El asalto presidencial a la oficina de correos, claro y directo

Boleta electoral enviada por correo en el estado de California. Foto: https://spectrumnews1.com.

Boleta electoral enviada por correo en el estado de California. Foto: https://spectrumnews1.com.

De la redacción

El Servicio Postal de Estados Unidos se halla en una situación financiera desesperada, ya que más estadunidenses que nunca dependen de las oficinas de correos para entregar los medicamentos y suministros necesarios, especialmente en áreas rurales desatendidas, y ahora con la pandemia buscan también emitir su voto por correo. Pero Trump quier evitar esto a toda costa.

“Ahora necesitan ese dinero para hacer que la oficina postal funcione y pueda tomar todos estos millones y millones de boletas”, dijo el presidente Trump e jueves a la cadena Fox, en referencia al reclamo de los demócratas en el Congreso para financiar el histórico servicio postal y permitir el voto universal por correo.

Aparentemente Trump admitió estar tratando de socavar el Servicio de Postal de Estados Unidos bloqueando los fondos para su funcionamiento, “porque facilitaría la votación por correo… Pero si no lo obtienen, eso significa que no puede tener una votación universal por correo”.

En estas elecciones se anticipa un incremento del  voto anticipado o en ausencia, pero además en plena pandemia de Covid-19, cuando millones de personas –mayormente en zonas rurales del país- con padecimientos crónicos de salud reciben sus medicamentos por correo, para no acudir por ellos en persona y exponerse a contraer el coronavirus.

El presidente y los republicanos presuntamente suponen que el voto será demócrata si es por correo; omiten que en varios estados, algunos de ellos ‘rojos’, los republicanos tradicionalmente han votado por correo, así como miembros de la familia presidencial, o del Gabinete y muchos de sus correligionarios.

Vale anotar que el número de estadunidenses que planean votar en ausencia se ha disparado durante la pandemia. Pero ya varias oficinas de correos están tomando medidas para desacelerar la entrega de la correspondenciaa tiempo, limitando por ejempo las horas extras al personal, y cerrando oficinas; justo antes de las elecciones y cuando el elector está solicitando sus boletas por correo para poder devolverlas, con el temor de que no lleguen a tiempo para ser contadas.

Y aunque los estados establecen sus propias reglas sobre la votación por correo, algunos temen sin embargo que las demoras postales puedan socavar esas reglas.

En su entrevista con ‘Fox & Friends‘ el presidente dijo el jueves que buscaría retener el dinero para impedir la votación por correo en medio de la pandemia, con el viejo reclamo, desenmascarado científica y repetidamente, de que dicho voto por correo permitiría un masivo fraude electoral. Sostuvo que por eso se oponía a las demandas de los demócratas por fondos adicionales tanto para la oficina de correos como para las medidas de seguridad electoral.

Todo esto es parte de un enfrentamiento partidista más amplio sobre otra ronda de estímulo económico en respuesta a la pandemia de coronavirus, de varios millones de millones de dólares. En tanto, los fondos requeridos para reforzar a la oficina de correos y garantizar el proceso electoral son apenas de 25 mil millones, los primeros, y 10 mil millones de dólares el segundo fondo.

Las negociaciones entre ambos bandos colapsaron a fines de la semana pasada y por tanto se hallan estancadas. Y aunque la administración federal hizo una propuesta el miércoles, ésta reducía a 400 dólares  primero, y luego hasta 300, los 600 dólares de ayuda de desempleo propuestos originalmente por los demócratas para paliar la crisis del coronavirus.

Por si fuera poco, los miembros del Congreso se fueron de vacaciones y no volverán hasta septiembre, luego de que el Senado suspendiera formalmente la sesión el jueves. Esto prevé sendas batallas legales.

Ahora bien, si Trump tiene una base legal sólida y elige desafiar las reglas del voto ausente dependerá de cada estado y de cómo se implementaron sus reglas para dicho voto ausente, dicen expertos. Es probable que los tribunales se sometan a las reglas electorales cuando estas fueron establecidas por leyes aprobadas por una Legislatura estatal, y firmadas por sus respectivos gbernadores.

De acuerdo con The Huffpost, “Las órdenes de emergencia emitidas por un gobernador u otro funcionario electoral debido a la pandemia pueden enfrentar un mayor escrutinio y una audiencia más dura por parte de los jueces”.

Sin embargo, la mayoría conservadora de la Corte Suprema ya ha rechazado al menos dos cambios ordenados por jueces federales para ayudar a los votantes a emitir su voto en ausencia.

El voto en ausencia o por correo será sometido a una prueba de fuego por el asalto de Trump a la Oficina Postal. Pues a medida que los estados han expandido constantemente el voto ausente y por correo durante las últimas dos décadas, la proporción de estadunidenses que votan en persona el día de las elecciones ha disminuido del 90 por ciento en 1992, al 60% en 2016 según la Oficina del Censo de Estados Unidos.

Trump dijo en una aparición reciente en ‘Fox & Friends’ que las disposiciones de estímulo de la Cámara de Representantes, tenían ‘niveles de votación, que si alguna vez lo aceptaba, nunca volvería a elegir a un republicano en este país’■

El servicio postal está retirando los buzones metálicos de las calles para que la gente no pueda depositar ahí su correspondencia, y en esta caso sus boletas del voto por correo. Foto: 3@Alex_Zee.

El servicio postal está retirando los buzones metálicos de las calles para que la gente no pueda depositar ahí su correspondencia, y en esta caso sus boletas del voto por correo. Foto: 3@Alex_Zee.

Nota relacionada:

Se dice que la oficina postal eliminó sus buzones de correo en Portland esta semana (inglés).

El Servicio Postal envió cartas a la mayoría de los principales funcionarios del país diciendo que no puede garantizar que las boletas emitidas por correo lleguen a tiempo, para ser contadas en las elecciones de noviembre, “esbozando una posibilidad sombría para las decenas de millones de estadunidenses elegibles para las boletas por correo este otoño: incluso si la gente sigue todas de las reglas electorales de su estado, el ritmo de entrega del Servicio Postal puede descalificar sus votos.

This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Homepage Feature, Política. Bookmark the permalink.