Denuncia una niña de Honduras detenida en Yuma abuso sexual de un agente de CBP

El anuncio del reporte sobre el asalto sexual a una niña hondureña detenida en una cárcel de la agencia federal de Protección de Fronteras, CBP. Foto: flipboard.com.

El anuncio del reporte sobre el asalto sexual a una niña hondureña detenida en una cárcel de la agencia federal de Protección de Fronteras, CBP. Foto: flipboard.com.

De la redacción

Como reportamos recientemente, los abusos de los custodios de diversos centros de detención de Inmigración contra los niños y niñas inmigrantes ahí recluidos, que abogados, congresistas y periodistas describieron tras sus respectivas visitas a esas cárceles en Texas, Son escandalosos. Ahora toca el turno a centros de detención en Yuma, Arizona, y se trata de acusaciones extremadamente más graves, por que se refieren al asalto sexual contra las jovencitas migrantes ahí detenidas.

Hoy niños migrantes en estaciones fronterizas superpobladas de Arizona alegan haber sido víctimas de agresión sexual, y de represalias de los agentes inmigración en Yuma, Arizona, por denunciar este abuso sexual, además de las condiciones insalubres y el hacinamiento.

Resulta que una niña de 15 años de edad, de Honduras, describió a un oficial “grande y barbudo” que le metió las manos bajo el sostén de sus senos, y le bajó la ropa interior y le buscó a tientas como parte de lo que debía ser una inspección (¡!) de rutina, reportó la cadena NBC News. La niña dijo que “se sentía avergonzada cuando el oficial hablaba en inglés con otros oficiales y se reía” durante todo el abusivo suceso.

Además, un niño de 17 años de edad, también de Honduras, dijo que “los oficiales regañan a los niños detenidos cuando se acercan a una ventana, y que a veces los llamaban “putos”, mientras les daban órdenes.

Siguiendo con la fuente, un chico guatemalteco de 16 años detenido en Yuma, dijo que él y otros en su celda se quejaron del sabor del agua y la comida que se les dio. Entonces, “los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) sacaron las alfombras de sus celdas en represalia”, obligándolos a dormir sobre el concreto frío y duro.

Un portavoz de CBP dijo a la fuente que “La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos trata a quienes están bajo nuestra custodia con dignidad y respeto, y ofrece múltiples vías para informar cualquier denuncia de conducta indebida”.

Pero las acusaciones “no coinciden con la práctica común en nuestras instalaciones y serán investigadas en su totalidad. Es importante tener en cuenta que la acusación de agresión sexual ya está siendo investigada por la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional” (DHS). Es decir, poner la iglesia en manos de Lutero.

Como se recordará, expresiones de crueldad no han pasado desapercibidas para los habitantes de Estados Unidos. “Mientras la administración Trump continúa desatando una escalada de brutales ataques contra los inmigrantes y refugiados, y más horribles contra los niños detenidos en condiciones inhumanas en centros de detención de Inmigración en la frontera, este miércoles 4 de julio surgió una de las más poderosas protestas masivas a nivel nacional contra dichas políticas antinmigrantes del gobierno federal.

Las mujeres que cruzan la frontera de los Estados Unidos enfrentan asalto sexual con poca protección. Foto: YouTube.

Las mujeres que cruzan la frontera de los Estados Unidos enfrentan asalto sexual con poca protección. Foto: YouTube.

Vale señalar que entonces los referidos informes de los investigadores de la Oficina del Inspector General del DHS en los sectores de El Paso y Rio Grande Valley en Texas detallaron las condiciones horrendas para los niños y otros migrantes detenidos en estaciones fronterizas superpobladas donde no se les duchaba, ni proveía un cambio limpio de ropa o siquiera un espacio para dormir. También los informes del sector de CBP de Yuma describen condiciones insalubres similares a las de los centros de detención de migrantes en Texas; pero estas de Yuma van más allá porque se trata de alegados abusos sexuales contra las menores, y otras conductas indebidas por parte de los oficiales de la CBP.

Por su parte el presidente Trump rechazó los informes sobre las malas condiciones de los niños, y Kevin McAleenan, el secretario interino del DHS, que supervisa el CBP, dijo que los informes “no están confirmados”. En Yuma, a finales de junio se abrió una tienda de campaña de lado blando para acomodar el hacinamiento en la estación fronteriza, dice la fuente.
Otros niños describieron estar asustados de los oficiales y dijeron que éstos se enojarían si pedían algo. Un niño usó ropa interior sucia durante los 10 días que estuvo en la estación fronteriza porque temía pedir a los oficiales un par de calzones limpio, según uno de los informes. Otra, una niña de 15 años de Guatemala, describió la comida como “asquerosa y fría la mayor parte del tiempo”.

En una declaración a NBC News, el Presidente del Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes, el demócrata de Maryland Elijah Cummings, dijo a NBC News que “Estas acusaciones son muy preocupantes y deben investigarse por completo”, y aunque el presidente ha negado cualquier acusación, los múltiples informes de los referidos centros de detención, “confirman de lo contrario…, y son las propias políticas de la administración Trump las que han contribuido a esta crisis humanitaria y esta falta de responsabilidad”.

Cummings ha pedido a McAleenan que testifique ante el comité de la cámara baja que él preside, sobre las malas condiciones que sufren los inmigrantes y la conducta ilegal de los custodios en dichos centros de detención en la frontera■

Videos relacionados al tema del abuso sexual contra menores por parte de los custodios en el centro de detención de Yuma, Arizona.

Signfican Incident Report

Reportes afirman que las condiciones que declara la Casa Blanca son en la realidad mucho peores.

Niños migrantes informan sobre condiciones perturbadoras, mala conducta de agentes en la estación fronteriza de Yuma, Arizona.

Alegato de jovencita hondureña, sobre un ataque sexual de un guardia de CBP en el centro de detención de migrantes en Yuma, Arizona.

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo