastert es 218 (votos)”.

Por último, continúa America’s Voice, un nuevo informe no partidista, del Instituto Carsey de la Universidad de New Hampshire pone de relieve el peligro político que enfrenta el Partido Republicano. Chris Cillizza, de The Washington Post escribe que “los republicanos tienen un problema demográfico. Y se va a hacer más y más complicado, a menos que encuentren la manera de mejorar sus cifras entre los hispanos”. Y es que la realidad da clara muestra de “cuán rápido la población minoritaria está creciendo entre la gente joven -que tiene menos de 20 años-, aun cuando el crecimiento en ese mismo grupo de edad entre los blancos está básicamente estancado”. En 1990, 32 por ciento de la población más joven de 20 años era de la minoría, y fue incrementándose a 39% en 2000, y para julio de 2012 ya era el 47% de los 82.5 millones de personas menores de 20 años en Estados Unidos”. La concentración de población joven minoritaria en el suroeste y en el sur significa que estados como Texas y Arizona, así como Georgia y Carolina del Sur -los cuales han sido bastiones conservadores a nivel presidencial durante décadas- “podrían estar en peligro real para el partido a mediano y largo plazo”, sostiene Cillizza.

Por razones de espacio dejamos para otra entrega los temas de la mujer y sus derechos, atacados sistemática y sostenidamente por los republicanos; el aumento del salario y la equidad en el pago entre los géneros, y la popularidad que irá adquiriendo irremisiblemente la Ley de Salud Costeable, que incluso para noviembre podría muy bien contar con unos 10 millones de usuarios, muchos de ellos jóvenes, como hemos visto últimamente, que influirán en el costo de las primas, y muy posiblemente se afianzará como un derecho y una realidad cotidiana para entonces. Otro peso enorme para los republicanos, que se juegan en esto una de sus principales cartas.

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración, Política y Elecciones. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo