Desasegurados de California con distintas opciones, según su condado

FreeDigitalPhoto.netAunque la nueva ley de salud sin duda logrará asegurar a millones de californianos, se calcula que al final más de tres millones seguirán viviendo sin seguro, y que estos enfrentarán mayores o menores dificultades para recibir atención médica según el condado en que residan. En este programa de Línea Abierta que a continuación se reseña, en seguimiento de una serie sobre el tema, la directora del Programa Health Access para el Sureste de California en Los Ángeles (www.health-access.org), Nancy Gómez arroja luz sobre importantes detalles de la atención médica, los recursos y los cambios que vendrán cuando entre totalmente en vigor la Ley de Atención Médica Costeable (Affordable Care Act).

 

.

Escuche

                                                                                                                                                        

Chelis López, conductora habitual de Línea Abierta arranca el programa preguntando:¿Cómo los inmigrantes indocumentados pueden ser elegibles para el seguro médico público, el Medi- Cal, o Medicaid, como se le conoce en el nivel nacional, en situaciones de emergencia?”. Y expone el caso de Gilberto, que reside en San Francisco, California desde hace 13 años, un inmigrante indocumentado con severas complicaciones de diabetes, que tuvo que acudir en repetidas ocasiones a una sala de emergencia sin seguro médico.

Me cayó la diabetes cuando menos lo esperé, me quedé ciego, me llevaron al hospital y de ahí caí en coma diabética, como vegetal, y se me hizo entonces una cuenta enorme; y en vez de estarme curando con la medicina, la insulina y todas las pastillas que me estaban dando, más bien me estaba auto matando yo mismo con esa cuenta tan grande que se me estaba haciendo, que era más o menos como de un millón de dólares en el trascurso de un año y medio”, dijo Gilberto a Radio Bilingüe.

Luego Gilberto añadió: “Doy gracias a Dios, primeramente por estar viviendo en San Francisco”, por ser esta ciudad donde existe una mayor filantropía, dijo, y donde el gobierno da más ayuda a las personas de bajos recursos. “A los que no tenemos papeles, y cosas por el estilo; como quien dice, no somos rechazados por el mismo gobierno ni por la sociedad”.

Con ayuda de los abogados del hospital Gilberto solicitó el Medi-Cal, para saldar las cuentas de hospital, tratamientos y ambulancias, “pero fui rechazado porque no tenía ‘papeles’, no tenía el social security”. Cayó por segunda vez en esa suerte de coma vegetal, “y ahí fue donde se me hizo grande la cuenta otra vez. Nuevamente los abogados del Hospital General solicitaron el Medi-Cal para él, y fue rechazado una vez más, hasta que llegó la tercera ocasión. “Y yo creo que de tanto que estuve recayendo, no sé, les causé lástima; y entonces fue así como en la tercera vez ya agarré mi Medi-Cal, pero para eso ya iba en más de un millón de dólares la cuenta, que automáticamente cuando dieron el sí, se dio por pagada”. Pero durante un año y medio Gilberto dice que vivió con la preocupación de la cuenta. “Yo creo que eso mismo era lo que me hacía recaer, porque me agarraba pensando en qué iba a hacer con tanto dinero que debía para pagar los biles que me llegaban hasta de 50 mil dólares por mes”.

Dicho esto la invitada de Línea Abierta, directora del Programa para el Sureste de California, Health Access, Los Ángeles, Nancy Gómez aclara cuáles son las condiciones que deben privar para que los indocumentados como Gilberto puedanrecibir la cobertura médica del gobierno de California,el Medi-Cal,en casos de emergencia. Y dice no creer que la ayuda que encontró Gilberto haya sido Medi-Cal.

Creo que ha sido por medio de Healthy San Francisco. Porque Medi-Cal de emergencia es sólo para mujeres embarazadas, que pueden recibir servicios durante su embarazo y el parto. No existe Medi-Cal de emergencia para otras personas indocumentadas, así tengan cáncer, o diabetes… personas indocumentadas que no están embarazadas caen bajo el cuidado de los programas de los Condados”. En el caso de Gilberto, que vive en San Francisco, “ahí tiene el excelente programa, Healthy San Francisco, que cubre a todas las personas de bajos recursos sin importar su situación migratoria”.

La atención médica para los indocumentados en California cambia sin embargo entre los condados. “En un extremo positivo se halla el condado de Los Ángeles, que ofrece el Healthy Way LA, un programa bastante comprensivo que cubriría el tipo de personas por ejemplo con diabetes, brindándole servicios de prevención, de control de dieta, de medicación; procurando evitar que estas personas tengan que caer en un coma o pierdan la vista, cosas muy lamentables especialmente porque son previsibles”. Es elegible toda persona que viva en el condado “y que califique de acuerdo a sus ingresos, no obstante sea residente legal, o ciudadano”.

En el extremo negativo se haya el Condado de Fresno, nos dice Gómez, condado que declinó participa en el programa especial LIHP (Low IncomeHealth Program), con fondos federales destinados a dar cobertura a este segmento de la población.

Hay otros condados que se ubican en el medio de esta evaluación y que brindan algunos servicios aunque no todos. Pero toda persona, indocumentada o no, tiene derecho a recibir cuidado médico de emergencia. “O sea que si uno está teniendo un ataque de corazón y va a un hospital, lo tienen que tratar tenga o no tenga dinero, tenga o no tenga documentos” migratorios. Porque es la responsabilidad de los condados encontrar fondos para mantener vivos los programas vitales que deben ofrecer a las personas, dice la experta. Es responsabilidad de esas redes de clínicas y hospitales que han recibido fondos federales. Todos los hospitales cuentan además con programas y planes de pago caritativos para brindar servicios a bajo costo o incluso gratuitos. Y harían muy bien los hospitales si le dicen a todas las personas que atienden que hay estos programas caritativos, dice la invitada. “Entonces mucha gente tiene que preguntar, pedir, molestar a los administradores de estos hospitales, porque a veces esconden que tienen estos programas y que estos fondos están disponibles”.

José, de Petaluma, llama entonces por teléfono para cuestionar la existencia del Medi-Cal de emergencia. A sus niños se los sacaron del Healthy Familiy y los dejaron en el limbo legal, sin ninguna cobertura. Tres meses después fueron avisados que José debía solicitar junto con su mujer, y que si eran elegibles recibirían él y su esposa el Medi-Cal de emergencia, y los niños el Medi-Cal completo; pero se volvió pura papelería, dice José. “Y hasta que nosotros les dijimos que no teníamos Medi-Cal de ninguna índole, fue hasta que procesaron los papeles”. Previamente José había acudido a un hospital con serias quemaduras en el cuerpo, y cuando se dieron cuenta que no tenía seguro, “todavía no completaba ni media hora en el hospital cuando me sacaron”, y se fue adolorido a seguir curándose en su casa. Más tarde recibió una factura de 18 mil dólares, “de la ambulancia, que nomás fueron como dos cuadras, más aparte 22 mil dólares del doctor y nueve mil dólares del hospital… No ajusté ahí ni media hora, en el área de Oakland”.

Nancy Gómez interviene y lamenta que “se trata de un escenario muy común”. Aclara la definición oficial de emergencia, “como un caso de vida o muerte. Un accidente de auto, un ataque al corazón...Lo que pueden no hacer -los hospitales- es dar cuidado general”, señala, y explica que una quemadura además de dolorosa “es algo que tiene que ser ser sometido a tratamiento, y eso ya no es emergencia… Los hospitales lo deben tratar cuando es un caso de vida o muerte”. Para abatir el problema de las cuentas o facturas la experta recomienda “preguntar al hospital que le den charithy care, cuidado de caridad, que no lo hacen público porque quieren que las personas lo paguen”. Alguien que no tiene recursos o son muy bajos, puede ser elegible para este programa de caridad. Pero el Medi-Cal de emergencia no puede ser otorgado a los indocumentados, como dice José, pues se trata de fondos federales y eso lo prohíbe la ley. “Lo que sí puede pasar es que reciban fondos estatales para dar esos servicios”, apunta Gómez. “Lo que vale la pena destacar aquí es que si hay una familia cuyos padres son indocumentados, pero los niños son residentes o ciudadanos, no tienen que tener miedo los padres a enrolar a los niños en el Medi-Cal, porque en ningún momento se les van a ‘chequear’ a los padres sus documentos de migración”.

El condado de Fresno y Merced declinaron los fondos destinados a ayudar a personas de bajos ingresos en California, y algunos creen que ahora tendrían que renovar contratos pero con proveedores privados para seguir ofreciendo servicios de salud a los indocumentados, plantea López.

Lo que yo sé es que estos condados tienen y van a seguir teniendo fondos para cubrir a gente sin cobertura médica. Ellos y sus juntas de supervisores tienen que decidir si con estos fondos van a cubrir a gente indocumentada. Muchos de estos condados han dicho que no. Otra vez, la alternativa que le queda a esta gente es utilizar las clínicas comunitarias, y seguir usándolas por emergencias en los hospitales del condado”, sostiene Gómez.

¿Cómo le van a hacer otras personas que no son elegibles para los subsidios del gobierno o beneficios de la Ley de Cuidado Médico Costeable, como los ‘soñadores’ y los refugiados en California?, pregunta Chelis.

Principalmente estamos trabajando con el gobernador y la Legislatura de California para poder encontrar nuevas opciones que cubran estas poblaciones. Porque en sí, eso no está determinado en la ley, pues son nuevo programas. O sea que los dreamers y todos estos son cosas que estamos trabajando en este momento. Estamos viendo si la gente joven que está en la escuela, en la universidad, si pueden ser elegibles para el Medi-Cal. Si hay un programa que el estado pueda brindar…, pero subsidios no van a poder recibir por tratarse, otra vez, de fondos federales y personas indocumentadas”.

El pronóstico de Gómez para esta población indocumentada puede que sea desalentador, y sin embargo dice que siguen trabajando con los condados para persuadirlos a que liberen fondos y los inviertan en el cuidado de estos grupos. La red de clínicas comunitarias está sujeta a mucha presión, en buena parte económica, continúa. Hay que tomar en cuenta sin embargo que con la nueva ley de salud unos dos millones de personas sin hijos ni dependientes van a ser elegibles para el Medi-Cal.Esa gente es la que antes estaba usando la red de clínicas comunitarias sin tener un medio para pagar”, y de pronto el año que entra “van a estar cubiertos pro Medi-Cal y van a poder pagar”, seña la experta, quien agrega que “esas clínicas tendrán entonces un nuevo fondo de dinero para utilizar; eso les va a permitir contratar más doctores, ampliar un poco más sus programas”, o en otras palabras, les va a permitir liberar fondos y dirigirlos a la comunidad indocumentada.

El señor Álvarez llama por teléfono en ese momento desde Salinas para preguntar, a nombre de los campesinos del área, si en el condado de Monterey hay algún programa del gobierno para ellos, que son indocumentados. “El condado de Monterey sí tiene un programa para personas de bajos ingresos (Low Income Health Program), y esos programas son sin costo alguno; así que la gente no debe tener miedo a eso… No hay duda que es la gente que trabaja en el campo, la que cosecha la comida que nos comemos, que tiene que tener cobertura médica. Esa es otra área en la que estamos trabajando arduamente”.

Angélica, residente legal de Handford, pide a Gómez por teléfono una opinión: “Tengo cinco años aplicando, queriendo ver si me dan Medi-Cal, porque padezco de los riñones y día con día… estoy en el hospital y nomás me mandan los biles y no hay ayuda… ¿Qué puedo hacer, apliqué para el Medi-Cal y me lo negaron. Tengo un costo de 700 dólares para pagar…, y de dónde, si trabajo nomás dos o tres días por semana”, deplora la radioescucha.

A partir del 14 de enero del año entrante automáticamente va a calificar para Medi-Cal; porque se levanta la restricción a gente que no tenía hijos ni dependientes. Así toda persona que sea de bajos recursos, soltera, casada o lo que sea, va a calificar… Así que tenga paciencia, señora, y vuelva a solicitar”, responde Gómez. Y recomienda que en caso de que se cuente con una computadora se acuda al sitio web, www.coveredca.com, un sitio usualmente utilizado para comprar pólizas, donde podrá encontrar también información sobre su elegibilidad.

Sobre el destino de las deudas contraídas con anticipación al 1 de enero de 2014, “Medi-Cal no es retroactivo; así que para eso no va a servir. Pero para gente que tenga este tipo de deudas, otra vez, demanden hablar con alguien en el hospital que sepa comunicarles sobre sus derechos bajo Charithy Care, para que puedan reducir el monto de la cuenta, o eliminarla completamente”.

Daniel llama desde Santa Cruz: “Mi pregunta es que yo ya tengo una aseguranza por medio de mi empleador. Yo pago cada mes una porción para tener aseguranza médica…, con esto que viene del Obamacare ¿espero yo algún cambio en la aseguranza o algún subsidio, teniendo en cuenta que no tengo seguro social?”.

Actualmente los empleadores que ofrecen seguro médico a sus empleados van a seguir proveyendo la misma cobertura a partir del primero de enero, dice la invitada. “No es contra la ley ofrecer cobertura médica a un empleado indocumentado siempre y cuando el empleador lo haga con sus propios recursos. Ahora, técnicamente es contra la ley emplear a un indocumentado. Así que usted considérese afortunado, ojala que su empleador le siga ofreciendo esa cobertura”. El único lugar donde puede haber algún problema señala Gómez, “es si el empleador elige dar cobertura médica -al empleado indocumentado- por medio del Shop Exchange, que es el Covered California para empleadores; porque ese shop exchange utiliza fondos federales y sí va a pedir números de seguro social de los empleados”.

Es necesario averiguar a qué programas de ayuda puede ser elegible, sin subsidios del gobierno, o si es elegible para Medi-Cal. “Por ejemplo, si usted es una pareja que gana más de 30 mil dólares, aunque no es muchísimo dinero, está fuera del rango que califica para Medi-Cal; pero puede calificar para substanciales subsidios federales. Vaya a coveredca.com, ponga el número de sus familiares, sus ingresos, y ahí le va a dar las opciones que usted tiene”.

La personas con problemas para pagar sus facturas pueden acudir a estas direcciones y teléfono

http://www.hospitalbillhelp.org/

Neighborhood Legal Sevices

www.nls.org Tel: 800-896-3202

Invitada: www.health-access.org

Foto: freedigitalphoto.net

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

  • ¿Las líneas de investigación se van a concentrar en los culpables o las víctimas? Nos atacaron y asesinaron, de eso hay pruebas: dirigente.
  • Hace 3 años mataron a mi hermano. Ya se acostumbró la autoridad de Guerrero a tener estudiantes muertos: familiar de estudiante desaparecido
  • Me da tristeza regresar a casa con mis otros hijos. Otra vez llegué sin nada, sin encontrar a su hermano, dice padre de familia

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo