Cumplida la orden judicial para liberar niños detenidos por ICE, éstos siguen presos

Al inicio de este verano, miles de niños son separados de sus padres en la frontera. Foto: Telemundo Dallas, TX.

Al inicio de este verano, miles de niños son separados de sus padres en la frontera. Foto: Telemundo Dallas, TX.

De la redacción

Como reportamos en estas páginas a fines de junio, la jueza del Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Central de California en Los Ángeles, Dolly M. Gee dictaminó que antes del 17 de julio la administración Trump debería liberar a todos los niños detenidos en tres centros de detención familiar del servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), argumentando la gravedad de la pandemia de Covid-19 en el país. Y más tarde, luego de que el gobierno sometiera una moción, la jueza Gee extendió el plazo hasta el viernes 27 de julio.

Luego del plazo que diera la jueza federal Dolly M. Gee, del Tribunal para el Distrito Central de California para liberar a los niños inmigrantes en tres centros de detención de ICE el lunes 27 de julio, y que la administración Trump buscara sin éxito otra extensión, el sábado la jueza Gee declaró a la prensa: “No habrá separación familiar sin el consentimiento de los padres, independientemente de si exista o no un protocolo para conocer sus derechos”.

La jueza Gee, que originalmente fue designada a su cargo por el entonces presidente Obama, adujo en su fallo la peligrosidad para los menores debido a los brotes recientes del virus en tres instalaciones de ICE, argumentando que los centros “están en llamas”, y que “no hay más tiempo para medias tintas”.

Sin embargo, a pesar del hecho de que venció el plazo para liberar a los detenidos bajo custodia de ICE, la administración Trump no cesa de perseguir a los inmigrantes, mientras mantiene aún a 346 niños y padres migrantes bajo custodia.

El referido litigio se produce cuando han surgido brotes de coronavirus todo el país, con California, Texas, Arizona y La Florida, confirmando un peligrosísimo cuadro que se ha salido de todo control, en todos los estados con centros de detención de ICE, convertidos en brotes ‘calientes’ para la propagación del coronavirus.

Pero a medida que los casos de COVID-19 continúan aumentando en todo el país, órdenes judiciales de dos demandas diferentes han creado una situación en la que los abogados y defensores llaman a esta como una forma de separación familiar 2.0.

En la primera decisión de la la jueza Gee, ésta requirió que ICE liberara a los aproximadamente 120 niños bajo custodia de ICE antes de ayer lunes 27 de julio. Pero en la segunda, un juez federal en Washington, D.C., decidió el miércoles negar una moción para liberar a todos los padres e hijos juntos. Ahora, los padres en detención de ICE deben decidir si mantener o no a sus hijos con ellos bajo custodia, o entregarlos a los patrocinadores.

El dilema en que han sumido las autoridades de Inmigración a los padres y madre de los menores migrantes en dichos centros de ICE es si desprenderse de sus hijos y darlo a un patrocinador, lo que significa muchas veces entregarlo al sistema de custodia de Estados Unidos sin la certeza de volverlo a ver; o dejarlos en la cárcel con ellos, expuesto a contraer el virus. Porque en dichos centros de detención no hay manera de observar la sana distancia ni recursos higiénicos para garantizar la salud tanto de niños como de adultos. Se ha sabido que hasta custodios y personal administrativo de esos centrosde detención han sido contagiados con el coronavirus.

Por ejemplo, de acuerdo con la Revista Time, hasta hace 24 horas, según los propios datos de ICE, éste habia diagnosticado más de 3 mil 700 casos de COVID-19 en sus instalaciones, incluido un caso en el Centro Residencial Familiar del Sur de Texas. Además, al menos cuatro empleados en las instalaciones de Dilley también han dado positivo, según una opinión judicial escrita por la jueza Dolly Gee , que preside el caso “Flores” en California

Esste caso, contenido en el Acuerdo flores, prohíbe la detención de menores por más de 20 días. En dos instalaciones que detienen a niños, por ejemplo, el Centro Residencial del Condado de Karnes en Texas se han diagnosticado 47 casos de covid-19, y otro tanto no especificado en el Centro Residencial del Condado de Berks en Pensilvania.

Sin embargo, la orden de la jueza Gee no tiene jurisdicción sobre los padres. En una demanda separada, el juez de la Corte de Distrito de D.C., James Boasberg escribió una opinión el pasado miércoles diciendo que no es necesaria una liberación general de todas las unidades familiares en este momento.

“Si bien la pandemia de COVID-19 ha afectado vidas en todo nuestro país, en pocos lugares ha resultado ser más contagiosa que en entornos congregados como cárceles o centros de detención… Incluso suponiendo que las condiciones de confinamiento de los peticionarios violen sus derechos de debido proceso, todavía no han demostrado claramente que tienen derecho al remedio extraordinario de la liberación general de la detención de inmigrantes”.

Con todo, los abogados que representan a las familias en los tres centros de detención de ICE advierten que aún no se ha liberado a los niños detenidos, de acuerdo con la orden de Gee.

This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo