En la frontera de México, Indigna encarcelamiento de abuela indígena

Aurora Mesa. Foto Composición: Casa de Cultura Obrera

Aurora Mesa. Foto Composición: Casa de Cultura Obrera

Indignación ha causado el encarcelamiento de Aurora Meza, una abuela indígena Kumeiai, ancestral tribu en peligro de extinción cuyas tierras fueron separadas por la frontera de México y Estados Unidos. La autoridad mexicana acusa a Aurora de robo de ganado, pero sus defensores señalan que sólo es un pretexto para  despojarla de sus ancestrales territorios. Además, señalan, es una muestra de la marginación y olvido en que el Estado mexicano mantiene a las comunidades indígenas. Nuestro corresponsal  Marco Vinicio González cubrió una ceremonia-protesta  frente a una cárcel de la fronteriza ciudad de Tijuana, Baja California, donde Aurora ya lleva casi un mes detenida. He aquí el reporte.


 

Se escucha el sonido de los caracoles de los concheros o danzantes aztecas…

Concheros

 

El día está soleado y el calor aprieta frente al Penal de La Mesa en Tijuana. Unos gendarmes miran en silencio desde su torre de vigía el antiguo rito de los concheros aztecas, que danzan, tocan tambores y soplan caracoles en protesta y como muestra de solidaridad con Aurora Mesa, quien se halla presa en esa cárcel de alta seguridad porque un ganadero la acusó de abigeato, o robo de caballos.

Sube sonio de tambores de danzantes en medio de una nube de humo de copal de los sahumerios…

en el comienzo de la prtesta frente el penal

en el comienzo de la prtesta frente el penal

Aurora Mesa tiene 53 años de edad, es casada, con 4 hijos y muchos nietos; pertenece a la cultura Kumiai, que ya sólo cuenta con 120 de sus miembros, que derivan del milenario grupo amerindio Yumano. Tiene su territorio sagrado en el Valle de las Palmas, allá por el rumbo de Tecate, Baja California, donde fue detenida el 25 de diciembre para desde ahí ser trasladada al penal de La Mesa de Tijuana.

Consignas y discursos con megáfono… ‘La señora Auroa, no robó ningún caballo…’

 

Además de laborar en la parcela y atender sus gallinas, doña Aurora traduce de su idioma indígena kumiai y lo comparte con la Universidad de California en San Diego. Es una mujer apacible pero fuerte, dice su hermana Yolanda Mesa, quien junto con dos de las hijas de doña Aurora estuvo esa mañana en el penal, pues era día de visitas:

Yolanda Mesa y a su lado dos de las hijas de Aurora

Yolanda Mesa y a su lado dos de las hijas de Aurora

“Hoy la visitamos, ella se siente segura, está tranquila de lo que nosotros la andamos apoyando por fuera, y ella se siente segura pues es inocente… Está tranquila ella… sabe que todo va a salir bien”.

 

Dona Aurora es acusada de robar un par de caballos. El problema inició cuando pastaban sueltos en el monte e invadieron y causaron destrozos a su propiedad. Durante varios días buscó al dueño para entregárselos y para que pagara los daños, pero no lo encontró. Fue entonces que vendió los caballos para resarcir sus pérdidas. Pero su hermana Yolanda piensa en cambio que sólo se trata de un recurso legaloide para despojarlos de sus tierras:

“Ella es ahora, pasado mañana soy yo u otra persona más de la comunidad, de todas las comunidades indígenas…, la represión, por todas esas cosas que están pasando… Sí, hay muchos atrás del ranchero ese, hay mucha gente, mucha corrupción, mucho… pues todo el gobierno, ¿no? ”.

 

Cerrando la Calle frente al penal

Cerrando la Calle frente al penal

 

Yolanda Mesa dice no haber acudido por ayuda al gobierno, porque desconfía de él.

“No, porque sabemos que de ahí viene la situación. Entonces, qué nos pueden remediar ellos, nosotros no podemos acudir a ellos”.

 

GruposLa detención de Aurora Mesa motivó la movilización de varios grupos de la sociedad civil.

A través del megáfono, desde la manifestación de protesta un representante del pueblo Yaki manda un mensaje de solidaridad a doña Aurora:

“Queremos que sepan que no están solos en su lucha. Así como están con este problema nosotros los que somos descendientes del Vale del Yaki, en Sonora, tenemos el problema también con Fernando Jiménez y con Mario Luna…”

 

La abogada de Aurora Mesa, Marisol Pérez Prado anunció que ya le habían aceptado un amparo. Tiene dos audiencias, una para fines de enero y la otra para mediados de febrero.

Firmando una carta en la protesta, dirigida a los gobiernos Federal, Estatal y Municipal para liberar a Aurora Mesa

Firmando una carta en la protesta, dirigida a los gobiernos Federal, Estatal y Municipal para liberar a Aurora Mesa

Yolanda Mesa por su parte no pierde la esperanza de que Aurora saldrá libre, pero pide que no las dejen solas:

“Pues yo pienso que la difusión, y ayudarle a ella en lo que ocupa, no; con sus comidas, sus medicamentos, en eso es en lo que está apoyando la sociedad civil”.

 

Y advierte:

“‘Ora sí que muy alertas, pos como le digo, no es mi hermana, no soy yo; el día de mañana es otro, la sociedad civil también. Todos tenemos que cuidarnos hasta de nuestra sombra, porque es que nos persiguen, para llevarnos siempre al fracaso. Pero ellos no van a poder con nosotros. No pueden, con el apoyo de ustedes”.

Yolanda Mesa en el cierre de la protesta es bendecida con el copal por los danzantes

Yolanda Mesa en el cierre de la protesta es bendecida con el copal por los danzantes

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino, desde Tijuana, Baja california, Audio, Foto y Texto de Marco Vinicio González

Conferencia de prensa con familiares, la abogada y activistas

(Agradecemos el apoyo de Casa de Cultura Obrera de Tijuana)

This entry was posted in Homepage Feature, México. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo