Panel judicial anula distrito electoral en Carolina del Norte por gerrymandering partidista

De la redacción

Senadores estatales republicanos revisan mapas históricos durante el Comité de Redistribución de Distritos del Senado para la Sesión Extra 2016. Foto: Corey Lowenstein / The News & Observer, Archivo vía AP.

Senadores estatales republicanos revisan mapas históricos durante el Comité de Redistribución de Distritos del Senado para la Sesión Extra 2016. Foto: Corey Lowenstein / The News & Observer, Archivo vía AP.

Tres jueces federales dictaminaron que el mapa congresional de Carolina del Norte, elaborado por los republicanos, “está ilegalmente manipulado siendo excesivamente partidista, y debe rehacerse”. Los jueces dictaminaron el martes por la noche que “los límites violan la Constitución de Estados Unidos porque fueron diseñados para beneficiar a los candidatos republicanos a expensas de los votantes no republicanos”; y dieron a esa Legislatura unas dos semanas para encontrar un reemplazo, antes de que la presentación de candidatos comience, o sea antes del 12 de febrero, dice The Washington Post.

De acuerdo con la fuente, los cartógrafos republicanos habrían advertido que en 2016 “querían retener una ventaja de 10 a 3 escaños para el Partido Republicano” en su delegación del Congreso. Pero los referidos jueces les dijeron que no, porque la manera como diseñaron las líneas de Distrito en ese estado “son ilegales”.

Por su parte The New York Times reporta que los jueces federales declararon inconstitucional al mapa trazado por los republicanos, alegado y exigiendo a la Asamblea estatal, controlada por ellos, que “vuelva a trazar las líneas del distrito antes de las elecciones de mediados de este año”.

Se trata de la primera vez que un tribunal federal bloquea un mapa de Distrito para el Congreso, con trazados obtenidos a través de una práctica conocida como gerrymander partidista; es decir, cuando un partido político moviliza a los electores de un distrito a otro y traza las líneas de los votantes “a modo”, para favorecer a su partido.

El panel de jueces dictaminó que el gerrymander republicano “profundiza el caos político que ha envuelto a Carolina del Norte en los últimos años”. Y aunque los jueces dijeron que el estado no podía conducir sus elecciones para el Congreso de 2018 con el mapa existente, permitieron sin embargo que la Asamblea lo intentara nuevamente.

La respuesta de los tres jueces obedece a una demanda interpuesta por los demócratas con anterioridad. En una opinión de 191 páginas, a la que se unieron los otros jueces, el juez James A. Wynn Jr. escribió: “Acordamos con los demandantes que una gran cantidad de evidencia demuestra la intención de la Asamblea estatal de subordinar los intereses de los votantes no republicanos y afianzar la dominación republicana de la delegación congresional del estado”.

Más adelante en el fallo, continúa la fuente, el juez Wynn, designado por el presidente Barack Obama, agregó que los jueces creían que los republicanos en la Legislatura habían sido “motivados por una intención partidista odiosa”.

El referido panel judicial dio a los legisladores hasta el 24 de enero para proponer un “plan de recuperación”, pero advirtió que “la corte comenzaría los preparativos para emitir un mapa propio, si encontrara que las nuevas líneas del distrito son deficientes”.

This entry was posted in Homepage Feature, Política y Elecciones. Bookmark the permalink.