El aumento de los cruces fronterizos es parte de un “patrón predecible”

Migrantes mexicanos, centroamericanos personas vulnerables de la Zona Norte de Tijuana, B.C., en uno de los comedores de contra Viento y Marea.

Migrantes mexicanos, centroamericanos personas vulnerables de la Zona Norte de Tijuana, B.C., en uno de los comedores de contra Viento y Marea.

Marco Vinicio González

Mientras el actual gobierno federal impulsa megaproyectos en el Congreso, como ahora el de infraestructura con un costo de 2.3 millones de millones (billones) de dólares a fin de corregir el rumbo del país que la administración pasada llevó al borde del precipicio, los ataques de republicanos se pueden ver en todos los frentes. Uno de ellos es la cobertura reciente de varios medios de comunicación centrada en un “alarmante” flujo de migrantes y cruces fronterizos, que han fabricado un discurso de fracaso de la administración Biden acusándolo de abrir de par en par la frontera. Una organizadora que ayuda a migrantes centroamericanos y mexicanos en Tijuana comparte aquí su opinión y testimonio.

Recientemente comentamos en este mismo espacio informativo que los “flujos exhorbitantes” de migrantes llegando a la frontera sur de Estaddos Unidos que se manejan en la prensa son una noticia fabricada. Para la ocasión recogimos opiniones autorizadas sobre el tema, como el enjundioso ejercicio de comprobación de datos y de hechos vertidos en muchos medios de comunicación que hizo la organización pro inmigrante, America’s Voice.

En dicho análisis nos recuerda que “la inmigración es históricamente estacional”, y que el crecimiento actual es comparable a los aumentos anteriores combinados con un atraso en 2020 debido a la atención limitada que se prestó a la inmigración ese año por la pandemia de Covid-19.

“La evidencia sugiere que el aumento se debe principalmente a la demanda reprimida y los ‘factores de empuje’, no a la llegada o a los ‘mensajes’ de la administración Biden… La situación actual es predecible y se ajusta a las tendencias históricas de los cruces fronterizos estacionales”, dice por su parte The Washington Post.

Noticiero Latino contactó al colectivo Contra Viento y Marea, un Comedor Comunitario administrado por voluntarios, méxicanos y migrantes centroamericanos que llegaron a Tijuana con una de las caravanas en 2018. El comedor se ubica en La Zona Norte de Tijuana, un área de esa fronteriza ciudad poblada de pequeños comercios, cantinas, personas de muy bajos ingresos y vulnerables, algunas viviendo incluso en la calle. Esta zona está pegada a la línea que divide a México de Estados Unidos cerca del Río Tijuana.

Repartiendo ropa, medicinas de primeros auxilios y productos higiénicos a familias migrantes migrantes o personas vulnerables en Tijuana.

Repartiendo ropa, medicinas de primeros auxilios y productos higiénicos a familias migrantes migrantes en Tijuana.

Contra Viento y Marea ofrece alimentos, ropa limia y lavanderia, transporte público, primeros auxilios y otros servicios a personas vulnerables y las familias migrantes que llevan varios años varadas en esa frontera a la espera de asilo en Estados Unidos. También canalizan a gente a los albergues de la ciudad y reciben donaciones principalmente de grupos universitarios y becas institucionales que gestionan en Estados Unidos para ayudar a esas comunidades atrapadas en el lado sur de la frontera estadunidense.

Devi Machete es uuna mexicana miembra y una de las voceras de Contra Viento y Marea, grupo al que se unión cuando llegó a Tijuana en 2018. En su opinión, el flujo migratorio a partir “de entonces se ha mantenido de forma similar, e incluso ha sido mayor como cuando las caravanas de migrantes centroamericanos llegaron a la frontera sur de Estados Unidos hace unos años”, dijo la activista.

“Se está exagerando la cosa con la idea de que a partir de la gestión de Biden la frontera se desbordó -lo que Devi califica como-, una falsa narrativa con motivos políticos para desacreditar al actual gobierno federal de Estados Unidos”.

Escuche:


Tras la ola desatada de información sobre “una frontera desbordada por los flujos migratorios”, atribuida a las políticas de “fronteras abiertas” que presuntamente divulga el presidente Biden en sus discursos sobre el tema, “La ‘oleada’ de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos es en realidad un patrón predecible”, dice por ejemplo una amplia y enjundiosa investigación del periódico The Washington Post del 25 de marzo de este año.

Y es que el aumento actual de los cruces fronterizos es “predecible” y no hay evidencia clara de que el aumento general de los cruces fronterizos en 2021 pueda atribuirse a las políticas de la administración de Biden, dice la fuente, que analizó los datos mensuales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos desde 2012 hasta febrero de 2021.

Más bien, sostiene el Post, el aumento actual “se ajusta a un patrón de cambios estacionales en la inmigración indocumentada combinados con un retraso en la demanda debido al cierre de la frontera de la década de 2020 por el coronavirus… La inmigración es estacional y aumenta todos los años precisamente en esta época del año”.

Veamos cuál ha sido la experiencia de Devi en los tres años que lleva trabajando con los migrantes hacinados en la frontera.

“Ha habido transmisiones de video en vivo, de personas que han ido a grabar a los migrantes sin su consentimiento en el campamento de El Chaparral, y han dicho cosas terribles. Han dicho por ejemplo que los niños del campamento han sido traficados por los demócratas… propaganda para armar a los republicanos en Estados Unidos… esa retórica tiene la capacidad de hacer ‘noticias’, pero no todos los tijuanenses son así’”.

Escuche:

Con supervisión de migrantes, miembros de Contra Viento y Marea siembran hortalizas para incorporar al menú.

Con supervisión de migrantes, miembros de Contra Viento y Marea siembran hortalizas para incorporar al menú.

Durante el año fiscal 2019, dice, bajo la administración de Trump las detenciones totales aumentaron un 31 por ciento durante el mismo período, un salto más grande del que estamos viendo ahora.

“Estamos comparando el año fiscal 2021 con el 2019 porque la pandemia cambió el patrón en 2020. En 2018, el aumento es de alrededor del 25% de febrero a marzo, algo menor pero aún pronunciado”, señala la nota del Post. “De 2012 a 2020, las detenciones de inmigrantes aumentaron cada mes de enero a mayo antes de un retroceso durante los peligrosos meses de verano”.

El autor de estas líneas vivó 10 años en Tijuana y puede constatar estos “patrones predecibles”: los migrantes comienzan a llegar cuando termina el invierno y el clima se vuelve un poco más cálido.

De esta suerte, vemos un aumento regular no sólo de enero a febrero, sino de febrero a marzo, de marzo a abril y de abril a mayo. “Y luego se observa regularmente una fuerte caída, ya que los migrantes dejan de llegar en los meses más calurosos del verano cuando el desierto es mortal. Eso significa que deberíamos esperar disminuciones de mayo a junio y de junio a julio”, dice la fuente.

Migrantes reciben gustosos donaciones que les entregan durante su paso por el contrario Viento y Marea.

Migrantes reciben gustosos donaciones que les entregan durante su paso por el contrario Viento y Marea.

Sumado a todos estos factores que abultan incorrectamente el volumen real de los migrantes en la frontera de Tijuana (la frontera de Texas puede observar variaciones con la llegada de los niños migrantes solos pero las cifras del CBP son nacionales), está la migración que ha sido continua a raíz del primer Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que se ha ido ampliando y modificando en el curso de los últimos 25 años, señala Devi.

“Esos tratados de libre comercio no son de libre comercio, destruyen las economías nacionales, les quita su soberanía e independencia -a sus habitantes- porque esos países tienen que aceptar las importaciones que vienen de afuera, que devalúan sus monedas y destruyen sus economías”, provocando la migración hacia el Norte.

Escuche:


A esto agreguemos como dice Devi que echando mano del llamado Título 42, que otorga a los funcionarios fronterizos autoridad para deportar sin a los migrantes que vienen buscando asilo, que son arrestados a lo largo de la frontera y que en cuestión de horas son enviados de regreso a México sin el debido proceso.

En respuesta a la pandemia de COVID-19 la administración Trump implementó el Título 42, dicha ley de salud facultó al director de los CDC para prohibir el ingreso de personas que pudieran introducir una enfermedad contagiosa a Estados Unidos, lo que permitió a la Patrulla Fronteriza expulsar inmediatamente a los migrantes que llegabana la línea frontertiza.

Podríamos deducir que es probable que la cantidad de migrantes detenidos esté inflada ya que los migrantes intentan cruzar la frontera varias veces, lo que los lleva a ser contados una y otra vez en un mismo día y luego reflejado así en las estadísticas.

Desde que estalló la pandemia de Covid-19 a los migrantes que cruzan simplemente se les toman las huellas digitales, se procesan y se dejan en México sin consecuencias. La Corporación de Protección de Fronteras, CBP estima que la tasa de reincidencia resultante, de personas que intentan cruzar y son atrapadas y vuelven a intentarlo, es aproximadamente del 40%, en comparación a la tasa de reincidencia en el año fiscal de 2019, que fue de alrededor del 7% apenas■

Migrantes y personas vulnerables de la calle en la Zona Norte de Tijuana hacen fila para entrar a comer al Comedor Comunitario de Contra Viento y Marea.

Migrantes y personas vulnerables de la calle en la Zona Norte de Tijuana hacen fila para entrar a comer al Comedor Comunitario de Contra Viento y Marea.

Foto: Cortesía de Devi Machete / Contra Viento y Marea.

Notas Relacionadas:

FACT CHECK: Increased Border Crossings Part Of “Predictable Pattern”

Border Report: The Three Factors Behind What’s Happening at the Border

The migrant ‘surge’ at the U.S. southern border is actually a predictable pattern.

Download
This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Homepage Feature, Inmigración, Inmigrantes, México, Política. Bookmark the permalink.