El ‘Sueño Guatemalteco,’ semilla que siembran deportados para frenar migración

Entrada al Café Red Kat, cuyas paredes se hallan decoradas con murales de colores que cuentan antiguas historias y leyendas mayas.

Entrada al Café Red Kat, cuyas paredes se hallan decoradas con murales de colores que cuentan antiguas historias y leyendas mayas.

Más de 35 mil guatemaltecos fueron deportados el año pasado de los Estados Unidos. Se espera que esta cifra aumente ante el endurecimiento de las leyes migratorias del gobierno de Trump. A pesar de esto, todo indica que la pobreza, violencia y la falta de oportunidades en este país centroamericano seguirá empujando a sus jóvenes a buscar trabajo y refugio en el norte. Pero no todos piensan así. Nuestra corresponsal Maria Emilia Martin, entrevistó a un grupo de deportados que fundó un original proyecto para que sus jóvenes en lugar de migrar al norte construyan su sueño guatemalteco.


Se escucha sonido ambiente del Café Red Kat, gente hablando….

Willy Barreno fue uno de los fundadores del Café Red Kat.

Willy Barreno fue uno de los fundadores del Café Red Kat.

A primera vista el Café Red Kat es sólo un comedor más en el centro histórico de Quetzaltenango, la segunda ciudad más grande de Guatemala. Pero en realidad, más que un restaurante es un centro cultural: es un experimento social que ofrece a unos veinte trabajadores y socios un desarrollo económico sostenible, pero además, es una fuente de inspiración.

“Muy buenas tardes y bienvenidos a Red Kat… es lo que llamamos la resurrección del sueño guatemalteco”, dijo Willy Barreno.

Barreno es uno de los fundadores del Café Red Kat, Es un exguerrillero que concluida la guerra civil y por razones económicas emigró a Estados Unidos, donde aprendió a ser Chef. Después de catorce años, se cansó de la vida en el Norte, y regresó a Guatemala con la idea de fundar un proyecto para decirles a sus paisanos, especialmente a los jóvenes:

“Quédate y realiza tu sueño, no americano, sino guatemalteco”

Entonces, continúa Barreno:

“Nosotros somos una iniciativa que está compuesta no sólo de ex migrantes, sino de ex refugiados, ex combatientes de la guerrilla y guías espirituales Mayas…”

Mural en Café Red Kat, con el lema de “Más Amor por Favor”, del grupo Acción Poética Xela.

Mural en Café Red Kat, con el lema de “Más Amor por Favor”, del grupo Acción Poética Xela.

En el idioma Maya Quiché, “K’at” significa las redes que conectan el mundo. Parte de su filosofía es fortalecer la economía local…, y por eso la carne, el queso, el tocino con el que preparan sus hamburguesas, lo compran a proveedores del área. No venden papas fritas, sino que ofrecen ‘chips’ de plátano, hechos en casa por Dona Munda Camacho, una abuelita de 83 años de edad.

Se escucha sonido del interior de una cocina…

“Para nosotros ha sido muy difícil regresar a Guatemala porque todavía sigue la discriminación, verdad… yo hace seis años todavía tenía acento en inglés, y la gente me decía, ‘¿De dónde eres?’. Solo el hecho de tener grafiti aquí la gente dice que somos nosotros los que van a pintar en la calles… o sea, que todavía nos tildan como criminales”

Para ayudarles a integrase, la Red Kat da clases en español, y también sobre la identidad guatemalteca y Maya. Además, les ayuda a encontrar trabajo… como a Ubaldo Ramírez, de 32 años:

“Yo me fui de Guatemala a Estados Unidos cuando tenía como catorce años de edad; me fui porque, bueno con el mismo motivo, la misma razón por la que tantos centroamericanos viajan hacia Estados Unidos, por la pobreza… entonces en busca del ‘sueño americano’”

Ubaldo Ramírez, dibujando motivos de los murales del  Café Red Kat.

Ubaldo Ramírez, dibujando motivos de los murales del Café Red Kat.

Ramírez regresó a Guatemala y en su segundo viaje al norte, fue deportado. No encontró trabajo hasta que conoció este original proyecto. Hoy en día, Ramírez es su administrador.

Se escucha a alguien cocinando en la cocina…

Ramírez, Barreno y los otros ex migrantes de la Red Kat iniciaron “Cocinando Para El Sueño Guatemalteco”, un programa para prevenir la emigración, que ofrece becas a 15 jóvenes de poblaciones cercanas para que estudien cocina durante un año. También quieren abrir mini “Café Red Kits” en las áreas rurales. Todo esto con pequeñas donaciones y sin ayuda gubernamental.

Willy Barreno espera que su sueño guatemalteco sea adoptado por sus paisanos que viven en Estados Unidos, especialmente en estos tiempos de incertidumbre.

En la cocina del Café Red Kat, producen la comida mientras practican sus lecciones sobre cómo cocinar, como parte del ‘sueño guatemalteco’.

En la cocina del Café Red Kat, producen la comida mientras practican sus lecciones sobre cómo cocinar, como parte del ‘sueño guatemalteco’.

“Este millón y medio de guatemaltecos también fueron a estudiar un programa en el extranjero para especializarse y tener una semi-profesión, y para que algún día puedan regresar a Guatemala a desarrollar sus tierras, ¿verdad?”

Pero sobre todo, concluye Willy Barreno, es muy importante que recuperen sus ancestrales raíces indígenas.

Para la Edición Semanaria del Noticiero Latino, desde Guatemala, Foto y Texto de María Emilia Martin y Café Red Kat.

Download
This entry was posted in Arte y Cultura, Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

One Response to El ‘Sueño Guatemalteco,’ semilla que siembran deportados para frenar migración

  1. Nancy Rios said: Gracias por este artículo tan importante. Ojalá que el proyecto Red Kat tendría mucho éxito!

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo