Auditoría federal otorga una pobre calificación al monitoreo del bienestar de niños en cuidado temporal

Por Barbara Feder Ostrov

California Healthline

Niño en un hogar temporal o de crianza que parece deprimido o triste. Foto: California Healthline.

Niño en un hogar temporal o de crianza que parece deprimido o triste. Foto: California Healthline.

El gobierno federal le dio a California calificaciones negativas en el monitoreo del bienestar de los niños en cuidado temporal.

Los funcionarios del estado tardaron en investigar las denuncias de abuso o negligencia, no notificaron a los investigadores sobre graves denuncias de abuso sexual, y no hicieron seguimiento para asegurar que los casos se resolvieran, dice una auditoría difundida el lunes 18 de septiembre de 2017 por la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

Según el informe, en algunos casos las investigaciones tardaron más de un año en completarse. Destacó que estos problemas surgían porque los funcionarios no seguían los procedimientos o porque no habían recibido la capacitación adecuada para manejar las quejas. Una auditoría publicada en mayo por el inspector general reveló deficiencias similares en la agencia de cuidado temporal de Texas.

Michael Weston, portavoz del Departamento de Servicios Sociales de California, dijo que su agencia estaba de acuerdo con las conclusiones del informe -las cuales fueron proporcionadas a la agencia antes de hacerse públicas- y que se estaban implementando, o trabajando en los cambios recomendados por los auditores federales. Los auditores señalaron que la agencia ha vuelto a contratar a antiguos empleados para apoyar las investigaciones de las quejas y ha creado un sistema de control para que los administradores puedan seguir mejor el progreso de estas investigaciones.

La agencia estatal supervisa cerca de 60 mil niños menores de 18 años que están en hogares temporales (foster care). Los auditores federales revisaron 100 casos seleccionados entre las casi 6 mil 200 investigaciones de quejas concluidas por la agencia estatal entre 2013 y 2015.

En los últimos años el sistema de bienestar infantil de California ha sido escudriñado a medida que informes periodísticos revelaron el uso excesivo de poderosas drogas psiquiátricas y arrestos dudosos de jóvenes en hogares temporales alrededor del estado. El Estado ha sido criticado anteriormente por demorarse en las investigaciones de abuso y negligencia. La privatización de algunos hogares por parte de California, que ha dejado a agencias independientes la tarea de reclutar y supervisar familias en hogares temporales también ha generado preocupación.

Los expertos en bienestar infantil dicen que es importante investigar los reportes de abuso o negligencia en hogares temporales en forma rápida y a fondo, porque las consecuencias para los niños vulnerables pueden ser graves, incluso fatales. Una niña de 4 años de edad, de Sacramento, CA, fue asesinada en su hogar de crianza en 2010; aparentemente quemada por un cóctel Molotov. Antes, la misma niña había resultado herida mientras estaba bajo cuidado temporal, según reportes de la prensa.

El objetivo oficial de la agencia estatal es investigar todos los casos dentro de los primeros 90 días. Pero la auditoría federal encontró que, en algunos casos, no se registraron acciones de investigación hasta por lo menos en 15 meses, lo que sugiere que nadie estaba trabajando esos casos. Además, los investigadores no visitaron o no pudieron demostrar que habían visitado el hogar, la casa grupal o la agencia de cuidado de crianza citada en la queja dentro de los 10 días requeridos por la ley.

“El fracaso en completar las investigaciones de manera oportuna -en 78 de las 100 quejas- es el hallazgo más escandaloso del informe”, escribió en un correo electrónico Bill Grimm, uno de los abogados con mayor tiempo en el National Center for Youth Law.

Grimm dijo que la meta existente de la agencia de investigar las quejas de abuso o negligencia dentro de los 90 días “debería ser inaceptable”, porque el objetivo es sólo 30 días para los niños que no están en el sistema de cuidado temporal.

Si las investigaciones no se completan pronto, los niños que han sido maltratados a menudo pasan a otros lugares temporales “y la información crítica se pierde”, enfatizó.

Stacy Castle, presidenta del Child Abuse Council, del condado de Santa Clara, dijo que ella y sus colegas han estado preocupados durante mucho tiempo sobre cómo el estado registraba e investigaba las quejas de abuso infantil contra todos los niños, incluyendo los que están en cuidado temporal. Sin embargo, dijo también que un nuevo gerente en el Departamento de Servicios Sociales de California a principios de este año mejoró la situación agregando personal a la línea directa de quejas y extendiendo su horario.

“Ha habido un cambio significativo en muchas de estas cuestiones” planteadas por la auditoría, señaló Castle■

This entry was posted in Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo