En pocos años, los Baby Boomers no tendrán quien los cuide a domicilio

 Arnulfo de la Cruz, Vicepresidente de SEIU en 2015 da la bienvenida al foro que organizaron junto con AARP y Milken Institute.

Arnulfo de la Cruz, Vicepresidente de SEIU en 2015 da la bienvenida al foro que organizaron junto con AARP y Milken Institute.

Se calcula que en poco más de una década, nueve millones de californianos de la generación de los llamados Baby Boomers serán mayores de 65 años. Muchos necesitaran atención médica prolongada, servicio que muchas veces es proporcionado en casa. Para ello, se necesitarán 200 mil trabajadores especializados. Sin embargo, aunque urge, hasta la fecha no hay un plan para capacitarlos. Por eso, un grupo sindical de trabajadores buscó respuestas de varios aspirantes demócratas a la gubernatura de California y especialistas médicos, durante reciente foro electoral. Rubén Tapia estuvo presente.


Se escucha sonido ambiente…

Rosa Andersen y su hija especial a quien cuida en su hogar.

Rosa Andersen y su hija especial a quien cuida en su hogar.

En un auditorio escolar y frente a centenares de trabajadores de cuidado médico a domicilio, el Dr. Fernando Torres-Gil, director del Centro de Políticas e Investigación y Envejecimiento de la Universidad de California en Los Ángeles, UCLA (Center for Policy and Research and Aging), y especialista en atención a personas mayores, describe los problemas de los llamados Baby Boomers cuando en poco más de una década lleguen a la tercera edad.

“Es una crisis en cámara lenta, como un volcán cuya energía se va acumulando, se sigue acumulando y en algún momento llega la erupción y se desborda”, dijo el médico.

En California actualmente, el 15 por ciento de sus habitantes son mayores de 65 años y para el 2035 crecerá a más de 23 por ciento, dice el investigador, Hugh Walters, del Instituto de Investigación Milken, de Economía y Salud (Health Economics Research of Milken Institute).

“Crecerá de 5.9 millones a poco más de 10.1 millones. Esto nos da la pauta para hablar de la necesidad del Cuidado a Largo Plazo, de trabajadores especializados, y de cómo pagaremos por el servicio”

Además, dice Walters, California tiene uno de los sistemas –de cuidados- más caros del país:

 Al centro, Huge Walters del Milken Institute, a su derecha Ana Matosantos especilista financiara y papel en mano Dr. Fernando Torres.

Al centro, Huge Walters del Milken Institute, a su derecha Ana Matosantos especilista financiara y papel en mano Dr. Fernando Torres.

“Para obtener un cuarto privado en una casa para ancianos cuesta 116 mil dólares al año; y un cuarto semi privado 97 mil dólares”

Los costos actuales del Medicaid, que cubre 13 millones de personas, son de más de 100 billones de dólares, señala la especialista financiara, Ana Matosantos, de la Junta de Presupuesto del Centro de análisis y Política de California (California Budget and Policy Center Board).

“El 7 por ciento de los que tienen Medicaid consumen el 75 por ciento del dinero del programa. Y son gastos para atender principalmente a personas durante sus primeros y últimos años de vida”

Uno de los retos que tiene el estado para balancear el presupuesto y pagar por los servicios es que los costos de cuidado médico aumentan más rápido que la recaudación, enfatiza la analista Matosantos.

“En promedio es de un 5%, mientras que los costos de salud aumentan un 6% y aún más los del cuidado a domicilio”

¿Cómo enfrentarían este problema?, les preguntaron a los cuatro aspirantes demócratas a la gubernatura de California. El vicegobernador, Gavin Newsom y la ex superintendente escolar, Delaine Eastin, hablaron de la necesidad de un plan que, dicen, no existe hoy en día.

Y mientras que el ex alcalde Antonio Villaraigosa habló de dar más entrenamiento, subir sueldos y hacer alianzas, en tanto que el tesorero del estado, John Chiang buscaría analizar y diferenciar los programas actuales, buscar ayuda federal y otros recursos.

Antonio Villaraigosa al centro, a su derecha Delaine Eastin y después Gavin Newton; a su izquierda, John Chiang y la moderadora, Jane Wells.

Antonio Villaraigosa al centro, a su derecha Delaine Eastin y después Gavin Newton; a su izquierda, John Chiang y la moderadora, Jane Wells.

Aunque escasos, los detalles del primer foro de este nivel, se discuten los retos de la atención médica a largo plazo, a domicilio y en casas de convalecencia. Uno de los organizadores es el SEIU (sindicato de Trabajadores de Servicios de la Salud) Local 2015, que representa a medio millón de estos trabajadores, Arnulfo de la Cruz es su vicepresidente.

“La gran mayoría son mujeres y están ganando el salario mínimo y la edad promedio de estas personas que están proveyendo este servicio tan importante es 55 años”

Una de estas trabajadoras presentes en el foro es Rosa Andersen, acompañada de su hija con necesidades especiales de 19 años.

“Ella me nació con un defecto en el cerebro. Tiene problemas de ataques epilépticos, no habla y tiene una mentalidad de un año y medio”, dice Andersen.

Rosa es viuda y por cuidarla en casa, recibe mil 500 dólares al mes, pero paga mil 300 de renta.

“Gracias a que tengo el seguro de mi esposo, que son como otros mil 800 (dólares) y eso me ayuda a pagar los ‘biles’ y pagar justamente”

Para mejorar los salarios y la capacitación de los 200 mil nuevos trabajadores que en más de una década se necesitaran para atenderán a los envejecientes, los Baby Boomers, es que seguirán poniendo el dedo en el renglón, dice el sindicalista Arnulfo de la Cruz.

“Llamamos la atención a, los candidatos pero no se puede hacer todo en una noche. El trabajo de nosotros seguimos en las calles, presionando a los candidatos, que deberían de tomar esto como una prioridad”

Para la Edición Semanaria del Noticiero Latino desde Los Ángeles, California, Foto y Texto de  Rubén Tapia.

Nota relacionada:

Trump deporta, la población estadunidense envejece ¿Quién los cuidará?

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Política y Elecciones, Salud. Bookmark the permalink.