Demandan 15 estados a EPA por favorecer industrias contaminantes contra la salud pública y el ambiente

De la redacción

Industrias de gas y petróleo contaminan el ambiente y la salud pública. Foto: Natural News.

Industrias de gas y petróleo contaminan el ambiente y la salud pública. Foto: Natural News.

La administración Trump ha puesto una vez más a las industrias que contaminan por encima de la salud pública ignorando la actividad de las industrias que producen gas y petróleo. Suficientes estudios científicos han demostrado que estas operaciones son la mayor fuente industrial de metano: un gas de efecto invernadero extremadamente potente. “Nuestra coalición ha dejado en claro que cuando la administración Trump ignore la ley y ponga en peligro a la salud y el ambiente, la veremos en la corte”.

Es de suponerse que la Agencia de Protección del Ambiente, la EPA, debiera hacer honor a su nombre y proteger al ambiente y a la sociedad deteniendo las emisiones que envenenan el aire, y tomar medidas para intentar reparar este deterioro cuyo costo recae en el bolsillo del contribuyente.

Por eso, una coalición de 15 Fiscales estatales está demandando judicialmente a la EPA de Trump, por no cumplir con la obligación legal de detener dichas emisiones.

El Fiscal General de Nueva York, Eric Schneiderman encabeza a los demandantes, que comprenden a los estados de California, Connecticut, Illinois, Iowa, Maine, Massachusetts, Maryland, Nuevo México, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Vermont, Washington, el Distrito de Columbia y Nueva York, así como la Ciudad de Chicago.

“La EPA tiene un claro deber legal de controlar la contaminación causada por metano, que proviene de las operaciones de extracción de gas y petróleo, una de las principales fuentes, de gas invernadero”, que contribuye al calentamiento terrestre.

Se ha comprobado, dice la referida coalición, que “se podrían tomar medidas ampliamente comprobadas y rentables para reducir las emisiones de metano hasta en un 40 por ciento, resultando en un ahorro de más de 100 millones de dólares anuales para los consumidores y la economía… Nuestra coalición ha dejado en claro que cuando la administración Trump ignore la ley y ponga en peligro a la salud y el ambiente, la veremos en la corte”.

Y es que la EPA anunció el mes pasado que retiraría una solicitud para que los operadores de los pozos de petróleo y gas existentes proporcionen a la agencia amplia información sobre sus equipos y sus emisiones de metano, “socavando una iniciativa de cambio climático instaurada por la administración Obama”, dijo en su oportunidad The Washington Post.

Este ha sido el primer paso formal para revertir el esfuerzo de la administración Obama, que comenzó dos días después de la elección de Donald Trump, para recopilar información sobre el metano, “un contaminante climático de corta duración pero extremadamente poderoso que es responsable de alrededor de un cuarto del calentamiento global. hasta la fecha”.

Según esto, la agencia habría citado una carta enviada por los fiscales generales de varios estados conservadores y productores de petróleo “quejándose de que la solicitud de información que fomenta la agenda climática de la administración anterior… y apoya la imposición de pesadas reglas climáticas en sitios existentes, cuyo costo y gasto serán r enorme”.

Pero en su demanda, la coalición de 15 estados acusa al administrador de la EPA, Scott Pruitt, de haber violado la Ley Federal de Aire Limpio al retrasar injustificadamente su obligación bajo la Ley de controlar las emisiones de metano de esas operaciones.

El metano es un gas de efecto invernadero extremadamente potente que calienta el clima unas 80 veces más que el dióxido de carbono en un plazo de 20 años, dicen los argumentos de los demandantes.

“Las operaciones de petróleo y gas (producción, procesamiento, transmisión y distribución) son la mayor fuente industrial individual de emisiones de metano y la segunda fuente industrial más grande de emisiones de gases de efecto invernadero en Estados Unidos”.

Detrás de las plantas de energía eléctrica se esconde un hecho dudoso: “Según los datos de la EPA, el Fondo de Defensa del Medioambiente calcula que alrededor de mil 500 millones de dólares en gas natural, lo suficiente para calentar más de 5 millones de hogares, se filtran o se liberan intencionalmente de la cadena de suministro de petróleo y gas cada año. La lógica de seguir permitiendo las fugas y las descargas intencionales de metano es especialmente dudosa, ya que el metano en sí es un producto valioso, pues es el componente principal del gas natural”.

Y agrega que “Casi el 90 por ciento de las emisiones de metano proyectadas para la industria del petróleo y el gas en 2018 provendrán de fuentes existentes antes de 2012”. No obstante, “existen tecnologías y técnicas disponibles, a un costo anual promedio de menos de 0.01 dólar por cada mil pies cúbicos de gas natural producido”.

La demanda le pide a la corte que ordene a la EPA proponer y adoptar las regulaciones de metano requeridas por la Ley para las operaciones de petróleo y gas, siguiendo un plazo expedito establecido por la corte

This entry was posted in Homepage Feature, Medio Ambiente. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo