El Color de la Justicia: la Nueva Segregación Racial y Encarcelación en Estados Unidos

Juan Cartagena en su oficina de LatinoJustice en la ciudad de Nueva York. Foto: Cartagena / Twitter.

Juan Cartagena en su oficina de LatinoJustice en la ciudad de Nueva York. Foto: Cartagena / Twitter.

En fechas recientes se publicó el libro, El Color de la Justicia, cuya versión en inglés se convirtió en bestseller con el título de The New Jim Crow. Este trascendental ensayo plantea que el sistema racial de castas, antes conocido como segregacionismo o Jim Crow, reencarna ahora en el sistema de justicia penal. Usando como herramienta la guerra contra las drogas, las políticas de mano dura contra el crimen y de deportación masiva, sucesivos gobiernos han llenado las prisiones y los centros de detención con afroamericanos y latinos, sometiéndolos así a una condición permanente de ciudadanos de segunda. El autor del análisis introductorio de El Color de la Justicia, es Juan Cartagena, presidente nacional de la organización LatinoJustice. El habló con nuestro productor ejecutivo sobre el tema. Desde Nueva York, Marco Vinicio González tiene los detalles.


Estados Unidos es el país con más presos en el mundo y el motor de la ola de encarcelación masiva, así como la principal causa de la discriminación legalizada en el sistema de justicia penal, llamado guerra contra las drogas. La gran mayoría de los condenados por delitos de drogas son negros o latinos, y esto es una política de estado, sostiene Juan Cartagena, presidente de la organización, LatinoJustice de Nueva York:

“De los delitos que han aumentado drásticamente en la población encarcelada de este país, delitos que tienen que ver con el uso y venta de drogas, todo lo que hemos visto por décadas muestra que el uso y la venta de drogas existe proporcionalmente en cada raza; sea blanca, sea latina, sea afroamericana. Pero eso nunca se pude ver. Cuando uno entra a las cortes criminales de este país, porque aparentemente el sistema selecciona, con su discreción y autoridad, selecciona personas solamente para enfocarse en estos códigos criminales. La criminalidad no es algo que es parte de una cultura, o de una comunidad. Sino que es producto de diferentes factores socioeconómicos, pero que a la misma vez la selectividad del Departamento de Policía, y como eso se ratifica en las cortes y se ratifica en los sistemas de corrección, y de encarcelamiento, solamente siguen un legado que empezó con el racismo y que todavía podemos romper en este país”.

Michelle Alexandre, autora del libro The New Jim Crow. Foto: lahoranews.net

Michelle Alexandre, autora del libro The New Jim Crow. Foto: lahoranews.net

Cartagena explica qué, en décadas recientes el sistema de justicia penal se ha sobrecargado con inmigrantes, ya que se ha visto al inmigrante latino como el nuevo enemigo público y para perseguirlo y castigarlo se han inventado nuevas leyes que permitan definirlos falsamente como delincuentes. 

“Este mito de la criminalidad de la población inmigrante no tiene ningún sentido. Nunca se ha visto tal taza de violencia o crímenes violentos subiendo cuando aumenta la comunidad inmigrante. Al contrario, hemos visto todo lo contrario: que hay mucha más seguridad, mucha más actividad económica, para de nuevo reemplazar esos vecindarios que se abandonaron, y que ahora están viviendo una nueva vida, por el hecho de que llegaron los inmigrantes para revivir estos vecindarios”.

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino, desde Nueva York, Marco Vinicio González

Download
This entry was posted in Arte y Cultura, Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo