Dispersa policía de Miami Beach multitudes en desacato a medidas contra el covid

De la redacción

A pesar de que el país alcanzó 30 millones de casos confirmados y más de 541 mil decesos por covid-19, sólo 33 estados, D.C. y Puerto Rico tienen órdenes de usar los cubre bocas en público; 6 estados han retirado el mandato: Iowa, Misisipi, Montana, Dakota del Norte, Texas y Wyoming. Y la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, estableció una fecha de expiración de la orden para abril. Y en La Florida, el gobernador Ron DeSantis se jactó de no tener restricciones.

Los periodos vacacionales, ligados a la llamada fatiga por el confinamiento hacen a la gente relajar las medidas de prevención del virus, y se convierten en una suerte de brotes de la infección que se reflejan unas dos semanas después de contraer la infección, que es el tiempo que requiere el virus para incubarse.

Pues bien, uno de estos estados con el mayor crecimiento de muertes recién reportadas durante las últimas dos semanas es La Florida. Hoy tiene casi 2 millones de casos (con un promedio de 4 mil 500 por día), y más de 32 mil defunciones, así como 3 mil 400 hospitalizaciones.

Miami por ejemplo, ha sido criticada por hacer cumplir el toque de queda en South Beach durante el fin de semana, cuando las vacaciones de primavera finalizaban y la policía tuvo que usar bolas de pimienta para tratar de dispersar a las multitudes que desobedecieron todas las precauciones sanitarias (uso de cubre bocas, distanciamiento, desinfectantes, etcétera).

Residentes, huéspedes de hotel y empleados de las empresas locales están exentos del cierre. “La franja costera frecuentada por celebridades y turistas por igual, fue escenario de una escaramuza muy criticada el sábado por la noche entre juerguistas a veces rebeldes que ignoraron las pautas de distanciamiento social y el uso de cubre bocas destinadas a frenar el coronaviru.
“Las autoridades en Miami Beach decidieron el domingo extender un toque de queda de emergencia por hasta tres semanas. Los funcionarios llegaron a aprobar el cierre del famoso Ocean Drive a todo el tráfico vehicular y peatonal a partir de las 8 p.m. hasta las 6 a.m. -las horas del toque de queda- durante cuatro noches a la semana hasta el 12 de abril”, reporta por su parte The New York Times.

David Richardson, miembro de la Comisión de la Ciudad de Miami Beach dijo a la fuente que “Nuestro estado ha sido anunciado públicamente como abierto, así que eso está contribuyendo al problema”.

En una reunión de emergencia, la Comisión de la Ciudad de Miami Beach aprobó mantener el toque de queda en el distrito de entretenimiento de South Beach de la ciudad, de jueves a domingo durante tres semanas más, que es cuando normalmente terminan las vacaciones de primavera. Por cierto que la Semana Santa comienza a partir del próximo lunes.

La decisión de la ciudad de enviar personal policial con equipo antidisturbios al distrito de entretenimiento de South Beach el sábado, sólo unas horas después de que se anunció el toque de queda, fue fuertemente criticada especialmente por los líderes negros de esa localidad.

Notaron que muchos de los juerguistas dispersados por la policía eran jóvenes afroestadunidenses. “Es el mismo grupo de jóvenes que están en South Padre Island en este momento, excepto que esos niños son blancos”, dijo a la fuente Stephen Hunter Johnson, presidente de la Junta Asesora de Asuntos Negros de Miami-Dade, refiriéndose al popular destino de vacaciones de primavera en Texas.

Johnson dijo también que la ciudad había hecho un mal trabajo al implementar el toque de queda y hacerlo cumplir. “Toda esta economía prospera gracias a las vacaciones”, sotuvo. “Pero cuando tienes jóvenes que se sienten como si estuvieran siendo vigilados en exceso o vigilados de manera diferente en un entorno posterior a George Floyd”.

La policía de Miami Beach dijo el domingo por la noche que habían realizado más de 50 arrestos y confiscado ocho armas de fuego desde el viernes. Poco después de la puesta del sol del domingo, un momento en que Ocean Drive suele estar repleto de juerguistas, los negocios en el tramo frente a la playa, conocidos por sus hoteles Art Deco, estaban cerrando sus puertas para cumplir con  toque de queda de las 8 p.m, señala el Times.

El gobernador republicano de La Florida, Ron DeSantis se ha jactado de la falta de restricciones pandémicas en su estado, en comparación con otras partes del país controladas por demócratas. “Si miras el sur de La Florida en este momento, este lugar está en auge… Los Ángeles no está en auge. La ciudad de Nueva York no está en auge”, presumió.

El condado de Miami-Dade, que incluye Miami Beach, ha sufrido recientemente uno de los peores brotes de coronavirus del país, y más de 32 mil floridanos han muerto a causa del virus, con la concentración más alta de B.1.1.7, la variante del virus más contagiosa y posiblemente más letal identificada por primera vez en Gran Bretaña; “con un costo impensable que los líderes del estado rara vez reconocen”, sostuvo la fuente.

Algunos culparon a las multitudes inusualmente grandes a una temporada de vacaciones de primavera “sobrealimentada por una pandemia que ha limitado la socialización”.

This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.