Delicado su estado de salud tras huelga de hambre en centro de detención de Inmigración

De la redacción

Protesta el 13 de diciembre a las afueras del Centro de Detención de Inmigración en Tacoma, organizada por NWDC Resistance e Indivisible Tacoma. Foto: página de Facebook de Resistir a NWDC.

Protesta el 13 de diciembre a las afueras del Centro de Detención de Inmigración en Tacoma, organizada por NWDC Resistance e Indivisible Tacoma. Foto: página de Facebook de Resistir a NWDC.

El Centro de Detención del Noroeste (NWDC) en Tacoma, Washington, se ha convertido en la cárcel donde los detenidos, inmigrantes ellos, han protagonizado el mayor número de huelgas de hambre quizás, en 2017. Y a pocos días de que finalice el año este fin de semana entraron en su octava huelga, en la que dos ciudadanos cubanos continúan exigiendo su liberación inmediata, dice un comunicado de NWDC Resistance / Resistir a NWDC.

Maru Mora Villalpando, de la referida organización, dijo a Noticiero Latino que “Los ciudadanos cubanos continúan en huelga de hambre en el ahora infame Centro de Detención Northwest (NWDC), en una protesta que comenzó el domingo (12/10/17) para exigir su liberación inmediata.

Maikel Castellanos Sol, uno de los dos cubanos que iniciaron la protesta hoy cumple su día número 178 de detención y, según el comunicado a él “le contaron los funcionarios del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), que cuando los detenidos llegan al día 180 en detención, deben ser puesto en libertad ya que enfrentan la deportación a un país –en este caso Cuba- que no tiene relaciones diplomáticas con Estados Unidos”.

A pesar de eso, los guardias del GEO Group, la compañía que posee, administra y dirige el referido centro de detención, le han estado diciendo a Maikel que “los 180 días no significan nada y que pueden mantenerlo enjaulado todo el tiempo que quieran”.

Los guardias de GEO continúan intimidando, sostiene Villalpando, “y burlándose de él; los guardias han estado comiendo frente a él, maldiciéndolo y riéndose de él”.

Por su parte Maikel Castellanos afirma que “nunca había sentido tanto dolor y tristeza en toda mi vida; no desearía la detención de mi peor enemigo”, y declara que se desmayó el miércoles “después de que los guardias me amenazaron con alimentarme a la fuerza”.

Aun así “Maikel sigue en huelga de hambre desde que la comenzó el 10 de diciembre, y sigue con la esperanza de que ICE cumpla con lo que le dijeron… Son 180 días para quienes vienen de países que no tienen relaciones diplomáticas con EEUU o no existen como estado”, dijo Villalpando a Noticiero.

Los organizadores de NWDC Resistance han comenzado a notar la existencia de un patrón de comportamiento de ICE, “que niega la liberación a personas que no pueden deportar. En el caso de los cubanos, la huelga de hambre parece ser su última esperanza de liberación, en un esfuerzo por avergonzar a la agencia y exponer las condiciones de detención inhumanas”, dijo por su parte Wendy Pantoja también activista NWDC Resistance.

De acuerdo con ella, “Maikel ha dicho que ‘Ningún ser humano debería tener que dejar de comer para poder ser liberado cuando su país de origen no los devuelva sin son deportados’”.

El grupo de Resistencia a NWDC “continúa creando presión pública trabajando junto a otros grupos de base para tener una presencia constante fuera del centro de detención hasta que se cierre la instalación”, apunta el comunicado.

Villalpando asegura que la manifestación de este sábado 16 de diciembre “se realizó conforme a lo planeado” y que fue organizada por la organizada Indivisible Tacoma, “como parte de su semana de acción, ‘12 días de Navidad con 12 días de resistencia’ contra la prisión de inmigración de Tacoma”.

En tanto, Maikel Castellanos Sol se halla en mala salud, “y aun así dice que no parara hasta que lo liberen”. Los 12 días de acción “son un buen recordatorio, muy oportuno porque la gente celebra las festividades decembrinas, aunque muchos no tenemos nada que celebrar cuando tantos siguen siendo torturados por el sistema de migración que sigue dividiendo familias y cazando a nuestra comunidad. Seguiremos presionando a la ciudad de Tacoma para que cancele la licencia de negocios de ese centro de detención”, concluye Maru Mora Villalpando.

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo