Aumentan los crímenes de odio en California… y n el resto de la nación bajo Trump

De la redacción

Incidentes de odio e intimidación, como el que muestran estos símbolos y consignas en las paredes, se dispararón desde la elección de Trump. Foto: CBS News.

Incidentes de odio e intimidación, como el que muestran estos símbolos y consignas en las paredes, se dispararón desde la elección de Trump. Foto: CBS News.

Un inquietante reporte de la Oficina Federal de Investigaciones, el FBI, reveló que los crímenes de odio aumentaron en California un 11 por ciento en 2016. Los condados de Alameda, San Francisco y Santa Clara son donde se reportan los mayores crímenes de este tipo entre los nueve condados del Área de la Bahía, que en total suman 60 crímenes más que en 2015, dice el periódico San Francisco Chronicle. Durante este mismo periodo, afirma el FBI, en todo Estados Unidos “el número de crímenes de odio aumentó de 837 en 2015 a 931 en 2016, un aumento del 11.2 por ciento”.

Prentice Danners a nombre del FBI en el Área de la Bahía dijo al San Francisco Chronicle que las estadísticas que ellos manejan provienen de informes que les ofrecen voluntariamente diversas agencias. En California, por ejemplo, “733 agencias de aplicación de la ley proporcionaron números para el informe anual. Las víctimas incluyen individuos, empresas, entidades gubernamentales y organizaciones religiosas”.

Y en el nivel nacional, durante los meses de octubre a diciembre de 2016, es decir el periodo en torno a la elección presidencial del 8 de noviembre, el alza en este tipo de crímenes llegó a cerca de 26%.

Para nadie es un secreto que desde que el presidente Trump estaba en campaña por la presidencia de Estados Unidos su retórica de odio incentivó a sectores sociales que habían estado hasta entonces controlados pero que desde el nivel verbal hasta el asesinato demuestran su odio por las personas extranjeras, sobre todo aquellas que no pertenecen a la raza blanca, o que quienes profesan otra religión u orientación sexual.

Como se recordará Trump impulsó su campaña por la presidencia con un tono populista que infundió temor hacia el extranjero, en la población blanca principalmente, que asoció la criminalidad a los miembros de las minorías y la inmigración, principalmente los mexicanos, y “También se le ha reprochado haber incentivado a grupos de extrema derecha y favorecer las tensiones raciales en el país”, dice por su parte la publicación Sin Fronteras, de La Jornada.

La mayoría de estos crímenes que reporta el FBI, “fueron motivados por la raza o religión de la víctima, pero en San Francisco la mayoría de las víctimas fueron atacadas debido a su orientación sexual”.
Brian Levin, un académico que es director del Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo en la Universidad Estatal de California en San Bernardino, sostuvo a la fuente que noviembre de 2016 fue “el peor mes para los crímenes de odio en California”. El aumento de estos crímenes de odio, dice, se registró “en los crímenes anti-latinos, anti-árabes, anti-musulmanes y anti-LGBT”.

Uno de los factores clave que elevó las cifras del odio tanto a nivel nacional como estatal fue el ciclo electoral, insiste Levin, en el que “el presidente Trump propuso prohibir el ingreso de musulmanes de algunos países a Estados Unidos, prometió construir un muro en la frontera mexicana y definió a los inmigrantes mexicanos como criminales y violadores”.
La mayoría de estos crímenes ocurrieron en las grandes ciudades, continúa el reporte del FBI. En San Francisco, los delitos motivados por prejuicios aumentaron aproximadamente un 24 por ciento entre 2015 y 2016. Nueve delitos contra la orientación sexual de la víctima se cometieron en 2015 en comparación con 14 en 2016. El investigador sostiene además que “En San Francisco, el objetivo número 1 era los gays, situación similar a la de Seattle y Washington, DC”, pero en otras ciudades variaron las cifras de ataques contra esta comunidad.
Levin agrega que el condado de Alameda reportó 59 crímenes de odio en general, con la mayoría de estos ocurriendo en San Leandro, “22 de los cuales se basaron en la raza o la etnia de la víctima, y 17 ocurrieron en Berkeley, nueve de los cuales se basaron en la raza”. Pero en 2015, sostiene, “San Leandro reportó sólo dos crímenes de odio basados en la raza y no hubo ninguno en Berkeley”. Oakland tuvo nueve crímenes de odio en 2016: tres relacionados con la raza, tres basados en la orientación sexual y tres en la religión, señala el estudioso.

Sin Fronteras indica que en el plano nacional, cerca del 58 por ciento de los crímenes de odio en 2016 fueron motivados por prejuicios raciales, con más de la mitad de esos incidentes dirigidos contra estadunidenses negros. Pero al mismo tiempo, señala que “los ataques o incidentes contra latinos aumentaron un 15 por ciento, mientras que contra blancos y árabes subieron un 38 y un 17 por ciento, respectivamente”. En Estados Unidos, “los crímenes de odio agrupan toda una serie de infracciones criminales que van desde insultos a homicidios, pasando por degradaciones, agresiones o acoso”.

La fuente señala que “Los hechos considerados particularmente de odio son investigados por jurisdicciones federales como delitos y crímenes acompañados de circunstancias agravantes, lo que endurece potencialmente las penas impuestas”. Pero como vimos después desde los lamentables incidentes en Charlottesville, Virginia, las sentencias a dichos incidentes, o las condenas del presidente y su gabinete a los perpetradores de no tuvieron el rigor esperado.

Citando a Zahra Billoo, directora del Consejo de Relaciones Islámicas Estadunidenses en el Área de la Bahía de San Francisco, el Chronicle sostiene que las cifras del FBI no le sorprendieron en absoluto. En todo caso, dijo, “los delitos de odio no son denunciados porque las agencias no están obligadas a informar sus totales al FBI”.

Lo que tienen las víctimas en común, concluye Sin Fronteras, es que “fueron afectadas por su pertenencia, real o supuesta, a un grupo racial o a una religión, o por su identidad sexual o por alguna discapacidad”■

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración, Política y Elecciones. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo