El Súper Martes y el voto latinx. Algunos rasgos de este elector

Grupo de colaboradores de Latino Community Fdn. Foto: https://twitter.com/latinocommfdn.

Grupo de colaboradores de Latino Community Fdn. Foto: https://twitter.com/latinocommfdn.

De la redacción

En cuestión de horas comenzará una de las etapas más esperadas de las elecciones primarias por la nominación del candidato demócrata a la Casa Blanca en noviembre. En esta elección se vota simultáneamente en 14 estados por los candidatos preferidos del electorado, con la novedad de que tres de ellos acaban de retirar sus candidaturas: el multimillonario Tom Steyer, el exalcalde Pete Buttigieg y la senadora Amy Klobuchar. Los estados más codiciados del Súper Martes, por el número de delegados o votos electorales que ofrecen son California (55); Texas (38); Florida y Nueva York (29 c/u); Pensilvania e Illinois (20 c/u); y Ohio (18).

A grandes rasgos, de los 4 mil 750 delegados en juego para ganar la candidatura demócrata en estas elecciones primarias, el 40 por ciento de ellos se disputa en el Súper Martes. Se trata de conseguir el apoyo de mil 991 delegados para alcanzar la nominación del partido, que será oficialmente otrogada en la Convención Nacional Demócrata en Milwaukee, del 13 al 16 de julio.

En este ciclo electoral, como ya lo mostró en 2016, se espera que el voto latino repunte y llegue a tener un peso importante y tal vez crucial en las elecciones generales. Históricamente se le ha llamado el Gigante Dormido, que despierta cada 4 años para volver a caer en un sueño profundo pasada la elección.

Pero quizás dicha actitud se deba en parte a que el voto latino se corteja sólo durante el periodo de elecciones y los candidatos no tienen nada específico que ofrecerle, y luego este voto cae de nuevo en el olvido de los candidatos, los partidos y los medios de comunicación. Las cosas sin embargo están cambiando en el electorado latino, y quizás Trump tenga mucho que ver.

Y hora se espera una alta participación latina en estas primarias presidenciales del martes en California, Texas, Colorado y otros estados, el programa de Línea Abierta le entró al tema, con la ayuda de analistas políticos de la talla de Lydia Camarillo, Presidenta de Proyecto de Educación y Registro de Votantes del Suroeste en San Antonio, Texas; Héctor Sánchez, Director Ejecutivo de Mi Familia Vota, en Washington, DC; y el Dr. David Ayón, estratega principal de Latino Decisions e investigador del Centro para el Estudio de Los Ángeles, de la Universidad Loyola-Marymount.

Estos analista, invitados habituales de Línea Abierta discutieron al aire en un programa especial extendido, las preocupaciones y opiniones de los votantes latinos; las proyecciones de las votaciones; las contiendas del Congreso que hay que observar; los nuevos procedimientos de votación establecidos por primera vez en varios condados de California, y las líneas telefónicas de emergencia establecidas por abogados de derechos civiles para la protección electoral.

Escuche:


La Oficina del Censo estima que más del 18% de la población de Estados Unidos es Latinx, un término que se usa últimamente para definir el plural de los miembros de esta comunidad, que incluye a hombres, mujeres y a personas de otras preferencias. O sea, aproximadamente una quinta parte de la población total de Estados Unidos es latina o de ascendencia latina. En California, La Florida y Texas, por ejemplo, el 50% de la población que se halla en edad de votar es latino

Según Latino Decisions, en el año 2020, 32 millones de latinos serán elegibles para votar. Y varias organizaciones de perfil nacional se han dedicado a movilizar este voto, ya que desde 2016 los partidos políticos han comenzado a invertir en esta población, aunque tímidamente todavía. Ninguna elección nacional debería perder de vista estos datos.

Una experiencia importante y la más cercana del comportamiento del voto latinx fue en 2016. En esa elección, que concluyó con el triunfo de Trump, la proporción de votantes latinos aumentó de 8.4% (2012) a 9.2%, según la Oficina del Censo. “Los latinos compusieron una porción más grande del pastel electoral y continuaron votando abrumadoramente a favor de los demócratas”.

Existen sin embargo prejuicios muy arraigados entre los estadunidenses acerca de la apatía del voto latino. Hay incluso quienes han llegado a culparlos por la pérdida de la Casa Blanca en 2016. Pero de acuerdo con una encuesta de Latino Decisions, en las elecciones de ese año 79% de los votantes latinos votaron demócrata (Hillary Clinton). Y un dato aún más impresionante, dice la fuente, “el 86% de las mujeres latinas votaron por Clinton, mientras que la mayoría de las votantes blancas votaron por Trump (52% de mujers blancas contra 25% mujeres latinas).

El Condado de Orange revisará el sistema de votación antes de las elecciones de 2020. Foto: Voice for OC.

El Condado de Orange revisará el sistema de votación antes de las elecciones de 2020. Foto: Voice for OC.

Vale anotar que las comunidades llamadas latinx tienden a enfrentar problemas particularmente desafiantes: perfil racial en la aplicación de la ley; gentrificación y asequibilidad de la vivienda; lugares de trabajo inseguros; escuelas públicas segregadas; cobertura de salud precaria y redadas de Inmigración, entre los más relevantes. Así que los candidatos deben plantear soluciones a estos problemas si quieren contar con el voto latino.

Todo mundo coincide en que estos problemas sólo se abordarán de manera equitativa cuando las voces latinx estén en la mesa de las decisiones. Eso significa acudir a votar y apoyar a los candidatos que entienden a la comunidad y los problemas que ésta enfrenta. Es decir, candidatos y partidos políticos que inviertan en la movilización de este voto, desde el registro de votantes hasta el sufragio en la urna. En otras palabras, los candidatos auténticos que reflejan los valores de la comunidad latina aumentarán la participación política de los latinos.

En 2018, cuando los demócratas recuperaron la Cámara de Representantes, Latino Decisions encontró que “más del 84% de los latinos dijo estar seguros o probablemente, que votarían en esa elección”. Pero desafortunadamente, “la misma encuesta también encontró que menos de la mitad de los latinos encuestados reportaron haber sido contactados por un candidato”.

Una de las lecciones que se pueden derivar de este tipo de sucesos es que “cuando el camino hacia la victoria depende del voto latino, hacer una inversión real para involucrar completamente a la comunidad es absolutamente crítico”.

Cuáles serían algunas recomendaciones

Traducir anuncios al español en los últimos días de una elección nunca ha sido suficiente, y menos ahora, dicen expertos. Los mensajes de los candidatos al electorado general no son los mismos que los que necesitan oír otras comunidades, en este caso la latina.

En cambio, “invertir temprano, contratar consultores y funcionarios de campaña latinos, y ubicarlos en puestos clave de la campaña” es un paso en la dirección correcta. “Eso es exactamente lo que hizo el año pasado el Comité de Campaña del Congreso Demócrata, bajo el liderazgo del Representante de Nuevo México, Ben Ray Lujan, en preparación para la elección de mitad de período de 2018”.

La receta salta a la vista de todos. Un ejemplo clave para esta elección del Súper Martes son los equipos de campaña de Bernie Sanders y Elizabeth Warren. Han contratado a un buen número de latinos y de mujeres en posiciones de alto perfil para movilizar a este voto. Sin embargo, esto no significa un triunfo automático de la elección, pero sí predice buenas posibilidades de contar con este importante apoyo si los funcionarios de campaña le hablan en su lenguaje y con conocimiento de los problemas que aquejan a esta comunidad.

Dentro unas horas sabremos si la receta sigue dando buenos resultados, como en Nevada, por ejemplo, y si sirve para contar con un apoyo importante del voto latino para lo que resta de estas primarias hasta llegar a la convención■

Foto: https://twitter.com/latinocommfdn.

Foto: https://twitter.com/latinocommfdn.

Dado que esta es la primera vez que las primarias de California se celebran tan temprano, van aquí algunas notas de interés:

A new generation of young Latinos is making Coachella a must-visit stop for 2020 Democrats

California decides: A five-part series looking at California’s diverse electorate

Ethnic communities don’t have a ‘unified voice.’ It’s a challenge for 2020 candidates

Download
This entry was posted in Elecciones, Homepage Feature, Política. Bookmark the permalink.