Crece en la opinión una falsa narrativa sobre el flujo migratorio en la frontera sur

Al inicio de este verano, miles de niños son separados de sus padres en la frontera. Foto: Telemundo Dallas, TX.

Al inicio de este verano, miles de niños son separados de sus padres en la frontera. Foto: Telemundo Dallas, TX.

De la redacción

Con intención o si ni ella una parte del público estadunidense comienza a comprar la narrativa de una arribo extraordinario a la frontera bajo esta administración, fomentada por algunos medios de comunicación que manejan información parcial y obtenida de forma remota, o bien de delegaciones de legisladores republicanos que claramente persiguen fines políticos electorales de cara al 2022.

El discurso de la “invasión” de “hordas” migrantes a las puertas de Estados Unidos con la aviesa intención de pedir asilo porque vienen huyendo de la violencia y miseria económica en sus países de origen está basada en la llegada ciertamente de grande flujos migratorios a la frontera, sólo que éstos no son mayores a los de otros años en el pasado reciente y mediato.

Investigaciones periodísticas, destacadamente una de The Washington Post, aunque también de otros grandes periódicos como The New York Times que desde el año pasado hablaban de diversos motivos que impulsan a los migrantes hacia el norte. También están los reportes de activistas que informan desde los mismos campamentos de migrantes que se hacinan en el lado sur de la frontera desde hace años a la espera de una cita para pedir asilo.

Todo esto desmiente la narrativa que curiosamente hace eco al discurso de Trump. Y ya ni se digan los reportes de políticos demócratas, como la congresista de El Paso, Texas, Verónica Escobar entre otros, que desnudan el discurso con que los republicanos quieren infundir temor, caracterizándolo como una falsa narrativa.

El American Immigration Council hizo un análisis de los datos provistos por Inmigración y Protección Fronteriza (SBP), en donde expone de manera objetiva qué sucede en la frontera sur de Estados Unidos con dichos flujos migratorios: Datos sobre la situación actual en la frontera.

La reconocida organización proinmigrante en Estados Unidos, America’s Voice se dio a la tarea de recoger la opinión de destacados estudiosos, políticos e investigadores acerca de este tema, incluyendo a medios de prensa, que analizaron desde el lugar de los hechos la realidad de la frontera sur de Estados Unidos.

A diferencia de la conversación centrada en un supuesto aumento de llegadas de migrantes bajo la administración de Biden, America’s Voice encontró que el actual aumento de migrantes “comenzó mucho antes de que el presidente Biden asumiera el cargo”.

Y enumeró cinco hechos que sustentan su afirmación sobre la situación en la frontera:

  • Los encuentros fronterizos han aumentado durante meses. El aumento actual comenzó en abril de 2020, cuando el presidente Trump instituyó la práctica de expulsar a todas las personas encontradas en la frontera bajo la medida sanitaria supuestamente proporcionada por el Título 42 del Código legal estadunidense, ahora con la pandemia de Covid-19.
  • Bajo el Título 42, cualquier adulto soltero o familia que cruce la frontera desde México, Guatemala, Honduras o El Salvador fueron inmediatamente devueltos de regreso a México.
  • Los niños no acompañados y la mayoría de las personas de otros países fueron detenidos, retenidos durante días o semanas y luego deportados en avión de regreso a su país de origen. Después de implementar el Título 42, la cantidad de adultos solteros que cruzaban la frontera comenzó a aumentar rápidamente, de un mínimo de 14,754 en abril a 62,041 en diciembre.
  • Muchos encuentros son las mismas personas que intentan cruzar varias veces, ya que principalmente los hombres mexicanos son rechazados en unas horas, lo que les permite volver a intentarlo rápidamente.
  • Si bien el número de niños y familias no acompañados que se encuentran en la frontera también aumentó durante ese mismo período, aumentó en números mucho menores. Incluso después de que el presidente Biden asumiera el cargo, en febrero de 2021 un 71 por ciento de todas las personas encontradas en la frontera eran adultos solteros, no familias ni niños. El número de familias detenidas en la frontera sigue siendo la mitad que en febrero de 2019.

“El ‘aumento’ de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos es en realidad un patrón predecible. La evidencia revela el golpe estacional habitual, además de algunas de las personas que esperaron durante la pandemia”, dice The Washington Post.

Y en una pieza de opinión en The New York Times, la congresista Verónica Escobar escribió: “Represento a El Paso. Lo que estoy pidiendo no incluye fronteras abiertas. Hasta que abordemos lo que motiva a las personas vulnerables a dejar sus países de origen, seguirán viniendo”. Acto seguido, procedió a lo que algunos llaman deconstruir la falsa narrativa:

“La narrativa de la ‘crisis en la frontera’ ha estado impulsando noticias políticas y de inmigración, pero aquellos que conocen la frontera y las estadísticas tienen una historia mucho más matizada que contar”, dijo Escobar, quien se unió a un panel de expertos clave, organizado por America’s Voice, para discutir lo que realmente está sucediendo y lo que reportan falsamente algunos medios políticos y de comunicación.

Escobar ha sido una líder vocal en el combate a dicha narrativa sensacionalista, y “ha profundizado en soluciones razonables que analizan las causas fundamentales de la migración para crear un sistema de inmigración humano y justo”.

Por último, el profesor Tom Wong de la Universidad de California en San Diego, UCSD y Aaron Reichlin-Melnick, del Consejo Estadunidense de Inmigración son analistas que han analizado los datos y pueden proporcionar un contexto crucial de lo que está y no está sucediendo en la frontera■

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.