California, contra el nuevo virus, la saturación en hospitales y el agotamiento del personal

Carpas de check-in en el Centro Ambulatorio Martin Luther King Jr., para recibir y colocar a pacientes con síntomas de Covid-19 antes de ingresarlos a los hospitales, que están desarrollando estos planes para comenzar a clasificar a los pacientes si las infecciones continúan aumentando. Foto: Chava Sánchez / LAist.

Carpas de Vem>check-in en el Centro Ambulatorio Martin Luther King Jr. en L.A., para recibir y colocar a pacientes con síntomas de Covid-19 antes de ingresarlos a los hospitales, que están desarrollando estos planes para comenzar a clasificar a los pacientes si las infecciones continúan aumentando. Foto: Chava Sánchez / LAist.

De la redacción

 El país enfrenta una crisis tras otra. Con un retraso difícil de creer en el proceso de vacunación, que en lugar de los 20 millones de vacunas programadas para finales de diciembre apenas se han aplicado menos de 5 millones; y aparece una nueva cepa que mutó del Covid-19 y que es más contagiosa, que ya llegó a 4 estados del país, siendo Nueva York el más reciente de ellos, además de Colorado, California y La Florida. En tanto, los hospitales del condado de Los Ángeles y otras áreas de California se han vuelto el epicentro estadunidense de la pandemia, que nada más ayer registró en el país casi 200 mil nuevos casos de infección y 2 mil 47 decesos, elevando esta cifra fatídica a 354 mil muertes, y 21 millones de casos confirmados.

 En Estados Unidos apareció por primera vez la variante o nueva cepa que mutó del coronavirus en Inglaterra, conocida como B117, que “parece ser entre un 10 y un 60 por ciento más transmisible que la cepa original… puede aumentar la cantidad o concentración del virus que las personas infectadas llevan en la nariz y la garganta, y a su vez aumenta la posibilidad de infectar a otras personas al respirar, al hablar, al estornudar o al toser”, dice Samuel Orozco, Director de Noticias de Radio Bilingue.

Y es que en los últimos días el número de hospitalizados con síntomas de Covid-19 ha aumentado en el país, y hoy rebasa los 128 mil casos, comparados con los 90 mil de hace un mes y los 50 mil hace dos meses. Uno de los focos rojos sigue siendo Los Ángeles, California, en cuya área metropolitana los hospitales están llegando a su punto de saturación, al grado que han tenido que decirle a las ambulancias que no ingresen a los  pacientes con visibles posibilidades de que no van a sobre vivir; pues están llegando a su saturación en términos de unidades de cuidados intensivos UCI, y sobre todo de personal entrenado para lidiar con los pacientes en estados de complicación avanzada.

Como se sabe, la nueva cepa B117 ha estado azotando a Inglaterra y a Suráfrica, donde se reporta un aumento en el número de casos. Y en Estados Unidos su presencia se reporta en California, Colorado, La Florida y ahora Nueva York.

Dra. Margarita Pereyda, directora interina de información médica de la Oficina del Departamento de Salud y Recursos Humanos, DHHS. Foto: Linkedln.

Dra. Margarita Pereyda, directora interina de información médica de la Oficina del Departamento de Salud y Recursos Humanos, DHHS. Foto: Linkedln.

“Los científicos afirman que pronto podría convertirse ésta en la forma dominante del virus”, sostiene Orozco en el programa de Línea Abierta, donde para profundizar en el tema entrevistó a la Dra. Margarita Pereyda, directora interina de información médica de la Oficina del Departamento de Salud y Recursos Humanos, DHHS / Servicios de salud correccional del condado de Los Ángeles, California (TBC).

Existe pues mucha preocupación en la comunidad científica con la aparición de esta nueva cepa B117, “porque esto puede exacerbar el aumento de las muertes abrumando el ya sobre cargado sistema médico”, afirma Orozco.

“Las personas que están trabajando en los hospitales, los médicos, los enfermeros, nos hemos entrenado profesionalmente para este tipo de emergencias, dice la Dra. Pereyda. “Lo que está pasando es que cuando hay tanta gente en la sala de emergencias, las enfermeras y los médicos tienen que decidir quién es la persona que está más enferma para darle atención… A las personas que tienen ataques del corazón, derrames cerebrales, les pedimos que no se queden en casa y que por favor vengan al cuarto de emergencia. Pero lo que también le estamos pidiendo a la gente es que si no es una emergencia verdadera, que por favor no vaya al cuarto de emergencia”.

Escuche:


La Dra. Pereyda abunda en la seria problemática que representa para California la saturación de los hospitales, a fin de poder recibir a más pacientes, en el momento que repunta brutalmente la presencia de este virus potencialmente letal. De ahí que la comunidad médica esté haciendo un encarecido llamado, “para que sigamos las indicación de los líderes del sistema de salud pública, a fin de encontrarle una salida a este túnel”, señala Samuel Orozco.

Orozco habló con la Dra. Pereyda sobre las perspectivas médicas para hacerle frente a la pandemia y los planes de vacunación.

El supervisor del condado de Los Ángeles solicita al USNS Mercy, el barco hospital, que regrese, y regresó. Foto: ABC7 L.A.

El supervisor del condado de Los Ángeles solicita al USNS Mercy, el barco hospital, que regrese para brindarles ayuda, y regresó. Foto: ABC7 L.A.

Y como suele ocurrir habitualmente en el programa de Línea Abierta que aquí reseñamos, los radioescuchas participan también con sus preguntas y sus opiniones. En este caso, aprovechando la presencia de la Dra. Pereyda, Graciano y María, de la costa de California, esperaron pacientemente en la línea telefónica para emitir su opinión y sus preguntas a la Dra.

Escuche:

Download
This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.