Denuncian esfuerzo de Trump para desprestigiar el voto por correo

Foto: www.voteearlyny.org.

 Foto: www.voteearlyny.org.

De la redacción

Desde que inició su mandato Trump, su administración y sus aliados conservadores, en el Congreso e incluso en las cortes judiciales, han venido impulsando distintas formas de supresión del voto. Y en los últimos días han dirigido sus misiles a los esfuerzos de votar por correo, recomendados como medida de precaución contra la pandemia de Covid-19, que ha cobrado la vida de unas 100 mil personas en Estados Unidos.

Como dijimos en este espacio oportunamente, el presidente Trump encabeza serios esfuerzos por desprestigiar el voto por correo, reviviendo el fantasma del fraude electoral a través de su cuenta de tuit, donde declara falsamente fraudes cometidos con el voto por correo. Y hasta acusó recientemente al gobernador de California, Gavin Newsom, de repartir las boletas electorales a los inmigrantes indocumentados para que voten ilegalmente.

Entre tanto, aunque discretamente por fin la compañía propietaria de Tweeter comenzó a ponerle un alto a las mentiras de Trump. En dos de sus más recientes tuits, la empresa piso un enlace delante de ellos para verifica lo dicho por Trump.

en un tuit el presidente decía:

NO HAY FORMA (¡CERO!) De que las boletas por correo sean mucho menos que sustancialmente fraudulentas. Los buzones serán robados, las papeletas serán falsificadas e incluso impresas ilegalmente y firmadas de manera fraudulenta. El gobernador de California está enviando boletas a millones de personas, a cualquiera…”.

Entonces, al final de este tuit la compañía de Sylicon Valley puso la siguiente aclaración:

“Obtenga información sobre las boletas por correo” (get the facts about mail-in ballots), en un enlace que lleva al lector a los datos revisados sobre tema. Y al hacer clic en el enlace, los usuarios acceden a la página de ‘Twitter Moments’, que titula: “Trump hace una afirmación sin fundamento de que las boletas por correo darán lugar a fraude electoral”.

Y después de que la plataforma de redes sociales agregara dichas advertencias de verificación de hechos a los tuits del presidente, Trump tuiteó acusando a Tweeter de “interferir en las elecciones de 2020″. Y amenazó con cerrar Twitter luego de que el sitio denunciara dos de 52 mil mentiras que ha dicho el mandatario, quien reclamó:  “Twitter está sofocando completamente mi LIBERTAD DE EXPRESION, y yo, como Presidente, ¡no permitiré que suceda!”.

No obstante, otras plataformas como Facebook, Google e Instagram se han negado a hacer este tipo de aclaraciones ante las falsas o infundadas declaraciones de sus usuarios, incluso después de la interferencia rusa en las elecciones de 2016.

Trump y su administración se han volcado en un agresivo esfuerzo nacional para suprimir los votos en noviembre. De acuerdo con Daily Kos, un medio de comunicación de noticias y organización de activismo de base, el presidente “planea gastar más de 20 millones de dólares para reclutar 50 mil voluntarios en 15 estados de los llamados vacilantes”.

Los ‘voluntarios’ monitorearán los lugares de votación, cuestionarán las boletas e informarán de los riesgos para los votantes que se consideran “sospechosos”; en otras palabras, “planean intimidar o trabajar para excluir a los votantes de color”, acusando a su voto como “fraude electoral”, dice la fuente, que ha estado luchando contra los planes republicanos para suprimir el voto en las elecciones de 2020, y ha lanzado la campaña, Sacar el Voto / Get Out The Vote.

Los republicanos y Trump intentan no sólo intimidar a los votantes, sino construir una máquina de propaganda bien diseñada para pintar a los demócratas como ladrones de elecciones. Al utilizar la publicidad pagada, las redes sociales y la red de medios de comunicación de la derecha, leales a Trump, están sentando las bases de un fraude electoral extendido, y la noción de que las elecciones están “manipuladas”.

De esta suerte, a medida que la amenaza de COVID-19 persiste durante este ciclo electoral, y a instancias de los defensores de los derechos de voto, muchos estados y jurisdicciones locales están ampliando las oportunidades de votar por correo. Pero Trump está atacando estos esfuerzos, repitiendo públicamente que “las boletas enviadas por correo son corruptas” y que son “fraudulentas en muchos casos”.

Incluso se teme que Trump pueda desobedecer un veredicto electoral si no le es favorable, y hasta llamar a una insurrección con sus seguidores. Recientemente se pudo ver en las protestas contra los gobiernos que se resisten a abrir sus economías sin garantizar que bajar la guardia no va a propiciar nuevos brotes de la pandemia, a hombres altamente armados, con símblos Nazis y banderas confederadas, que forman parte de las bases de Trump.

Por qué la votación en línea no es la respuesta para organizar elecciones durante Covid-19. Foto: Brennan Center.

Por qué la votación en línea no es la respuesta para organizar elecciones durante Covid-19. Foto: Brennan Center.

Pero un antídoto contra los esfuerzos del presidente es registrar al mayor número de votantes, abogar por expandir el acceso al voto por correo, apoyar a las organizaciones locales de base en estados clave que luchan contra la supresión del voto en el terreno, dice Daily Kos.

Y también conectar a tantos voluntarios como sea posible, a programas y plataformas efectivas como GOTV, Mobilize America, Vote Forward, Vote.org, Turnout 2020, VoteWithMe, entre otras. O con esfuerzos como el que impulsan el ex Fiscal General de la nación Eric Holder y el ex presidente Barak Obama, en su proyecto All On The Line, contra el Gerrymandering.

Daily Kos afirma que para lograr tal propósito brindará apoyo financiero directo a numerosas organizaciones locales de base en todo el país, que ya han desarrollado la infraestructura y la confianza de sus comunidades para educar, involucrar y participar exitosamente en cada voto.

“Nuestros equipos de activismo y elecciones continuarán trabajando juntos para generar activismo de base en forma de peticiones, cartas, convocatorias y manifestaciones virtuales para presionar a los funcionarios electos a ampliar el acceso a la votación por correo para que nadie tenga que elegir entre su salud y su derecho a votar■

Nota de interés:

Una respuesta del Centro Brennan al voto en tiempos de coronavirus

La enfermedad por coronavirus 2019 (Covid-19) presenta un desafío difícil y novedoso para la administración de las elecciones generales de 2020. Este es un desafío para los funcionarios electorales además de las amenazas significativas y continuas para la seguridad de nuestra infraestructura electoral.
This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Elecciones, Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.