En el primer día de pláticas sobre el TLCAN, Línea Abierta le entra al tema

De la redacción

Presidentes y Primer Ministro de los tres países integrantes del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Justin Trudeau, Donald Trump y Enrique Peña Nieto. Foto: CNN Money.

Presidentes y Primer Ministro de los tres países integrantes del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Justin Trudeau, Donald Trump y Enrique Peña Nieto. Foto: CNN Money.

En el arranque de la primera ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN (Nafta, en inglés), entre Canadá Estados Unidos y México, que durará hasta el próximo domingo, se sabe que no todos los negociadores mantienen las mismas expectativas sobre su futuro. Conocedores del tema señalan por ejemplo que Estados Unidos pudiera no sentarse a la mesa de negociación con abiertas sobre la mesa. De hecho el presidente Trump ha calificado este acuerdo como “el peor arreglo comercial de la historia”, y hasta prometió retirarse o negociar un nuevo acuerdo, porque culpa a éste del cierre de fábricas en su país y de la fuga masiva de trabajos a México. No obstante, desde que dio comienzo el tratado en 1994, el comercio entre estos países ha crecido el 400 por ciento al eliminarse las barreras arancelarias. Pero EU insiste en que como resultado del acuerdo su país ha acumulado un déficit en su balanza comercial, de aproximadamente 64 mil millones de dólares en sus tratos con México.

Como se recordará, uno de los caballitos de batalla durante la campaña de Trump por la presidencia de Estados Unidos fue el de abolir el TLCAN. Amenazó con salirse del acuerdo que ha causado según él un “enorme” déficit comercial. Se trata, hace pensar el presidente estadunidense, de la intención de vender más, en este caso a México, que lo que compra a su vecino del sur. Sin emabargo, una vez como presidente ahora Trump habla más bien de reformar el acuerdo, en lugar de abolirlo, aunque no lo dice muy convencido que digamos.

En el discurso inaugural de las rondas de negociaciones esta mañana el representante comercial del gobierno de Estados Unidos, Robert Lighthizer reiteró las acusaciones de Trump sobre el supuesto fracaso del TLCAN. Dijo que ha generado en su país un “enorme” déficit comercial, el cierre de empresas y la pérdida de 700 mil empleos, y que por tanto quiere reglas más duras para la importación a su país de los productos extranjeros o mexicanos.

Escuche:


Chrystia Freeland, la representante y ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, quien habló por cierto en inglés, francés y español, destacó que dicho acuerdo comercial es equilibrado entre los tres países.

Escuche:

Y por México, el Ministro de Economía del gobierno de México, Idelfonso Guajardo inició sus declaraciones en inglés:

Escuche:

De esta suerte se pudieron escuchar las voces del sector empresarial, de los grandes comerciantes y manufactureros, protagonistas del auge económico de Norteamérica a través de este tratado comercial. Pudo notarse sin embargo la ausencia de las voces del sector obrero, los ecologistas y mucho menos la migración.

En esta edición de Línea Abierta el director de Noticias de Radio Bilingüe, Samuel Orozco analizó el tema con el Dr. Raúl Hinojosa-Ojeda, director de investigaciones del Centro de Desarrollo para la Integración de América del Norte en la Universidad de California en Los Ángeles, UCLA, quien comenta sobre lo que hay que esperar y observar en estas nuevas pláticas de libre comercio.

Entre otras cosas en esta interesante entrevista, Hinojosa-Ojeda llamó la atención sobre las razones más bien políticas que animan el discurso de Trump para seguir en el acuerdo, que nada tiene que ver –dijo- con la realidad. Criticó al estadunidense de defender sólo sus intereses personales, sin reconocer que en esta ecuación comercial la migración es el factor más dinámico de un proceso de integración económica, que es lo que pretende un tratado; ya que estos trabajadores inmigrantes ”crean trillones y trillones de dólares” con su fuerza laboral no regulada, con lo que EU sale ganando.

El economista invitado señaló también que Trump va a seguir haciendo demandas políticas que nada tienen que ver con la realidad comercial, ni sindical, ni industrial. De hecho, Hinojosa-Ojeda afirmó que ayer mismo representantes del sector empresarial y obrero se retiraron del concejo que asesora al gobierno. Y restó efectividad a la forma como EU está abordando el tema.

Escuche:

Hinojosa –Ojeda concluyó su charla con Orozco afirmando que el tratado tiene problemas, pero que lo que hay que hacer es tratar de mejorarlos con auténtica cooperación. “El Acuerdo de París, es un ejemplo de cooperación. Lo que está tratando de crear Trump aquí, yo no creo que sea algo necesariamente positivo, por la manera como ellos están planteando las negociaciones. Y eso es lo que se tiene que seguir insistiendo, que tiene -la cooperación- tiene que ser la base para esta negociación”■

Download
This entry was posted in Economía y Trabajo, Homepage Feature. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo