Ante alta comisión civil urgen reformar sistema carcelario para mujeres

IMG_2159

En las últimas décadas la población carcelaria femenil de Estados Unidos ha crecido a un ritmo más rápido que la de los hombres hasta llegar a ser una proporción casi del doble en comparación a los hombres en prisión. Y sin embargo, las mujeres encarceladas reciben poca atención cuando se trata de discutir reformas al sistema de justicia penal. Para evaluar las denuncias y presentar recomendaciones de reforma penitenciaria, la Comisión Nacional de Derechos Civiles convocó a una audiencia pública en la ciudad de Washington. Desde ahí reporta nuestro corresponsal José López Zamorano.


Pamela Winn recuerda cómo se sentía cuando tuvo un aborto tras sufrir una caída durante su detención.

Pamela Winn recuerda cómo se sentía cuando tuvo un aborto tras sufrir una caída durante su detención.

Se escucha… “Mucho Dolor

Con la voz entrecortada y a punto de llorar, Pamela Winn recuerda cómo se sentía el día que, embarazada de seis semanas, tuvo un aborto en una prisión federal en el estado de Georgia. Con dolor rememora el momento en que los guardias tiraron su feto a la basura.

Mala, muy mala

A Pamela, una afroamericana en sus años cuarenta la sentenciaron a 6 años y medio de cárcel por fraude financiero. Durante su traslado, la encadenaron de tobillos y cintura. Cayó al suelo. Aunque sangró, las autoridades de la prisión demoraron 7 semanas en llevarla a un hospital y otras 8 en practicarle un ultrasonido.

Durante todo este tiempo terminé perdiendo a mi hijo y nunca recibí el cuidado que necesitaba

Pamela, asegura que las vejaciones que sufrió por parte de guardias del penal también las padecen prisioneras latinas y de otras minorías, y pide cambios urgentes.

Lo que necesitamos es prohibir el encadenamiento, el confinamiento solitario, capacitar y sensibilizar a los guardias, a darnos cuidado médico adecuado, a no ignorarnos y a tratarnos con dignidad, porque somos humanas

El dramático testimonio de Pamela, fue escuchado hace unos días durante una audiencia pública organizada por la Comisión de Derechos Civiles, un panel de 8 comisionados creado hace más de 60 años para investigar y hacer recomendaciones sobre asuntos de derechos civiles.

IMG_2155Se escucha sonido ambiente de una audiencia…

La comisión, investiga las condiciones de encarcelamiento de las más de 180 mil mujeres recluidas en 122 prisiones, que según datos oficiales representan un 7 por ciento de la población carcelaria en el país. Los penales fueron diseñados para encerrar varones, y no tienen personal capacitado, ni un sistema de cuidado médico para mujeres, a pesar de que 3 de cada 10 presas sufren desórdenes mentales y algunas llegan embarazadas.

Encuentran desafíos, retos y abusos de diferentes tipos de asaltos a sus derechos civiles

Sigue el sonido de fondo…

Brian Walch es el portavoz de la Comisión de Derechos Civiles.

La Comisión decidió que es muy importante analizar ese tema y recolectar opiniones de expertos y mujeres encarceladas

La mayoría de las encarceladas son menores de 45 años, madres de familia, pobres y de las minorías. Siete de cada 10 sufren desórdenes por abuso de sustancias, pero en lugar de atención especializada reciben castigos, testificó la ginecóloga Carolyn Sufrin.

IMG_2169Esto refleja la absoluta falta de dignidad con que las mujeres encarceladas son tratadas. Deberían tener acceso a salud mental, hemogramas y pruebas contra el cáncer, pero no castigos

Además, las cárceles femeniles están lejos de las principales ciudades, lo que dificulta las visitas familiares y su reinserción social, sostiene Leann Bertsch, directora de prisiones de Dakota del Norte, donde el 30% de las recluidas son nativoamericanas.

Las cárceles están en áreas remotas donde tienen menos visitas de sus familias y sus hijos, a pesar de que 8 de cada 10 prisioneras en mi estado son madres

El problema llamó la atención de legisladores y hace dos años la senadora demócrata de California, Kamala Harris, junto con su colega republicano de Kentucky, Rand Paul, propusieron la ley de Integridad y Seguridad Previa a Juicio, para reformar el sistema de fianzas y cuando menos reducir la cantidad de presos por delitos no agravados, encarcelados sólo por no tener para pagar la fianza.

Y para algunos delitos menores, la única diferencia entre estar encarcelada o no, es tener dinero… y eso no es justo”, lamentó la senadora.

Entre las propuestas formuladas a la Comisión destaca que se reubiquen a las mujeres a zonas urbanas, se diseñen protocolos carcelarios específicos para mujeres, incluida atención ginecológica y de salud mental, y que se eliminen las políticas punitivas y de aislamiento.

La Comisión abrió un periodo de consultas de cuatro semanas y dedicaran meses a detallar un informe con las recomendaciones que presentaran al presidente y al Congreso, previo voto, en el primer trimestre del próximo año.

Para la Edición Semanaria del Noticiero Latino desde la capital, Washington, José López Zamorano.

Escucha la Edición Semanaria Completa:

Download
This entry was posted in Homepage Feature, sistema de justicia criminal. Bookmark the permalink.