Demandan a gobernador de La Florida por transporte fraudulento de inmigrantes

Un grupo de 48 migrantes fue trasladado en avión a la isla desde Texas a principios de esta semana, dejándolos varados. Ahora están siendo trasladados a una base militar en Cape Cod, donde han permanecido. Foto: forafreeamerica.com.

Un grupo de 48 migrantes fue trasladado en avión a la isla desde Texas a principios de esta semana, dejándolos varados. Ahora están siendo trasladados a una base militar en Cape Cod, donde han permanecido. Foto: forafreeamerica.com.

A nombre de tres de casi 50 inmigrantes venezolanos, un grupo de abogados de derechos civiles y una organización pro inmigrante demandaron esta semana al gobernador de La Florida, Ron De Santis, y a otros funcionarios en una corte federal de Boston. Los acusan de engañar a dichos inmigrantes para que aceptaran viajar por avión desde su refugio en San Antonio, Texas, hacia otros estados donde supuestamente recibirían empleo, vivienda y otras oportunidades; sin embargo los abandonaron a su suerte en Massachusetts, en la exclusiva isla, Martha ‘s Vineyard. Más detalles con Rubén Tapia.


Por participar en un “plan fraudulento y discriminatorio” para reubicar a un grupo de inmigrantes venezolanos trasladados en un avión fletado desde Texas hacia la exclusiva isla Martha’s Vineyard en Massachusetts, demandaron legalmente al gobernador de la Florida, Ron DeSantis, y a otros funcionarios.

Iván Espinoza-Madrigal, director ejecutivo de la organización litigante, Lawyers for Civil Rights, dice por qué la corte federal de Boston aceptó por el momento que la demanda de Lawyers for Civil Rights fuera anónima.

“Porque ellos han estado recibiendo muchas amenazas y mensajes de odio, también han sido dirigidos al equipo legal de los abogados por los Derechos Civiles y la organización de redes de grupos comunitarios Alianza Américas”.

Eso dice uno de los testimonios de los tres involucrados en la demanda: Una familia (incluido un menor de 11 años) se enteró en pleno vuelo que el avión se dirigía a Martha’s Vineyard. Ahora le preocupa que un juez de Inmigración ordene su deportación en ausencia si no puede asistir a sus citas judiciales que ya tienen programadas.

Esto es lo primero que buscan con la demanda, dijo Espinoza-Madrigal:

“Una medida cautelar, un amparo para parar la reubicación, la expulsión de inmigrantes bajo condiciones de fraude, condiciones de mentira”

Aunque buscan compensación por daños y gastos del litigio, también buscan que se convierta en una medida permanente.

“Para que los inmigrantes no puedan ser transportados, por medio de fraude, a través del país en la manera como estamos viendo con el gobernador De Santis y el estado de La Florida”.

Además, al ser una demanda colectiva o class action suit no sólo representan a los inmigrantes venezolanos, concluye Espinoza-Madrigal.

“Representamos no sólo a los inmigrantes afectados en Massachusetts, pero también a cualquier otro inmigrante a quien ya le haya sucedido, o a los que están vulnerables, que les puede ocurrir este tipo de campaña de decepción, de fraude, para tratar de expulsarlos y moverlos a través del país”.

Por su parte el gobernador de La Florida, Ron De Santis defendió su decisión de transportar a los venezolanos a Massachusetts, porque asegura que se encontraban en condiciones pésimas y que buscó ayudarlos, dijo en un comunicado su directora de comunicaciones, Taryn Fenske.

Además, señaló que era oportunista que los activistas usaran a los inmigrantes “ilegales” y lo calificó de ser “puro teatro político”.

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino, Rubén Tapia.

Escuche la Edición Semanaria Comnpleta:

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración, Inmigrantes, Política. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo