Clérigos tratan visitar detenidos en huelga de hambre en cárceles de Inmigración

  Grupo de religiosos de Los Ángeles, rezan frente a entrada de cárcel de Adelanto.

Grupo de religiosos de Los Ángeles, rezan frente a entrada de cárcel de Adelanto.

Más de 50 activistas religiosos se presentaron esta semana a las puertas del Centro de Detención de Adelanto, en California, en un intento por consolar a un grupo de refugiados que se han declarado en huelga de hambre. Los detenidos han ayunado en protesta por altas fianzas y malos tratos y en demanda de asilo, en una acción que ha coincidido con el ayuno de docenas de detenidos en otro centro de detención, en Tacoma, Washington. Las autoridades del reclusorio negaron la entrada al grupo de religiosos visitantes. Nuestro corresponsal en Los Ángeles, Rubén Tapia estuvo presente en el acto.



Se escucha una oración…

Religiosos cantan y leen los nombres de los detenidos frente a entrada de la prisión de Adelanto y prometen regresar.

Religiosos cantan y leen los nombres de los detenidos frente a entrada de la prisión de Adelanto y prometen regresar.

Una docena hombres y mujeres de diferentes grupos religiosos forman un círculo. Abrazados rezan para que les permita visitar a varios de los detenidos en esta cárcel privada de inmigración de la compañía GEO (el mayor constructor mundial y administrador de servicios en prisiones). Es el día mundial del refugiado.
Sigue el rezo…
Las autoridades de la prisión respondieron llamando a los alguaciles. En menos de media hora tres patrullas llegaron y alejados del grupo conversaron con las organizadoras de la visita. Minutos después Christina Fialho, de CIVIC, informó a los más de 50 religiosos que viajaron desde Los Ángeles a bordo de un autobús, a visitar a los inmigrantes detenidos:
“Le dijeron a los alguaciles que un grupo de personas estaba protestando, activistas con el potencial de hacer cosas ilegales”

Directoras de CIVIC, conversan con alguaciles de San Bernardino, llamados por GEO por temor a la protesta.

Directoras de CIVIC, conversan con alguaciles de San Bernardino, llamados por GEO por temor a la protesta.

La visita no sólo fue cancelada para los religiosos y activistas, sino también para más de una docena de familiares y abogados que esperaban ver a sus familiares y clientes. Los tres oficiales que hicieron el anuncio no respondieron sobre el porqué de la cancelación.
¿Por qué están suspendiendo las visitas?
Aun así, los religiosos se bajaron del camión y en círculo frente a la puerta principal leyeron los nombres de los detenidos. Se retiraron cantando y prometieron regresar.
Ada Valiente es pastora en la Primera Iglesia Bautista de Maywood Mateo 25.

Delegación de religiosos se preparan para visitar a detenidos en Adelanto, el Día Mundial del Refugiado.

Delegación de religiosos se preparan para visitar a detenidos en Adelanto, el Día Mundial del Refugiado.

“Creo que fue injusto. Nos hubieran dejado entrar, pero creo que es el temor. Hay temor para ICE (el Centro de Inmigración y Control de Aduanas), precisamente por las huelgas que están sucediendo en diferentes centros de detención… Los tratan mal, les dan la comida podrida, unas charolas sucias”, dijo.
María Legorreta describe la experiencia de su esposo, que lleva 10 meses detenido en Adelanto. No pudo verlo por la cancelación de las visitas.
“Ayer en la tarde los sacaron de aquí por la parte de atrás, estaba demasiado caliente. Los golpearon”, exclamó María.
María viaja tres veces por semana desde Los Ángeles a visitar a su esposo. Señaló que él y muchos otros detenidos ya no aguantan los abusos:

María Legorreta atiende su pequeño negocio en Huntington Park, desde donde cuando menos maneja 10 horas a las semana para visitar a su marido preso.

María Legorreta atiende su pequeño negocio en Huntington Park, desde donde cuando menos maneja 10 horas a las semana para visitar a su marido preso.

“Nos dijo que estaba en huelga de hambre. Cada dormitorio en donde se encuentra mi esposo hay más de 380 personas. Todos están en huelga de hambre”
A este ayuno colectivo se sumaron ocho refugiados centroamericanos que la semana pasada fueron golpeados y rociado con gas pimienta por hacer una huelga de hambre en demanda de asilo político. Detuvieron el ayuno cuando conversaron con agentes de ICE, pero se sienten traicionados y retomaron el ayuno, señala Tristán Call, vocero de los detenidos:
“Se sentían muy manipulados con esa junta con ICE, porque se dieron cuenta que ICE si tiene, este poder de decidir si van a detener a esta gente mientras hacen sus audiencias o si los van a tener libres durante ese tiempo”

Hijos de María Legorreta esperan que su padre preso en Adelanto pueda recuperar su libertad.

Hijos de María Legorreta esperan que su padre preso en Adelanto pueda recuperar su libertad.

Por razones muy parecidas 35 centroamericanas también están en huelga de hambre, presas en el Northwest Detention Center, otra cárcel privada del consorcio GEO, en la ciudad de Tacoma, estado de Washington.

Afuera de la prisión cinco activistas se han sumado al ayuno; una de ellas es Nestora Salgado, ciudadana naturalizada que estuvo presa más de dos años en cárceles de alta seguridad en México, por causas que fueron desestimadas por las cortes. Ya de regreso con su familia en Estados Unidos, Nestora se ha convertido en una defensora de derechos humanos.
“A mí me molesta mucho ver la situación que están pasando porque yo lo viví en carne propia, el hecho de estar con fiebre y tener escalofrío y que no te den una pastillita; es horrible. Yo quisiera hacer el llamado a todos para que nos sumemos a esta lucha”, exhortó Nestora (también líder de las Policías Comunitarias de Olinalá, Guerrero, Mx).

Nestora Salgado, defensora de derechos humanos, ayuna en solidaridad con 35  refugiadas centroamericanas detenidas en prisión en Tacoma, Washington. Foto: Maru Villalpando.

Nestora Salgado, defensora de derechos humanos, ayuna en solidaridad con 35 refugiadas centroamericanas detenidas en prisión en Tacoma, Washington. Foto: Maru Villalpando.

Las cárceles de Northwest y Adelanto son sólo dos de las 74 prisiones del Grupo GEO, con capacidad para más de 80 mil detenidos. Según su página de internet, es la quinta empresa de este tipo en el mundo y se publicita como una empresa orientada a la rehabilitación y el respeto a los derechos humanos y la dignidad. No respondieron ante la solicitud de una entrevista.

Christina Fialho, de CIVIC explica a religiosos por qué GEO llamó a los alguaciles.

Christina Fialho, de CIVIC explica a religiosos por qué GEO llamó a los alguaciles.

Virginia Kice, directora de prensa de ICE en la región aseguró telefónicamente que están monitoreando la situación en Adelanto, y que están siguiendo el protocolo de las 72 horas, con los ayunantes, por lo pronto hay normalidad. Que la cancelación de la visita el pasado martes, fue por precaución y seguridad, y lamenta cualquier inconveniente causado. Además que los señalamientos sobre la autoridad que tienen su agencia para definir las fianzas, los activistas no tienen la información correcta o es exagerada.

Mientras tanto María Legorreta ya no piensa quedarse callada. Con un nudo en la garganta, habla de sus temores por la suerte de su esposo:
“Tengo miedo por la seguridad de él, que algo adentro le pase. Y que de eso tome riñas el fiscal, la juez hacia él. Pero en el nombre sea de Dios, ojala y nada de esto pase”
Por su parte los grupos de fe y activistas pro inmigrantes que prometieron volver a Adelanto durante el Día del Refugiado, ya preparan nuevas acciones en apoyo de los inmigrantes detenidos.
Se escucha una canción…

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino, desde Adelanto, California, Rubén Tapia.                                         Fotos: Rubén Tapia.

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.