Comenzó el debate sobre inmigración en el Senado, se esperan muy difíciles negociaciones

De la redacción

Senadores debatiendo en el piso de la cámara baja. Foto: www.slate.com

Senadores debatiendo en el piso de la cámara baja. Foto: www.slate.com

El debate sobre la Ley Dream y otros proyectos comenzó en el Senado estadunidense. Como había prometido el líder de la mayoría republicana en esa cámara para evadir una vez más el cierre de gobierno, Mitch McConnell, trajno un debate al piso del Senado, que prometió será abierto y justo. Da a cada propuesta la oportunidad de ganar los 60 votos que les permitan pasar en el Senado, dice Vox Media.

Esta vez, cualquier propuesta puede obtener votos, según McConnell, y le corresponderá a los senadores que la presenten obtener 60 votos para aprobarla. Habrá muchas cosas sucediendo en el piso del Senado esta semana, dice la fuente. “Incluso si una propuesta no obtiene 60 votos, cada voto enviará una señal importante sobre dónde se encuentran realmente los legisladores acerca de la inmigración, y todos los asuntos polémicos que la acompañan: DACA, un camino hacia la ciudadanía, el muro de Trump, la migración familiar, los permisos de trabajo, etcétera”.

Por su parte The New York Times considera que el haber sometido el debate sobre la inmigración al piso del Senado es “un paso extremadamente raro que, de hecho, permitirá a los senadores intentar construir un proyecto de ley a partir de cero”. Se trata de un delicado debate que pondrá en la balanza el destino de cientos de miles de jóvenes inmigrantes indocumentados.

Dicho debate, que comenzó con un voto de procedimiento sobre una medida no aprobada por la Cámara de Representantes, “servirá como un caparazón para la construcción de un proyecto de ley de inmigración”, dice el Times. Con una votación de 97 contra 1, con la sola discrepancia del senador Ted Cruz, republicano de Texas, “los senadores dieron el primer paso hacia la consideración de la medida, como se esperaba”.

Este debate que resulta para la fuente “altamente inusual”, se desarrollará a lo largo de la semana “poniendo a prueba si una serie de conceptos y propuestas legislativas defendidas por el presidente Trump, y una combinación de republicanos y demócratas pueden obtener 60 votos”, el umbral necesario para que una medida pase en el Senado. Pero aparentemente nadie tiene idea de cómo resultará.

Senador republicano de Kentucky, Mitch McConnell, líder de la mayoría en el Senado. Foto: www.usatoday.com

Senador republicano de Kentucky, Mitch McConnell, líder de la mayoría en el Senado. Foto: www.usatoday.com

“Quien obtenga 60 votos”, habría dicho sin embargo McConnell a la prensa la semana pasada, “tendrá una oportunidad para que florezcan mil flores”.

Como es ampliamente sabido el reloj sigue su marcha inexorable y mientras son ‘peras o manzanas’ los Dreamers continúan perdiendo el estatus que los protege de la deportación; comenzando con su empleo, pues pierden con esto su permiso de trabajo. A la fecha, debido a la inacción del Congreso más de 20 mil Soñadores se han quedado sin este beneficio, aunque una decisión de un juez les permite ignorar la orden de Trump y reinscribirse en el programa a aquellos que fueran titulares de DACA y que con la arbitraria decisión del presidente hubieran perdido dicha protección.

Como publicamos ayer en este espacio, el problema parece ser no la falta de ideas, sino el tipo de apoyo adecuado para los diferentes proyectos que reportamos de los legisladores republicanos y de la Casa Blanca.
Además, en el Senado hay también un acuerdo bipartidista entre los senadores Lindsey Graham (R-SC) y Dick Durbin (D-IL), que ofrecería estatus legal y ciudadanía eventual a los jóvenes inmigrantes no autorizados; otorgaría aproximadamente un año de financiamiento para el muro fronterizo, y eliminaría la lotería de visas de diversidad. “Pero fue criticado por la Casa Blanca y los conservadores por ser tan liberal”, dice Vox Media.

Hay un puñado de otras propuestas bipartidistas que siguen un marco similar tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes, y aún hay más grupos de trabajo que todavía tienen que presentar propuestas, incluida la de la senadora republicana de Maine, Susan Collins, “Que se desarrolló durante el cierre gubernamental de tres días de enero.

Más recientemente, una propuesta de McCain y Coons otorgaría ciudadanía eventual a inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños y han estado en el país desde 2013, y algunas medidas de seguridad fronteriza, pero no el muro fronterizo. “Los senadores presentaron la idea como una propuesta que podría servir como base para el debate sobre la inmigración esta semana”.

Se espera que varias de estas propuestas vean una dura votación en el Senado esta semana. “Algo necesita obtener 60 votos si el Congreso toma medidas afirmativas para solucionar el problema de DACA”, concluye la fuente■

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo