Cierre del gobierno sin salida visible

6313033242_ed26a47181_n

 

A casi dos semanas del cierre del gobierno federal, sus repercusiones comienzan a empeorar y no se sabe cuánto se prolongará. El cierre comenzó cuando el Congreso no logró un acuerdo sobre el presupuesto. Un grupo de congresistas republicanos proponía retirar todos los fondos o posponer la implementación de la Ley de Atención Médica Costeable. El Senado rechazó la propuesta. El Presidente Obama platicó esta semana con legisladores de ambos partidos, en busca de una solución que permita reiniciar las operaciones del gobierno. Mientras tanto, el sector financiero culpa a un grupo de ultraconservadores republicanos de estar llevando al país a una recesión y amenaza con retirarles el apoyo en próximas elecciones primarias. Marco Vinicio González reporta.

En un giro de último momento los republicanos de la Cámara de Representantes propusieron aumentar por seis semanas el techo de la deuda del gobierno. El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner dijo que la propuesta permitiría un espacio a las negociaciones:

So what we want to do is offer the President today the ability to move, a temporary increase on the debt ceiling, the agreement to go to conference on the budget

(Lo que queremos ofrecerle al Presidente hoy es la habilidad para moverse. Un aumento temporal en el techo de la deuda y el acuerdo de ir a conferencia para discutir el presupuesto)

La propuesta de los republicanos ahora ya no exige frenar la Ley de Atención Médica Costeable como condición para negociar, pero tampoco aborda el tema del presupuesto, que tiene paralizado parcialmente al gobierno. El vocero presidencial, Jay Carney, declaró que el Presidente está contemplando la propuesta:

The president is happy that cooler heads at least seem to be prevailing in the House, that there at least seems to be a recognition that default is not an option

(El presidente está feliz de que cabezas más frías parecen estar prevaleciendo en la Cámara. Que al menos parece haber reconocimiento de que incumplir en los pagos no es una opción)

Carney dijo también que Obama seguirá insistiendo en el tema del presupuesto para devolver los salarios y plazas de trabajo a unos 800 mil empleados federales y continuar con las tareas del gobierno.

Los senadores demócratas recibieron la noticia con cautela. También la líder de la minoría demócrata en la Cámara, Nancy Pelosi:

Let’s see what it is. Give it a chance, if it has any value. I think a six week lifting of the debt ceiling is not the way to go. I think we should go at least one year, so there is some certainty in th emarket and every six weeks people don’t have to stand by and wonder if the United States of America’s going to stand by it’s full faith in credit

(Vamos a ver de que se trata. Demosle oportunidad, si tiene algún valor. Creo que seis semanas de aumentar el techo de la deuda no es el camino correcto. Creo que debemos hacerlo por lo menos por un año, para que haya un poco de seguridad en el mercado).

Boehner ha dicho que la iniciativa del Senado de un presupuesto limpio sin condiciones no pasaría en la Cámara. El líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid retó a Boehner a llevarla a votación:

Prove it. Bring it up for a vote. If he really believes the bill won’t pass, he shouldn’t be worried about bringing it up then

(Si tú crees que la propuesta no pasará, tráela al piso de la Cámara, sométela a votación)

En tanto, una encuesta de la cadena NBC y del periódico Wall Street Journal halló que el 60 por ciento de los encuestados opina que todos los miembros del Congreso deben ser despedidos. Y se ha desplomado a un 28 por ciento la aprobación del público hacia el Partido Republicano, de acuerdo con la firma encuestadora Gallup.

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino, reportó Marco Vinicio González.

This entry was posted in Economía y Trabajo, Homepage Feature, Política y Elecciones. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo