Con un camión de tacos en cada mezquita, musulmanes rompen su ayuno del Ramadán

Sonia García rompiendo el ayuno posterior al Ramadám, en San Diego, CA.

Sonia García rompiendo el ayuno posterior al Ramadám, en San Diego, CA.

En ocasión del Ramadán, el mes sagrado del Islam, líderes musulmanes del sur de California planearon romper su tradicional ayuno con tacos mexicanos para de esa manera tender lazos de unidad entre latinos y musulmanes. Una activista musulmana y un profesor latino invitaron a taqueros a poner un camión de tacos en cada mezquita de la región, en un intento por disipar los prejuicios y temores de quienes advirtieron sombríamente que con tanta inmigración pronto habría un camión de tacos en cada esquina. Así, en días recientes, miles de fieles del Islam concluyeron su ayuno probando tacos halal; o sea, con carne consagrada. Desde una mezquita en San Diego, California, Manuel Ocaño reporta.


Se escucha sonido de canto en el interior de una mezquita…

En las afueras del Centro Islámico de San Diego la lonchera “Corazón de Torta”, está rodeada de mujeres que llevan su tradicional jiyab, atuendo típico que les cubre la cabeza dejando sólo descubierta la cara; los hombres musulmanes, muchos con barba, visten ropa regular. Todos de pie esperan su comida.

Es la primera vez en la historia del islamismo en la región que los musulmanes cenan tacos en su noche sagrada, que marca el fin de una de sus celebraciones más tradicionales: El Ramadán.

Antonio Ley en su lonchera.

Antonio Ley en su lonchera.

Antonio Ley toca la campana para anunciar que la orden esta lista.

“Unidad latina musulmana”, se escucha la aclamación de los comensales…

Antonio Ley es un inmigrante de Tijuana y el chef de esta cocina ambulante de comida mexicana. Explica por qué le encargaron servir tacos en una cena tan importante para los musulmanes:

“Esta es una forma de mostrar solidaridad, ante la gente que se aprovechó de los chiquitos, de los inmigrantes, de los musulmanes para propósitos de ventaja electoral, ¿no?, y dividir la opinión”

En respuesta a esa propaganda divisiva más de 650 musulmanes recibieron cuatro tacos a su elección de carne y pollo cocinados al estilo “Halal”; la carne que permite comer el Islám es de animales sacrificados sin sufrimiento.

Antonio Ley:

Disfrutando de sus tacos.

Disfrutando de sus tacos.

“La organización, la iglesia donó la carne; ellos tienen una dieta especial, pero van a ser tacos, con salsa, con jalapeños, ¡como lo quieran! Con cebolla, cilantro…, pero halal”

La idea de unir la comunidad latina y musulmana mediante la comida surge en respuesta a los comentarios despectivos que hizo a la cadena MSNBC Marco Gutiérrez, un simpatizante de Trump durante la pasada campaña presidencial.

“Si ustedes no hacen algo al respecto, tendrán camionetas de tacos en cada esquina”

La inmigrante palestina musulmana, Rida Hamida y el profesor mexicoamericano Ben Vázquez conversaron sobre el tema, recuerda Vázquez:

“Rita preguntó: ‘Benjamín, en Santa Ana ¿a dónde llevarías a gente musulmana a comer?’ Y yo dije que a una lonchera”

La idea floreció en el Sur de California. Ya van tres eventos en la ciudad de Santa Ana.

Benjamín:

Sin título-1“La primera vez llegaron 600…, la segunda vez llegaron mil 400…, y la tercera mil 200. La gente fue la que acuñó el término “una lonchera en cada mezquita”

Este singular movimiento solidario se está extendiendo en otros estados, afirma Ben Vázquez.

“También lo hicieron en Milwaukee, en Wisconsin, y otra gente lo quería hacer en su estado en Texas…, alguien me llamó de Oregón”

Este acercamiento cultural a través de la comida entre musulmanes y latinos, resulta especialmente importante en San Diego, ciudad que se encuentra a un paso de la frontera con Tijuana. Porque las dos comunidades están realmente en el ojo de los oficiales de migración y los grupos de odio, destaca Sonia García, una de las pocas musulmanas latinas en la región.

IMG_7853Se convirtió al Islam desde hace 21 años y dirige obras de caridad para los pobres en Baja California.

“No nos puede él vencer, nos vamos a unir; nada más crean mucho en Dios, la fe mueve montañas, recuérdenlo”, dice Sonia.

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino, desde San Diego, California, Manuel Ocaño.

Download
This entry was posted in Arte y Cultura, Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo