Casi 100 mil niños dieron positivo al coronavirus en EE UU

De la redacción

La mutación de la cepa del Covid-19 ha sido dinámica y sorprendente. La idea de que el virus sólo atacaba a las personas mayores hace tiempo quedó atrás. Por ejemplo, hoy trascendió en la prensa que unos ¡97 mil niños! en Estados Unidos dieron positivo al coronavirus en las últimas dos semanas de julio, según la Academia Estadunidense de Pediatría y la Asociación de Hospitales de Niños.

El informe, que se produce “cuando los padres y los líderes educativos se enfrentan a los desafíos de reanudar la educación a medida que el virus continúa aumentando en algunas partes del país”, y dice que al menos 338 mil niños habían sido infectados desde que comenzó la pandemia. Esto significa que “más de una cuarta parte –casi 100 mil- se han infectado tan sólo en estas dos últimas semanas”.

El virus proviene principalmente de estados del sur y el oeste del país, según el informe, que “se basó en datos de 49 estados junto con Washington, D.C., Puerto Rico y Guam”. Pero de acuerdo con The New York Times, este recuento de datos “podría ser más alto porque el informe no incluyó datos completos de Texas e información de partes del estado de Nueva York, fuera de la ciudad de Nueva York”.

Entre los estados con el mayor aumento porcentual de infecciones infantiles durante el referido período, son Missouri, Oklahoma, Alaska, Nevada, Idaho y Montana. Pero el informe también señala que “en la ciudad de Nueva York, Nueva Jersey y otros estados del noreste, donde el virus alcanzó su punto máximo en marzo y abril, “tuvieron el menor aumento porcentual de infecciones infantiles”.

Los rangos de edades para dicha recopilación de datos varían en las diferentes localidades. Por ejemplo, “la mayoría de los lugares citados en el informe considera que los niños son personas que no tienen más de 17 o 19 años”. En Alabama, sin embargo, el límite de edad era 24 años, y en La Florida y Utah el límite fue de 14.

Además, los niños rara vez se enferman gravemente por Covid-19, pero otro informe, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), “destacó cómo la amenaza de una nueva condición relacionada con Covid-19, llamada Síndrome Inflamatorio Multisistémico en Niños o MIS- C, ha afectado de manera desproporcionada a las personas de color”.

El CDC había informado que desde principios de marzo hasta finales de julio recibió informes de 570 jóvenes, desde bebés hasta 20 años de edad, que cumplían con la definición de MIS-C. Y que la mayoría de esos pacientes que estaban previamente sanos, “Alrededor del 40 por ciento eran hispanos o latinos; el 33% negros, y el 13% blancos”.

Siguiendo con el informe, 10 menores murieron y casi dos tercios fueron ingresados en unidades de cuidados intensivos. “Los síntomas incluyeron fiebre, sarpullido, conjuntivitis, malestar estomacal, confusión, labios azulados, debilidad muscular, frecuencia cardíaca acelerada y shock cardíaco”.

Los casos de coronavirus han aumentado en Estados Unidos en las últimas semanas, particularmente en los estados del llamado Sun Belt, y en comunidades donde los funcionarios se movieron rápidamente para reabrir sus economías, y ahora lo están haciendo con sus escuelas.

En tanto, una secundaria reabierta en Georgia atrajo la atención nacional por las imágenes de sus pasillos llenos de jóvenes estudiantes, que alguien subió en una foto a las redes sociales. Paso siguiente, Georgia reportó al menos nueve casos de coronavirus en la última semana, y ahora está cambiando la instrucción a sólo en línea durante por lo menos los próximos dos días, mientras la escuela se desinfecta y los funcionarios evalúan la situación.

Hannah Watters, la estudiante de 15 años que publicó dichas imágenes del pasillo de su escuela, muestran el pasillo atiborrado de estudiantes, hombro con hombre y sin que todos estuvieran usando mascarilla.

Después de que se difundió dicha foto en redes sociales, Brian Otott, Superintendente del Distrito Escolar de Paulding, donde se halla la referida escuela, dijo que no se requerían máscaras en esa escuela, que tiene alrededor de 2 mil estudiantes. Porque “no hay una forma práctica de hacer cumplir el mandato de usarlas”.

Entre tanto, Hannah Watters fue suspendida inicialmente por haber subido la foto, pero la suspensión fue anulada poco tiempo después■

This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Homepage Feature. Bookmark the permalink.