Cambio en la dirección de la UFW en tiempos de Trump. Sale un hombre y entra una mujer

Campos freseros en Salinas, California, cultivados por las hábiles manos de los campesinos, mayormente inmigrantes indocumentados. Foto: UC Berkely.

Campos freseros en Salinas, California, cultivados por las hábiles manos de los campesinos, mayormente inmigrantes indocumentados. Foto: UC Berkely.

De la redacción

En el día de los trabajadores que recientemente se celebró en Estados Unidos, Línea Abierta se enfoca particularmente en las vicisitudes del jornalero del campo. Para ello, invitó a dos figuras relevantes del movimiento sindical campesino: Arturo Rodríguez, presidente saliente de la Unión de Trabajadores del Campo, la emblemática UFW, o el sindicato de los jornaleros pobres del campo fundado por el legendario líder campesino, César Chávez. Por cierto que la UFW cambia de guardia y por estos días acaba de elegir como nueva presidenta a Teresa Romero, anteriormente secretaria tesorera de este sindicato y también invitada de Línea Abierta.

El hecho no es menor, pues Teresa Romero pasa a ser la primera mujer, latina e inmigrante en la historia, que alcanza el nivel de dirección más alto en este histórico sindicato campesino en Estados Unidos. Ella tomará posesión del cargo el próximo 20 de diciembre, que recibe de manos de Arturo Rodríguez, el presidente saliente que mantuvo este cargo por un cuarto de siglo.

Escuche quién es Teresa Romero y cuales son metas:


Teresa Romero, originaria de la Ciudad de México y Presidenta electa del sindicato campesino, UFW, quien tomará posesión de su cargo en diciembre de 2018. Foto: cortesía de la UFW.

Teresa Romero, originaria de la Ciudad de México y Presidenta electa del sindicato campesino, UFW, quien tomará posesión de su cargo en diciembre de 2018. Foto: cortesía de la UFW.

“Hay tres diferentes cosas en las que yo me quisiera enfocar. Una de ellas definitivamente es la reforma migratoria. Nosotros sabemos que la mayoría de los trabajadores del campo son indocumentados, y la profesión que ellos tienen es algo que no cualquier persona puede hacer ese trabajo. Nos hemos reunido con diferentes empleadores por todo el país, y todos nos dicen lo mismo: están preocupados por no tener los suficientes trabajadores para poder cosechar sus verduras y sus frutas…”.
Acerca de los problemas que enfrentan en los campos de Estados Unidos, como por ejemplo el de las violaciones y el acoso sexual a las mujeres campesinas, por parte sobre todo de los mayordomos, Teresa Romero habla sobre las quejas y demandas que la UFW recibe y las soluciones que tramita.
“Mira, Samuel, desgraciadamente es una cosa muy difícil que las mujeres quieran reportar. Y con el problema que tenemos horita de inmigración, el problema con las deportaciones, las mujeres ahorita tienen más temor a reportar… Por eso es que una reforma migratoria haría que estas mujeres no estén en la sombra…”
Escuche lo que propone Romero, acerca de los programas de colaboración y educación con los dueños de los campos, y cuál sería la ventaja para las mujeres el hecho de que ahora una mujer dirija la UFW:

Escuche:

De visita en la ciudad de Madera, California, y acompañado de Teresa Romero, Arturo Rodríguez, quien deja el cargo en diciembre como presidente de la UFW, describe al auditorio de Línea Abierta cómo recibe Teresa Rodríguez este sindicato campesino. Es decir, hace un corte de caja, y habla sobre la percepción en el campo con la llegada de una mujer a la dirección de la UFW, que ha conseguido contratos colectivos con algunas de las mayores empresas agrícolas del país; y que brindan todas las protecciones de la ley laboral a sus trabajadores, con salarios hasta de hasta 40 mil dólares al año y tiempo y medio pagado después de las 8 horas de trabajo, a partir del inicio de 2019.

Arturo Rodríguez, Presidente saliente de la UFW, quien duró en el puesto un cuarto de siglo. Foto: cortesía de la UFW.

Arturo Rodríguez, Presidente saliente de la UFW, quien duró en el puesto un cuarto de siglo. Foto: cortesía de la UFW.

“En las últimas dos semanas hemos tenido la oportunidad de ir y hablar con el liderazgo de los trabajadores, de las diferentes compañías donde tenemos convenios colectivos… en Oregon, Washington… Y hemos recibido una muy buena reacción de parte de todos ellos. Están… claro que unos están un poco tristes, porque voy a salir, pero al mismo tiempo están con nosotros, y 100 por ciento respaldan a Teresa Romero como primera presidenta, como la presidenta electa de nuestra unión… las mujeres están bien contentas con esta decisión…, y también los hombres…”.

Además de estos beneficios y salarios más justos, está también la ley que firmó el gobernador de California, Jerry Brown con la UFW, que le da a los trabajadores acceso a la sombra y a tomar agua fresca, ahora que las condiciones del clima están cambiando tan drásticamente con el calentamiento de la tierra, así como breves periodos de tiempo de descanso pagado por la compañía que los contrata.

Del mismo modo, “hay muchas otras cosas que han pasado últimamente, que nos hacen sentir que nos estamos moviendo por buen camino, aunque sabemos, Samuel, que hay todavía mucho que hacer…”, dice Rodríguez.

Escuche:

Diana Tellefson, Vice Presidenta Nacional de la UFW. Foto: cortesía de la UFW.

Diana Tellefson, Vice Presidenta Nacional de la UFW. Foto: cortesía de la UFW.

Aparte de estos importantes logros de la UFW, la unión cuenta también con otros recursos en su ‘arsenal’; por mencionar uno, la Fundación de la Unión de Campesinos, dirigida por otra mujer, Diana Tellefson.

Arturo Rodríguez también eleva la necesidad de una reforma migratoria, un grito de auxilio principalmente de los empleadores que se quedan sin trabajadores por la persecución de las autoridades de Inmigración.

Y habla sobre los límites del ‘nuevo programa de braceros’, el H-2A, y de los congresistas que se empeñan en acabar con todas las protecciones conquistadas por los trabajadores, particularmente el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Bob Woodlatte, congresista republicano de Virginia.

Escuche:

Una campaña memorable por organizar a los campesinos de los campos freseros del Valle de Salinas en California, que reunió a más de 30 mil trabajadores en los años 90, además de buscar y eventualmente conseguir los beneficios laborales mencionados, estos paisajes campiranos inspiraron el arreglo de la canción original de los Beatles, Strawberry Fields Forever, reinterpretada por el grupo musical La Santa Cecilia, y cantada por la excelente cantante del grupo, La Marisoul.

Escuche:

¿Qué desafíos enfrentará Teresa Romero en su nueva función de presidenta de la UFW, ahora con el ‘nuevo’ clima político nacional, que está haciendo palidecer la historia de las deportaciones? O mejor dicho las agresivas y crueles formas de persecución y deportación en tiempos de Trump. Vale anotar que en una reciente redadas de Inmigración y Aduanas, ICE, perecieron dos trabajadores del campo: el Sr. Santos y la Sra. Marcelina García, durante una imprudente persecución de las autoridades, por ahí por Delano, California.
Una de las maneras, dice Teresa Romero, de ejercer el poder, en manos de la gente, es registrarse y votar. “Y ahora que vienen las elecciones de noviembre, asegurarnos de salir a votar y elegir a las personas que van a trabajar para nosotros”, y no a gobernantes como los de esta administración, cuyo Gabinete está ocupado –en el sentido casi, de una ocupación militar- por una clase social multimillonaria e indolente ante las necesidades y padecimientos de los campesinos que ponen la comida en su mesa.

Escuche:

Trabajadores de la UFW en el inicio de una reunión comunitaria. Foto: cortesía de la UFW.

Trabajadores de la UFW en el inicio de una reunión comunitaria. Foto: cortesía de la UFW.

Download
This entry was posted in Economía y Trabajo, Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.