Anuncian severas restricciones de agua para 6 millones de habitantes del sur de California

Efectos de la sequía en California. Foto: CalFire.

Efectos de la sequía en California. Foto: CalFire.

Seis millones de pobladores del sur de California enfrentarán muy pronto una serie de restricciones sin precedentes para el uso de agua, o las reglas de conservación de este preciado líquido más estrictas jamás impuestas en el estado, a medida que la megasequía persiste en la región y continúa intensificándose.

Marco Vinicio González

En una conferencia de prensa el miércoles el director ejecutivo del Distrito Metropolitano de Agua, Deven Upadhyay anunció que unos 6 millones de habitantes de los condados de Los Ángeles, San Bernardino y Ventura tendrán que reducir drásticamente el uso de agua al aire libre, aunque todavía se les alienta a regar sus árboles a mano. Por cierto que también se dice que los jardines volverán a su color marrón, o de pasto seco.

En tanto, como reportamos recientemente en este espacio informativo y como parte de nuestra serie obre Desastres y Cambio Climático, recientemente se anunció una combinación de fondos de la Ley bipartidista de Infraestructura, que consiste en las asignaciones anuales de la administración Biden-Harris y del Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) para el ‘Estado Dorado’.

Por su parte, la Oficna de Análisis de la Legislatura (LAO) anunció que en presupuesto estatal 2022-23 “un total de 137 millones de dólares se destinaron a actividades para responder a las condiciones de sequía de emergencia durante el próximo año… Pero algunas de las actividades, como subvenciones para el suministro de agua y proyectos de restauración de ecosistemas, están destinadas a aumentar la resiliencia del estado ante cambios impredecibles en la disponibilidad de agua en el futuro, y es probable que tarden varios años en completarse”.

Los departamentos administrativos todavía están en el proceso de asignar estos fondos, dice LAO en su página web… “el acuerdo presupuestario entre la Legislatura y el gobernador Gavin Newsom también tiene la intención de proporcionar mil 400 millones de dólares adicionales (880 millones en 2022-23 y 500 millones en 2023-24), para continuar con algunas actividades en los próximos años”.

Con todo, el gerente general del Distrito Metropolitano del Agua del Sur de California, Adel Hagekhalil, dijo en la referida conferencia que “Esta es una llamada para despertar… porque a pesar de las fuertes lluvias en diciembre y un refresco en abril, la mayor parte de la temporada de lluvias de California estuvo inusualmente sin lluvia”. Por tanto, el gobernador Newsom ha pedido una reducción voluntaria del 15 por ciento en el uso residencial de agua, “pero estamos lejos de alcanzar esa meta”, dijo Hagekhalil.

Alrededor de 6 millones de clientes en los condados de Los Ángeles, San Bernardino y Ventura bajo el Distrito Metropolitano de Agua deberán reducir drásticamente el uso de agua al aire libre. Sin embargo, todavía se les alienta a regar sus árboles a mano, dijo el director ejecutivo metropolitano Deven Upadhyay durante una conferencia de prensa el miércoles.
El distrito de agua requiere que sus agencias en las áreas dependientes del Proyecto Estatal de Agua restrinjan el riego al aire libre a sólo un día a la semana, o el equivalente, dijo Deven Upadhyay a la televisión en cadena nacional.

“El objetivo es reducir el consumo total de agua en un 35% ante la escasez. Si las restricciones no reducen el consumo en un 35%, el próximo año podrían seguir reglas aún más estrictas”.

El distrito de agua estará monitoreando la cantidad de agua que se usa diario, así como también cómo los residentes y las empresas están respondiendo a estas restricciones de emergencia.

Y Adel Hagekhalil agregó que “después del 1 de septiembre es posible que la compañía de agua deba poner más límites a la cantidad de agua que las personas pueden usar, lo que incluye prohibir todo uso de agua al aire libre… la compañía es consciente de que esto creará un desafío mayor para las personas” del sur de California.

El Distrito Metropolitano de Agua utiliza agua del Río Colorado, así como el Proyecto de Agua del Estado, que obtiene su agua del Delta del Río Sacramento-San Joaquín. Pero el Colorado se encuentra ahora en la parte superior de la lista de ríos más amenazados del país debido a la megasequía.

“Cualquiera que no cumpla con los nuevos requisitos del distrito de agua será multado con dos mil dólares por acre-pie, más otras multas por el agua que la instalación deberá proporcionar”, sentenció Upadhyay¶

Nota relacionada:

The Unseen Toll of a Warming World

This entry was posted in Homepage Feature, Medio Ambiente. Bookmark the permalink.