Arranca huelga de hambre nacional por la reforma migratoria

AR-131119846De La Redacción

Cuando el tiempo de legislar en el Congreso se acaba este año, que por cierto ha sido una de las legislaturas menos productivas y con la más baja aprobación del público en la historia del Capitolio según diversas encuestas nacionales, la movilización por la reforma migratoria entra en una etapa crítica con una huelga de hambre, por tiempo indefinido. De esta suerte, el día de ayer arrancó un ayuno nacional -“Ayuno por las Familias”- que apela a la conciencia de la opinión pública y del Congreso estadunidense para lograr la reforma migratoria este año. La movilización, que toma el ejemplo de prominentes figuras que han logrado cambiar el curso de la historia hacia estadios más humanos, entre otras la de Martin Luther King Jr. y César Chávez, cuyas luchas por los derechos civiles y de los trabajadores campesinos son un hito en la historia de los movimientos sociales que han anidado ya en la conciencia colectiva.

La huelga de hambre, que suele ser una de las últimas etapas en la estrategia política de las luchas sociales, estalló ayer en la capital del país, justo al lado del Capitolio, en el Mall Nacional, pero se replica en distintas ciudades, y más concretamente en distritos electorales dominados por republicanos que rehúsan someter a votación en el pleno de la Cámara de Representantes el único proyecto de ley presentado en ese cuerpo legislativo por los demócratas -ya que los republicanos no han sometido ninguna propuesta de reforma a la caduca ley de migración en este país-, conocido como la HR 15.

Así las cosas, Radio Bilingüe dio cobertura ayer al inicio de esta crítica etapa de la movilización nacional por la reforma migratoria, ventilando al aire las razones y propósitos que animan al movimiento pro inmigrante, desde las tiendas de campaña donde destacadas figuras de los derechos de los inmigrantes, procedentes de distintos ámbitos como el religioso, el sindical, el estudiantil, el político y el comunitario, con las voces del Reverendo Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional Hispana de Liderazgo Cristiano, entrevistado desde Sacramento, CA, y la del reconocido líder sindical y extesorero del SEIU, Eliseo Medina; ambos dispuestos a continuar la huelga “hasta que el cuerpo aguante”, según declararon ellos mismos al conductor de Línea Abierta, Samuel Orozco, también director de Noticias de esta red de emisoras de radio pública latina en español.

Por su parte, el Reverendo Rodríguez anunciaba que a título personal, pero también a nombre del movimiento por la reforma migratoria empezaba una huelga de hambre de 40 días, “o más de ser necesario”, tomando sólo agua en protesta por la inacción del Congreso, más concretamente de la Cámara baja, ante la urgente necesidad de resolver una crisis moral de proporciones catastróficas. La idea no es exagerada si se piensa en los dos millones de deportados que lleva esta administración, las decenas de miles de familias rotas y humilladas, el sufrimiento de miles de niños estadunidenses huérfanos de padre o de madre que han visto violados sus derechos humanos y civiles más elementales en este país.

No es una abogacía política, es un un activismo profético” aclaraba el Rev. Rodríguez. “Es decir: ¡Basta ya!”, y se refirió a otros grandes líderes mundiales que han tomado el ayuno como un recurso espiritual “para que Dios cambie los corazones de los poderes que están en el gobierno”, como Mahatma Gandhi, Martin Luther King Jr., “y obviamente el ejemplo más excelente, el de Jesús, que hablaba del ayuno, y él mismo ejerció un ayuno para ver cambios”.

Por su parte Eliseo Medina declaraba, también desde la carpa al lado del Capitolio, donde ha mudado su residencia por tiempo indefinido “24 horas al día, siete días a la semana, 30 días al mes…”, acompañado en solidaridad de Dae Joong Joon, de la organización Nakasec y de Lucy Tzunún, inmigrante guatemalteca en Nueva York, así como de Christian Ávila, de Arizona y otros más, en un esfuerzo de alcance nacional que se dirige al Congreso.

Nos unimos al reverendo Samuel Rodríguez, y aquí habemos ahorita 10 personas que estamos ocupando una carpa enseguida del Capitolio; nosotros hemos decidido que esta crisis moral que representa este sistema migratorio que no funciona, que necesitamos hacer lo necesario para que cambie”. Por tanto dijo que se necesita un ayuno a base de pura agua y ningún otro alimento. “Estamos aquí hasta que nuestros cuerpos aguanten, y si en algún momento nuestros cuerpos ya no dan más, hay otras personas que nos van a sustituir, porque lo que necesitamos es un voto, y lo necesitamos pronto”.

Agregó: “Queremos hacer un llamado al Congreso de Estados Unidos, para que ellos reflexionen; por que ellos tienen un papel importante en la continuación, o en terminar este sistema injusto de migración… tomando un voto, y al momento que eso suceda, no hay duda, va a haber reforma migratoria”.

Paralelamente, en la ciudad de Nueva York, la madre de tres niños autistas, Esther Sánchez estaba ayer dispuesta a recorrer a pie más de 10 millas en medio de muy bajas temperaturas para intentar que congresistas escucharan su súplica y las de millones de inmigrantes sobre la necesidad de una reforma migratoria. En compañía de otras 70 personas, entre funcionarios públicos y miembros de organizaciones pro inmigrantes, partieron desde el principal centro del poder eclesiástico de los católicos en Estados Unidos, la Catedral de San Patricio,en pleno corazón de Manhattan y hasta Staten Island, donde se halla la oficina del congresista republicano, Michael Grimm, declarado opositor de la la reforma.

El patriarca de la referida catedral en Nueva York, cardenal Timothy Dolan, había enviado una carta al vocero de la Cámara baja, John Boehner, solicitando que ese cuerpo legislativo someta a votación el proyecto antes que termine esta sesión legislativa, es decir, de este año.

“El congreso de los obispos católicos de Estados Unidos ayer apoyó la carta del cardenal Dolan. Además, el congresista Grimm es católico y ha hablado de cómo su fe ha influenciado su vida política”, comentó la prensa loclal.

Y en el programa de Radio Bilingüe se anunciaba ayer mismo que Filadelfia -además de Nueva York-, Fresno (Ca), Omaha, Nebraska, Phoenix y Nogales (AZ) se sumaban al arranque del ayuno nacional.

Diariamente se están uniendo -al ayuno- cientos de personas. A través de las redes sociales se están uniendo reverendos… Creo que es algo poderoso, nuevamente, para tocar el corazón de esos líderes que están sentados en el Congreso y no están actuando como deben actuar”, dijo Rodríguez.

Tras declarar que el objetivo es llegar progresivamente a un ayuno a base de pura agua, “también las personas que se van a unir conmigo lo van a llevar a un próximo nivel”, sin poder dar más detalles en ese momento, dijo, pero “lo que le puedo decir es que la ciudad de Washington tiene que prepararse para un grupo de personas que van a ayunar, físicamente ahí, para provocar que se levante la conciencia del país, y de los líderes electos”.

Entre los nuevo apoyos a la campaña o ayuno, Eliseo Medina refiere que “para el día de hoy, que es el inicio del ayuno se reunieron Wayne Henderson, presidente de la Conferencia Nacional de Derechos Civiles, Julian Bond, uno de los íconos de los derechos civiles en el sur durante los años 60; más tarde la congresista Soe Lofgren, y luego viene un grupo de niños que se va a reunir con nosotros para celebrar una vigilia en el Capitolio hoy, y durante los siguientes días esperamos que va a venir gente de todo el país para al mismo tiempo ir a cabildear… varios senadores y congresistas ya declararon que van a venir a demostrar su apoyo… para hacerle saber al Congreso que ya llegó la hora; necesitamos una reforma y la necesitamos ahora”.

El Rev. Rodríguez apuntó que lo que esperan dela Cámara baja es “una legislación que corresponda con el espíritu de lo que salió del Senado… hemos estado en contacto con los meros meros del Congreso, con la oficina de John Boehner…, Eric Cantor va a estar con nosotros en un evento el 17 y el 18 de noviembre en Washington, y Ron Paul. Y hemos estado en conversaciones con ellos, y ellos están al tanto de nuestro ayuno, y me dicen: ‘Reverendo, no se preocupe, usted va a saber unas cosas ya pronto’”.

Rodríguez anota también que el calendario legislativo se acaba pronto, y que viene el otro año, que es un periodo de elecciones. “No, basta ya, este jueguito se termina; están jugando con 11 millones de seres humanos”.

Ante las repetidas voces que recientemente sostiene que la reforma no pasará este año, entre ellas la del congresista Kevin McCarthy, tercero en la jerarquía de la Cámara, Rodríguez dijo que “va a ser más difícil en 2014… y le quiero ser claro- refiriéndose a Orozco-, estoy comprometido a continuar el ayuno, estoy en conversación con mi esposa y con mis hijos, con mis consejeros, y voy a continuarlo… pero quiero entrar en una onda aun más fuerte, créalo o no. Lo que requiera, si requiere el sacrificio físico… hasta que pase la reforma migratoria… y si Kevin McCarthy dice que va a pasar el año entrante, bueno, vamos a ver. Lo que le digo es que todavía tengo contacto con varios líderes del Partido Republicano que me están diciendo ‘hay pedacitos que podrán salir este año ya”.

Junto con otros líderes del movimiento conservador Rodríguez suscribió una carta abierta en la que recomienda a la Cámara varias maneras de arreglar el sistema migratorio al modo o con los principios modo conservadores. En cuanto a la legalización se afirma que una ley conservadora debería ofrecer un estatus legal a los inmigrantes indocumentados pero no un camino especial a la ciudadanía. “Yo estoy 100 por ciento en contra”, afirmó el Reverendo, “de cualquier legislación que no le de provisión a la ciudadanía; es decir, yo quiero legalizar a 11 millones de personas con el camino a la ciudadanía. Y me opongo a cualquier legislación que excluya a la ciudadanía”. Añadió que cuando él entendió la palabra especial, “entendí que rápidamente iban a ser ciudadanos; así fue la definición: que rápidamente se legalizan y mañana son ciudadanos”.

Y en cuanto a si los los proyectos HR 15 (de la Cámara) y la S 744 (del Senado) ofrecen un camino a la ciudadanía, Rodríguez afirmó categórico: No… Y también se lo dije a Boehner y se lo dije a Cantor”.

Para concluir, Eliseo Medina rechazó la idea que comienza a rodar como bola de nieve cuesta abajo, sobre el agotamiento del tiempo en el Congreso para discutir el tema de la reforma migratoria este año: “Tiempo hay, lo que hace falta es la voluntad política para llamar a un voto. Porque ahora que regresaron en el Congreso, en realidad no están haciendo gran cosa. Entonces yo creo que hay más que suficiente tiempo, queda este mes y el mes que entra para tomar un voto y tomar la reforma migratoria; lo único que falta es que ellos decidan que van a hacerlo. Yo sé que hay muchos políticos aquí en Washington que quisieran desanimarnos, convencernos de que ya nos dejemos de esta lucha, que ellos no van a votar, pero lo que queremos que ellos sepan es que ya llevamos mucho tiempo, no vamos a dejar, porque esto no termina hasta que tengamos un voto y una reforma migratoria… Ese cuento ya se acabó”.

Medina insistió en que existe una mayoría en el Congreso para pasar una reforma migratoria. “Pero hay cuatro personas clave, que son los que van a decidir: El vocero Boehner, Eric Cantor, Kevin McCarthy, y la señora Kathy McMorris Rodgers. Esos cuatro líderes republicanos deciden si hay voto o no… Y yo creo que el movimiento va a seguir empujando, el ayuno es parte de la presión para un voto, pero también la gente va a seguir movilizándose a nivel nacional para que el Congreso sepa que queremos, necesitamos y esperamos un voto… Así que mira, Samuel: Ya se decidió que va a haber reforma migratoria. Ahora lo único que estamos peleando con los republicanos es cuándo; y nosotros seguimos insistiendo que necesita ser pronto, temprano y no tarde… estos señores en realidad ya saben qué tienen que hacer, ya saben qué se necesita; ellos se van con la finta, de que nos dicen que no, y que no, esperando que nos vamos a desanimar; pero eso no les va a valer, porque nosotros ya vimos esa película y no vamos a dejar de luchar hasta que lo consigamos. Ya no hay pero que valga”, concluyó.

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración, Política y Elecciones. Bookmark the permalink.