Trump ¿desmantela la Ley de Energía Limpia? California frena las emisiones de carbono

Donald j. Trump en un evento de campaña con trabajadores de  minas de carbón, prometiendo la revitalización de esa industria. Foto: ¡2.cdn.turner.com

Donald j. Trump en un evento de campaña con trabajadores de minas de carbón, prometiendo la revitalización de esa industria. Foto: ¡2.cdn.turner.com

De la Redacción

Mientras el presidente Trump comienza a desbaratar los años de progreso de su antecesor Obama en la lucha contra el cambio climático, California defiende estrictas normas que regulan las emisiones de los automóviles, enfrentándose cara a cara con Trump. Se espera que los combustibles fósiles se reactivarán con la firma de las respectivas órdenes ejecutivas para revisar el Plan de Energía Limpia, levantar la prohibición de la renta de bonos para el uso del carbón, y descartar lo que han pensado los científicos sobre el verdadero costo de las emisiones de dióxido de carbono para los seres humanos y el planeta.

El presidente Donald J. Trump lanzó el mayor asalto contra las políticas del expresidente Barack Obama, o sea, su legado en torno al cambio climático, con la firma de una serie de órdenes ejecutivas para minar los compromisos que contrajo Estados Unidos con los Acuerdos de Paris en 2015, como reportamos aquí en días recientes.

La publicación inglesa, The Guardian, sostiene que preguntó a la administración Trump “si aceptaba la noción científica acerca de que cambio climático ha sido provocado por los seres humanos”; y afirma que un alto funcionario de la Casa Blanca respondió: “Claro…, sí, supongo… creo que el presidente entiende el desacuerdo sobre la respuesta política, y verán que en ese orden…, estamos tomando un camino diferente”.

En tanto, la agencia que regula el aire limpio de California votó el viernes para impulsar hacia adelante estándares más estrictos de emisiones para automóviles y camiones, estableciendo con esto una potencial batalla legal con el gobierno de Trump, por el plan de California para reducir los gases de efecto invernadero que calientan el planeta.

Dicho voto, de la Junta de Recursos del Aire de California “es la muestra más audaz” para enfrentar la agenda del presidente Trump. El liderazgo político del estado, desde el gobernador Brown, pasando por muchos alcaldes, ha prometido encabezar la resistencia nacional de rechazo a las políticas de Trump, dice por su parte The New York Times.

No obstante Trump, quien ha dicho que el calentamiento global es un “engaño”, y criticado las centrales eléctricas como una carga innecesaria para los trabajadores y la industria del carbón estadunidenses, “firmó hoy sendas órdenes ejecutivas y memorandos presidenciales que suspenden varias medidas centrales en el esfuerzo de Obama”.

Sin embargo, California puede escribir sus propios estándares debido a una salvedad que le brinda la Ley de Aire Limpio, prosigue el Times. “Ya que es el mayor mercado de autos del país y por eso tiene mayor influencia sobre la industria automotriz”. Además, estados como Nueva York, Pennsylvania y Washington, D.C., entre otros, siguen los estándares de California; “una coalición que cubre a más de 130 millones de residentes y más de un tercio de la totalidad del mercado de vehículos en Estados Unidos”.

Y es que las regulaciones impuestas desde el gobierno de Obama “reducirían el consumo de petróleo del país en 12 mil millones de barriles, lo que eliminaría seis mil millones de toneladas métricas de contaminación por dióxido de carbono a lo largo de la vida útil de los automóviles afectados”. Eso equivale, apunta la fuente, a más de un año de emisiones de carbono en todo Estados Unidos.

Dichas regulaciones de California requieren de la industria automotriz que duplique –casi- el rendimiento del combustible de los automóviles y camiones nuevos para 2025; “para que den en promedio 54.5 millas por galón, y obliguen a los fabricantes de automóviles a acelerar el desarrollo de vehículos altamente eficientes”, incluidos vehículos híbridos y eléctricos.

“El voto de los 14 miembros de la Junta de Recursos del Aire de California fue unánime”, lo que en la práctica se traduce a un abierto rechazo público a los planes de Trump.

Y ahora la pregunta que se hacen los expertos es, “¿cómo manejará la administración Trump esta disidencia de California?”. Esperan que el gobierno federal revocará la decisión de California, pero también esperan que “el estado apelará y demandará” al gobierno federal.

Con todo, la decisión de diluir las normas de emisiones de carbono es la primera parte de un asalto esperado contra el legado ambiental de Obama. En las próximas semanas se espera también que Trump ordene a la E.P.A. desmantelar los reglamentos de la era Obama sobre la contaminación de las centrales eléctricas y de las emisiones de carbón. Y el actual administrador de la E.P.A., Scott Pruitt ha dicho que no cree que el dióxido de carbono sea una causa primaria del calentamiento global, “una declaración en claro desacuerdo con el consenso científico sobre el cambio climático”, señala el Times.

Trump ha prometido otra vez revitalizar la industria del carbón. En un evento tipo rally de campaña, que sostuvo la semana pasada en Kentucky, el presidente dijo que ya había eliminado algunas “regulaciones onerosas”, e insistió en que su orden ejecutiva iría más lejos. “Vamos a poner a nuestros mineros de carbón de vuelta al trabajo”.

Pero la Casa Blanca “se enfrenta a un complejo proceso de reescritura de las regulaciones vigentes, y para rechazar los desafíos legales de estados como California y Nueva York, así como de grupos ambientalistas y algunos sectores de la industria, declaró a The Guardian Richard Lazarus, profesor de la Universidad de Harvard, experto en calentamiento global,

E interrogado  sobre la voluntad de Trump para aceptar la ciencia del cambio climático, Lázaro respondió: “No estoy seguro de que el presidente de Estados Unidos tenga ninguna creencia fundamental en el tema. Sólo cumple una promesa de campaña… Cuanto más se precipiten, más probable va a ser que cometan un error”, sentenció el académico■

This entry was posted in Homepage Feature, Medio Ambiente, Política y Elecciones. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo