Campaña desinformativa de Trump afecta a votantes latinos de California

El voto por correo es seguro pero la campaña desinformativa de Trump ha infundido confusión y desconfianza en el proceso. Foto: https://montanafreepress.org.

El voto por correo es seguro pero la campaña desinformativa de Trump ha infundido confusión y desconfianza en el proceso. Foto: https://montanafreepress.org.

Investigadores y líderes demócratas denuncian los esfuerzos de Trump por confundir a los votantes latinos, quien echando mano de su amplio abanico de formas para suprimir el voto, como reportamos en este mismo espacio informativo, lanzó una nueva campaña de desinformación que ataca la capacidad del Servicio Postal de Estados Unidos para entregar las boletas a tiempo y de manera segura para ser contadas.

Ante la creciente necesidad de votar por correo debido a la pandemia de Covid-19, cuya mortal fuerza destructiva conocía Trump desde el 28 de febrero según reveló el nuevo libro, “Rage”, del afamado periodista, Bob Woodword, el presidente ha cuestionado la seguridad del voto por correo aunque él mismo lo utiliza. Asegura falsamente que se presta para un mega fraude, infundio que ha quedado desmentido estadística o científicamente varias veces.

Y en el colmo del cinismo, este mes Trump conminó a sus seguidores en el norte de Carolina a votar dos veces: una por correo y otra en persona, lo cual es claramente ilegal; como para poner a prueba el sistema de correos, dijo. “…Si su sistema es tan bueno como dicen, entonces obviamente no podrán votar”.

Esta declaración del presidente “ha tenido un efecto confuso y escalofriante”, declaró al San Francisco Chronicle Francisco Pedraza, profesor de ciencias políticas y políticas públicas en Universidad de California (UC) en Riverside, quien “basó sus comentarios en grupos focales que ha realizado en California con votantes latinos”, como parte de un proyecto sobre cómo mejorar la participación entre los votantes poco frecuentes en California, que llevó a cabo con el Centro de Innovación Social y Causa Común de UC Riverside.

Como hemos repetido en estas mismas páginas, no hay evidencia de fraude en los estados que han realizado votaciones por correo durante años. “Incluido Utah, que está dirigido casi en su totalidad por republicanos”, dice por su aprte el SF Chronicle.

Vale saber que en California cada votante activo recibirá una boleta por correo para las elecciones de noviembre, que puede ser devuelta por correo, depositarla en un buzón o en una casilla elecrtoral, donde también pueden emitir su boleta en persona el mismo día de la elección si así lo desea.

Latino Decisions publicó este mes los resultados de una encuesta a votantes latinos registrados en California: “El 73 por ciento planeaba votar en noviembre… Aunque en el Área de la Bahía, la cifra fue del 78%… 7 de cada 10 encuestados intenta votar por correo, y casi 6 de cada 10 ya lo había hecho antes”.

Y es que aquellos que no participan con regularidad “se vuelven reacios, cautelosos” cuando el presidente hace sonar una advertencia sobre la votación, dijo Pedraza. “Y cuando ven una mina terrestre de riesgos al tratar de involucrarse cívicamente, muchas veces responden retrocediendo”, sin votar.

Tanto propios como extraños aseguran que Joe Biden no corre peligro de perder California, pero hay varias contiendas electorales competitivas en las que el partido cuenta con el entusiasmo de los votantes latinos, quienes podrían ser un bloque clave.

Por ejemplo, está la Propuesta 16, que anularía la prohibición estatal de las preferencias por raza, etnia y género en las admisiones a universidades públicas y la contratación del gobierno.

Ante dichas campañas de Trump el Partido Demócrata estatal ha creado un “escuadrón de la verdad”, dice la fuente. Son 200 voluntarios y organizadores de campo “enfocados en explicar a los votantes cómo emitir su voto en el nuevo sistema. También tiene una línea directa de protección al votante que está disponible en línea y a través del 1-877- 321- VOTE, o 1-877- 321- 8683.

“Hay mucho miedo cuando se trata del estatus. Incluso cuando tienes este derecho al voto, hay miedo”, dijo a la fuente Elisha Crader, una candidata que por primera vez a sus 24 años se postula para el Concejo Municipal de Hayward. Le preocupa la participación en una ciudad que es 40% latina y donde se habla más de un idioma en el 58% de los hogares.

Además, hay indicios de que no todo el mundo se está adaptando a las votaciones por correo. Un estudio de los condados de California que ya han asistido a elecciones por correo encontró que la participación se redujo entre “los que se registraron en lenguas extranjeras, los inquilinos, los nuevos votantes, los votantes más jóvenes y los latinos, así como los estadunidenses de origen asiático”.

Esto dijo Eric McGhee, investigador principal del Instituto de Política Pública de California, un grupo no partidista que realizó el estudio, respaldado por una encuesta de Latino Decisions del mes pasado a mil 552 votantes registrados en los estados de batalla de Arizona, La Florida, Colorado, Carolina del Norte, Pensilvania y Texas. Encontraron que, si bien “los latinos tienen una variedad de puntos de vista con respecto al voto por correo, muchos quieren saber más sobre el voto por correo, pero actualmente no confían plenamente en el proceso”.

Sólo el 35% de los encuestados dijo tener “mucha confianza” al votar por correo; el 37% no confiaba en que el Servicio Postal de Estados Unidos entregará sus boletas a los funcionarios electorales. Y sólo el 60% ha recibido información adecuada sobre cómo solicitar el voto por correo”.

Así las cosas■

This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Elecciones, Homepage Feature. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo