Futuro de los derechos civiles y de inmigración asediados por el gobierno

En una protesta en Los Ángeles California, tras conocerse el rechazo de un juez federal a las intenciones de la administración Trump de bloquear las leyes santuario. Foto: www.posta.com.mx.

En una protesta en Los Ángeles California, tras conocerse el rechazo de un juez federal a las intenciones de la administración Trump de bloquear las leyes santuario. Foto: www.posta.com.mx.

De la redacción

Antes de partir a una gira por Europa el presidente Trump nominó al juez Brett M. Kavanaugh, de 53 años y egresado de la Escuela de Leyes de la Universidad de Yale, para ocupar la vacante que deja en la Corte Suprema de la nación el retiro del juez Anthony Kennedy, de 81 años de edad.

La noticia desató una tormenta y la polarización de la clase política en la nación, y grupos progresistas de abogacía de los inmigrantes, así como sindicatos y defensores de los derechos de las mujeres, de las minorías y de la comunidad LGTBQ iniciaron una fuerte movilización nacional para advertir a los estadunidenses que si Kavanaugh es confirmado se sumará a la mayoría ultraconservadora en la Corte Suprema (John Roberts, Clarence Thomas, Samuel Alito, y Neil Gorsuch), que inclinará a la derecha el peso de ese tribunal por toda una generación.

Como se sabrá, el Tribunal Supremo ya avaló ataques a los derechos laborales, la ‘veda musulmana’ y la supresión del voto en Ohio, por lo que con Kavanaugh continuaría el asedio contra el cuidado de salud, los sindicatos y los derechos civiles, y podrían debilitarse aún más las medidas ambientales y laborales. Y como tema muy importante, podría revertir el histórico fallo judicial ‘Roe v. Wade’, que legalizó el aborto en Estados Unidos en 1973. Por eso grupos políticos progresistas preparan una campaña de presión dirigida a los senadores republicanos de corte moderado.

Por otraparte, la reunificación de niños menores de 5 años, separados de sus padres por la fuerza, volvió a la corte federal este lunes luego de que la Unión Estadunidense de Libertades Civiles (Aclu) impugnara las acciones del gobierno federal.

Como publicamos en su oportunidad, ayer mismo el juez de la Corte de Distrito en San Diego, California, Dana Sabraw ordenó a la administración Trump producir para hoy martes a las 5 de la tarde una lista con todos los niños menores de 5 años que fueron arrancados de los brazos de sus madres y su padres por la fuerza.

En una audiencia de ayer la administración Trump sostuvo que durante el fin de semana había proporcionado una lista con los nombres de 102 niños menores de 5 años separados de sus padres en la frontera, y dijo que un poco más de 50 niños se reunirían para la fecha límite de hoy, que vence a las 5 de la tarde. Pero esta información no ha sido confirmada.

Y es que la Aclu había ganado un requerimiento preliminar el 26 de junio que exige la reunificación de los niños menores de 5 años dentro de los siguientes 14 días a partir de esa fecha. Y además, el fallo judicial establece que todos los otros niños separados de sus progenitores, mayores de 5 años y hasta los 18, deberán ser reunificados también en los siguientes 30 días; o sea, el 26 de este mes. El juez federal de distrito de Estados Unidos, Dana Sabraw celebró conferencias estatales el viernes, y hoy lo hará nuevamente para rastrear el progreso de la reunificación familiar que anunció el gobierno federal.

Por otro lado, otro juez de distrito de Estados Unidos, John Méndez desestimó ayer lunes la mayor parte de la demanda de la administración Trump, que busca derribar una serie de leyes de Inmigración de California. Descartó por ejemplo la parte de la demanda que intenta invalidar el proyecto de ley senatorial, SB 54, que limita la cooperación entre las autoridades locales y estatales con las autoridades federales de Inmigración. Esto supuso un duro golpe para los esfuerzos del Departamento de Justicia -léase Jeff Sessions- por tomar medidas demasiado enérgicas contra los llamados estados santuarios.

También descartó un esfuerzo por bloquear la Ley de la Asamblea estatal 103, que permite al Fiscal General de California, Xavier Becerra, revisar e informar sobre las instalaciones de detención de inmigrantes.

Así mismo, una jueza federal en California rechazó rotundamente ayer lunes el intento del Departamento de Justicia de modificar un acuerdo de asentamiento que data de hace décadas (1977) y que limita la cantidad de tiempo y establece las condiciones bajo las cuales los funcionarios estadunidenses pueden detener a niños inmigrantes, conocido como el Acuerdo Flores.

Y en una orden enérgica, la jueza del Tribunal de Distrito, Dolly Gee calificó a la referida solicitud del Departamento de Justicia, “totalmente sin mérito”, y descubrió que “absolutamente nada impide -a la administración Trump- reconsiderar su actual política general de detención familiar y restablecer la discreción procesal”.

Y de acuerdo con la cadena MSNBC, el Departamento de Salud y Servicios Humanos había dicho hasta la 1:30 pm, tiempo del Este (ET), que la administración Trump no había cumplido con el plazo límite que le otorgó el juez de la Corte de Distrito de Estados Unidos en San Diego, California, Dana Sabraw, para que hoy a las 5 pm ET entregara la lista con todos los niños menores de 5 años que debían ser reunificados con sus padres.

De esta suerte, 4 niños menores de 5 años habían sido reunidos ya con sus padres; 5 de esos niños se esperaba que fueran reunidos en las próximas horas hoy; y 8 de los niños se hallan en proceso de revisión para ver si son reunificados hoy mismo.

Además, hoy a las 2 pm ET el Departamento de Justicia se reuniría con el juez Sabraw, para pedir más tiempo a fin de cumplir con la fecha límite impuesta por el juez y presentarían un nuevo calendario de reunificación.

Entre tanto, 12 padres de estos niños menores de 5 años han sido deportados, y diez de esos niños no fueron elegibles para la reunificación porque sus padres se hallan presos. Además, muchos de estos padres se quedan en la desesperación por no saber el futuro de sus hijos ante la falta de información del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Y en medio de esta crisis humanitaria tan angustiante para las familias migrantes, el presidente Trump se va a una gira por Europa■

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo