Congela DHS leyes como la que otorga licencias de conducir a indocumentados en Nueva York

Líneas de inmigrantes solicitando licencias de conducir en el DMV de Whitestone, en Queens, Nueva York, al entrar en vigencia la Ley de Luz Verde. Foto: www.spectrumlocalnews.com.

Líneas de inmigrantes solicitando licencias de conducir en el DMV de Whitestone, en Queens, Nueva York, al entrar en vigencia la Ley de Luz Verde. Foto: www.spectrumlocalnews.com.

De la redacción

Tras la absolución al presidente Trump de las acusaciones de abuso de poder y obstrucción al Congreso, por parte del Senado dominado por los republicanos, envalentonada la administración federal endurece sus represalias contra el estado, pero particularmente contra la ciudad de Nueva York, por su política de Ciudad Santuario, y congela -entre otras- la nueva Ley de Luz Verde (Green Light), que otorga licencias de conducir a los habitantes de Nueva York independientemente de su estado migratorio.

Este miércoles el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) prohibió temporalmente a los neoyorquinos inscribirse en el programa Global Entry (o de Viajeros de Confianza), que autoriza a los viajeros de bajo riesgo y preaprobados el cruce expedito a través de líneas en aeropuertos y en las fronteras. En la de Canadá, a través del programa NEXUS; y en las de Canadá y México, mediante el programa SENTRY, que agiliza la entrada a Estados Unidos.

En una carta dirigida al gobierno estatal de Nueva York el secretario interino del DHS, Chad Wolf afirma que los habitantes de ese estado ya no podrán solicitar dichos programas, amparados en la Ley de Luz Verde, que impide a las agencias federales como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) arrestar y deportar a inmigrantes indocumentados que solicitan licencias de conducir.

Así mismo, prohíbe a la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) obtener acceso a las bases de datos del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) del estado, sin una orden judicial. DHS argumenta necesitar acceso a dicha base de datos para examinar exhaustivamente a los solicitantes de los programas. La falta de cooperación del estado de Nueva York con DHS, dice, requiere que la agencia federal tome acciones para garantizar la seguridad nacional.

La prohibición del DHS viene luego de formarse las líneas masivas de solicitantes de licencias en las oficinas del DMV de todo el estado de Nueva York, después de que la Ley de Luz Verde entrara en vigor a mediados de diciembre, como reportamos puntualmente aqui.

Según la cadena CBS, “mientras ICE construye casos e investiga redes criminales… los datos obtenidos por la agencia también se utilizan para el comercio y los viajes, y son necesarios para la verificación de antecedentes cuando alguien solicita el programa -también conocido como- Trusted Traveler”, de acurdo con DHS.

En tanto, la orden del DHS se anunció sólo un día después de que el presidente Donald Trump condenó a las ciudades santuario, como Nueva York, en su discurso del Estado de la Unión: “Un criminal extranjero -de las Guyanas-, liberado por la ciudad santuario de Nueva York, fue acusado de la brutal violación y asesinato de una mujer de 92 años”, dijo.

La Ley de Luz Verde provocó una fuerte reacción en algunas comunidades suburbanas moderadas, así como en algunas áreas más conservadoras del norte del estado. “Varios funcionarios del condado se negaron a cumplir o demandaron para detener dicha ley, aunque resultó ser popular en enclaves liberales como la ciudad de Nueva York”, dice The New York Times.

Como se recordará, desde los primeros días de su campaña en 2016 Trump ha denigrado con falsas acusaciones a los inmigrantes, y en particular a los indocumentados. Stephen Miller, su principal asesor y destacado estratega de programas como Cero Tolerancia, que hasta la fecha entre otras medidas de la agenda antinmigrante de Trump mantiene separados –y extraviados- a miles de niños migrantes arrancados de los brazos de sus padres y madres en la frontera, “también ha ordenado en el pasado a los funcionarios del DHS que resalten los crímenes cometidos por inmigrantes indocumentados”, como una forma de obtener apoyo para sus políticas más restrictivas.

“Trágicamente, hay muchas ciudades en Estados Unidos donde los políticos radicales han elegido proporcionar refugio a estos criminales extranjeros ilegales”, dijo Trump el martes por la noche. “Pero múltiples estudios han desmentido la teoría de que las políticas de las ciudades santuario impulsan el crimen”.

La Ley de Luz Verde fue aprobada el año pasado por la Legislatura Democrática de Nueva York y fue firmada por el gobernador Andrew Cuomo, “un demócrata en su tercer mandato y frecuente antagonista del presidente Trump”, sostiene el Times. Según esta ley, los departamentos de vehículos motorizados del condado y del estado de Nueva York tiene que aceptar las solicitudes de licencia de conducir, independientemente del estado migratorio del solicitante, siempre y cuando viva en el estado■

Otras notas de interés sobre el tema:

ICE toma fotos y huellas dactilares para fichar a niños y adolescentes refugiados

Un niño de 5 años con fractura de cráneo es encarcelado por ICE sin atención médica, denuncia familia

Cita con la muerte de los deportados por Trump hacia El Salvador

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.