Con círculos de diálogo escolar buscan inspirar, en vez de castigar, a jóvenes estudiantes

Los círculos de sanación de Justicia Restaurativa se usan para discutir los problemas no sólo estudiantiles sino de la comunidad en general, sino dentro y fuera de las aulas también.

Los círculos de sanación de Justicia Restaurativa se usan para discutir los problemas no sólo estudiantiles sino de la comunidad en general, dentro y fuera de las aulas.

Cansado de ver que sus compañeros de escuela abandonaban los estudios para caer en el mundo de las pandillas o la pobreza, un joven hijo de inmigrantes regresa a su pueblo en el empobrecido campo de California convertido en un activista social y dispuesto a cambiar las cosas. Ganando poco a poco apoyo para programas de justicia restaurativa en las escuelas, el joven profesionista busca así poner alto a las expulsiones, aumentar las graduaciones, inspirar a los estudiantes y conectarlos con su comunidad. Esto sucede en Coachella, en el desierto que lleva de California a Arizona. Rubén Tapia nos tiene la historia.


Sonido de interior de un salón de reunión…

En un salón comunitario una docena de jóvenes asiste a la primera reunión para formar un concilio estudiantil. Dirige la reunión Víctor González, joven de 24 años de edad, graduado de la Universidad de Santa Cruz, California.

“One of the main tasks of this group it’s that you are informed about what’s happening not only in your schools, in your community, but what’s happening across California and how things related to our community”

(Una de las tareas principales de este grupo es que usted está informado sobre lo que está pasando no sólo en sus escuelas, en su comunidad, sino lo que está sucediendo en California y cómo las cosas se relacionan con nuestra comunidad)

Miembros de la organización Construyendo Comunidades Saludable. El de pelo rizado y de lentes, es Víctor González un joven organizador de BHC y originario de Coachella, California. Foto: página de la Escuela Bobby Duke.

Miembros de la organización Construyendo Comunidades Saludable. El de pelo rizado y de lentes, es Víctor González un joven organizador de BHC y originario de Coachella, California. Foto: página de la Escuela Bobby Duke.

González nació en la ciudad de Indio. Sus padres son originarios de Michoacán, México. Desde muy chico se involucró en una lucha para que a las calles del parque de casas móviles donde vivía con sus padres les pusieran asfalto.

 

“A través de esos esfuerzos, el Condado dio dinero para que más de 30 ‘parqueaderos’ recibieran pavimento”

Ya en la universidad se involucró en otra campaña donde lograron representación en la mesa directiva que regulan el agua en el valle.

“Más entusiasmado de seguir en el movimiento e involucrar a la comunidad en otras cosas también”

Antes de finalizar sus estudios, ayudó en las oficinas del Congresista Dr. Raúl Ruiz, en la capital del país, y después en Sacramento, con Anthony Rendón, presidente de la Asamblea Estatal de California.

“Ya basado en esas relaciones, quería involucrarme un poquito más en saber qué es la política”

Aunque Víctor tuvo tentadoras ofertas de trabajo, declinó y regresó a Coachella donde se involucró con Building Healthy Communities (BHC), una organización comunitaria que impulsaba un proyecto de Justicia Restaurativa en las escuelas del Distrito Escolar donde él estudió y del que tiene críticos recuerdos. De más de una docena de sus mejores amigos, él fue uno de los pocos que logró un título universitario.

“Sus maestros, sus concejeros les dejan saber que no tienen un futuro más que el que sus padres tienen”

Encarnación Becerra, Director de la escuela preparatoria Bobby Duke. Foto: Cortesía de la escuela.

Encarnación Becerra, Director de la escuela preparatoria Bobby Duke. Foto: Cortesía de la escuela.

Preocupado por los altos niveles de suspensiones y expulsiones en el Distrito Escolar de Coachella y con la ayuda de BHC y otros grupos comunitarios, el director de la secundaria Bobby Duke, Encarnación Becerra estableció hace dos años un programa piloto de Justicia Restaurativa en su escuela, y está contento con los resultados.

“He visto el mejoramiento en la relación entre estudiantes y maestros, y también entre los estudiantes y sus padres. Cuando los muchachos tienen problemas o tienen preocupaciones, antes que se metan en problemas primero nos buscan”, dijo Becerra.

Capacitaron a más de una docena de maestros en este sistema de Resolución de Conflictos. En lugar de expulsar o suspender a un estudiante que se porte mal dos veces por semana, en la mañana durante 20 minutos maestros y alumnos forman un círculo de sanación y hablan del problema o intercambian inquietudes, explica el director Becerra:

“Hacen una red y toman la oportunidad cada persona de compartir cómo se están sintiendo. Para que el estudiante que hizo el error, empiece a pensar que sí, que sus acciones, sus palabras, tienen consecuencias no nomás para ellos mismos, sino que también están afectando a las personas alrededor de ellos”

En este exitoso programa piloto también involucraron a padres de familia, como Sandra Ramírez, que uno de sus hijos fue víctima de bullying.

“Se me salió de las manos…, mi hijo no solamente fue agredido verbalmente sino físicamente…”

IMG_20170812_090447Por eso cuando Ramírez supo de Justica Restaurativa se sumó al proyecto.

“Esto lo necesitamos para todos, no solamente para que mis hijos se beneficien. Tenemos que pensar en las generaciones futuras, qué es lo que queremos dejarles”

Pero los retos son enormes, no solamente por las dificultades de que se involucren padres de familia, que a veces tiene hasta tres trabajos y hay padres de origen indígena que no hablan español o lo hablan limitado.

“Son más de 20 mil estudiantes aquí en el distrito de Coachella y no somos más del 1 por ciento de los padres que estamos involucrados”

Y también enfrentan la resistencia del Distrito Escolar para ampliar este programa en sus 24 escuelas, a pesar de que cuentan con los recursos económicos suficientes. Pero la meta de mejorar el rendimiento escolar es firme, destaca el organizador Víctor González.

Cualquier espacio, incluso en exteriores puede servir para desarrollar una plática sobre Justicia Restaurativa. Foto: Página Facebook de Justicia Restaurativa.

Cualquier espacio, incluso en exteriores puede servir para desarrollar una plática sobre Justicia Restaurativa. Foto: Página Facebook de Justicia Restaurativa.

“Para cambiar el clima escolar y la disciplina los residentes y nuestras organizaciones identificaron la Justicia Restaurativa como una manera de hacer eso, para que los estudiantes no sólo se gradúen, sino que a la vez tenemos que ver cuántas de esas personas están calificadas para entrar a un trabajo, para ir a una universidad o a un colegio”

Para la Edición Semanaria del Noticiero Latino, Rubén Tapia.

Download
This entry was posted in Educación, Homepage Feature, Jóvenes. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo