Despeja la Suprema Corte el acceso parcial a los registros financieros de Trump

El juez John G. Roberts Jr., presidente de la Suprema Corte, dijo en su opinión al máximo tribunal que

El juez John G. Roberts Jr., presidente de la Suprema Corte, dijo en su opinión al máximo tribunal que “Ningún ciudadano, ni siquiera el presidente está categóricamente por encima del deber común de presentar pruebas cuando se le solicita en un proceso penal”. Foto: https://medium.com.

De la redacción

Finalmente llegó el día tan esperado por muchos. La Corte Suprema dictaminó esta mañana que el presidente de Estados Unidos no puede bloquear la divulgación de sus registros financieros. Sin embargo, el fallo judicial no despeja el camino al Congreso, que por el momento no tendrá acceso a las declaraciones de impuestos y otros documentos del mandatario, pero sí los fiscales de Nueva York, que lo persiguen desde hace unos 8 años.

En dos votaciones mayoritaria (7 a 2) y por separado, la Suprema Corte de Justicia falló en favor de los fiscales de Nueva York sobre el alcance y los límites del poder presidencial. En una de las dos votaciones el máximo tribunal de la nación abrió esta mañana el camino para que los fiscales de Nueva York tengan acceso a los registros financieros de Trump.

Se trata sin duda de una sorprendente derrota más para el presidente en lo que va de un mes, aunque en la otra votación por separado el fallo de la Suprema establece que dichos documentos “estarán protegidos del escrutinio público bajo las reglas de secreto del gran jurado hasta después de las elecciones, y tal vez indefinidamente”, negando al Congreso el acceso a dichos documentos según las opiniones de la corte, reportó esta mañana la televisión en cadena nacional.

“Ningún ciudadano, ni siquiera el presidente está categóricamente por encima del deber común de presentar pruebas cuando se le solicita en un proceso penal”, dijo el presidente del máximo tribunal, John G. Roberts Jr. en una de las dos opiniones que escribió para la Suprema Corte. Aunque acotó: “Trump aún puede presentar objeciones sobre el alcance y la relevancia del citatorio judicial para que los fiscales conozcan el contenido de sus finanzas en los último años”.

Y es que de acuerdo con Roberts, a quien se unieron los mismos jueces que votaron con él en el caso de dar acceso a los fiscales de Nueva York, los tribunales inferiores no habían considerado adecuadamente las preocupaciones de separación de poderes contenidas en la presentación del caso. Los jueces Neil M. Gorsuch y Brett M. Kavanaugh, designados por Trump, votaron con la mayoría de los jueces liberales pero no adoptaron su razonamiento. Clarence Thomas y Samuel A. Alito Jr. disintieron en ambos casos.

Como es costumbre, Trump atacó inmediatamente en su cuenta de Twitter: “Todo esto es un enjuiciamiento político… Los tribunales en el pasado han dado ‘amplia deferencia’. ¡PERO NO YO!”.

El presidente había solicitado a la Suprema Corte que bloqueara ambos conjuntos de citaciones, que habían solicitado información de los contadores y banqueros de Trump, y no del propio Trump”, dice POLÍTICO.

Las firmas que custodiaban celosamente el historial financiero del mandatario indicaron que cumplirán con el fallo de la Corte Suprema. Durante todo el juicio sus abogados, y notablemente William Barr, que juega más el papel de defensor de Trump que de Fiscal General de la nación, habían argumentado que el mandatario era inmune a todos los procedimientos e investigaciones penales mientras permaneciera en el cargo. Y que “el Congreso no tiene el poder para obtener sus registros…”.

Al conocerse el fallo esta mañana, en un comunicado de prensa Jay Sekulow, el principal abogado personal del presidente describió sin embargo a las decisiones del tribunal supremo como una victoria temporal. “Nos complace que en las decisiones emitidas hoy, la Corte Suprema haya bloqueado temporalmente tanto al Congreso como a los fiscales de Nueva York para que no obtengan los registros de impuestos del Presidente… Ahora procederemos a plantear cuestiones legales y constitucionales adicionales en los tribunales inferiores”, reportó por su parte The New York Times. Pero no es así, los fiscales de Nueva York sí tendrán acceso a dichos rfegistros financieros.

Al darse a conocer este fallo judicial los miembros demócratas de la Cámara de Representantes y los fiscales de Nueva York, que habían agotado los caminos judiciales hasta llevar su caso a la Suprema, declararon que los registros financieros de Trump “pueden arrojar luz sobre los enredos extranjeros del presidente, posibles conflictos de intereses, si ha pagado sus impuestos y si sus pagos de dinero en secreto violaron las leyes de financiamiento de campaña”.

Ya el país había presenciado la zaga judicial del mandatario en 2016, acerca del uso ilícito de fondos de campaña para comprar el silencio de la actriz porno, Stormy Daniels y de la modelo de Playboy, Karen McDougal, quienes sostuvieron relaciones extramaritales con Trump.

Como se sabe, esto motivó que el exabogado personal de Trump, Michael Cohen fuera sentenciado a tres años de cárcel en una prisión federal a fines de mayo. Y como parte del impulso del Departamento de Justicia para detener la propagación del coronavirus entre los reclusos Choen fue enviado a cumplir su sentencia de manera domiciliaria. Pero tras ser visto afuera de un restaurante de Manhattan la semana pasada, en aparente violación de su confinamiento en el hogar, Cohen fue regresado a prisión.

Los referidos casos probaron la independencia de la Corte Suprema, que está dominada por representantes republicanos, incluidos los dos nombrados por Trump, Gorsuch y Kavanaugh, dice The Washington Post.

Históricamente, el máximo tribunal había sido unánime en el fallo contra los presidentes Richard Nixon y Bill Clinton. Nixon renunció ante los crecientes llamados a juicio político. Y en el caso de Clinton, el fallo del máximo tribunal condujo a su destitución, “aunque sobrevivió a una votación del Senado”, concluye la fuente■

This entry was posted in Homepage Feature, Política, sistema de justicia criminal. Bookmark the permalink.