Amenaza Trump vetar paquete de estímulo económico en la víspera casi de la Navidad

Los principales negociadores. Kevin McCarthy, Mithc McConell, Nancy Pelosi y Charles Schumer. Foto: https://www.upperleftedge.com.

Los principales negociadores. Kevin McCarthy, Mithc McConell, Nancy Pelosi y Charles Schumer. Foto: https://www.upperleftedge.com.

De la redacción

Tras casi medio año de negociaciones bipartitas, con el Secretario del Tesoro y la Casa Blanca, el presidente Trump decide torpedear el acuerdo resultado entre las partes, o el paquete de ayuda económica por la pandemia de Covid-19 ‘faltando 5 minutos para las 12’. Politicos conservadores y progresistas reprueban la decisión del mandatario.

En una declaración aparentemente caprichosa, o que esconde tal vez otros aviesos e incofesados motivos, Trump calificó el acuerdo de estímulo de 900 mil millones de dólares como una “vergüenza”, refiriéndose específicamente a los 600 dólares en pagos directos a los estadunidenses afectados por la pandemia. Además, exigió cambios radicales que claramente hablan de un intento por descarrilar el arduo y prolongado proceso de negociación en el Congreso y con la Casa Blanca.

El mandatario dijo por todos los medios el martes, que los pagos directos deben ser de 2 mil dólares para los individuos y de 4 mil para las parejas. Además pidió que se eliminaran todos los rubros “derrochadores e innecesarios”, argumentando que “nada tienen que ver con el proyecto de ayuda por el Covid””, sugiriendo tal vez que de ahí debería salir el dinero para elevar las sumas de los pagos directos. Pero no mencionó el plan de gastos más amplio para financiar las operaciones del gobierno y las fuerzas armadas, que también frena la operación del gobierno federal.

“El Congreso encontró mucho dinero para países extranjeros, cabilderos e intereses especiales mientras enviaba el mínimo indispensable al pueblo estadunidense”, dijo Trump a la televisión.

Y como se ha podido ver desde el 3 de noviembre, Trump ha centrado más bien toda su energía y su tiempo -cuando no está jugando golf-, en la teoría conspirativa del infundado fraude electoral.

Al respecto, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata de California, Nancy Pelosi desafió a los aliados republicanos de Trump en el Congreso a satisfacer la demanda del presidente de pagos mucho más altos, dice Prensa Asociada (AP).

“Por fin, el presidente aceptó los 2 mil dólares. Los demócratas están dispuestos a llevar esto a la pleno esta misma semana, por consentimiento unánime. ¡Hagámoslo!”, escribió la líder demócrata en un tuit, mientras una de sus asistentes declaró que presentaría la propuesta el jueves para su votación.

Por su parte los republicanos del Congresos se sintieron sorprendidos con la posición asumida a última hora por el presidente saliente. Incluso altos funcionarios de la administración afirmaron que las declaraciones de Trump “representan una vergüenza” para su principal negociador económico, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, quien ayudó a negociar el acuerdo con el Congreso y aplaudió la aprobación del proyecto de ley el martes.

“Estamos totalmente comprometidos a garantizar que los estadunidenses trabajadores obtengan este apoyo vital lo más rápido posible, y a fortalecer aún más nuestra recuperación económica”, dijo Mnuchin en un comunicado el martes, en el que agradeció a Trump por su liderazgo.

En tanto, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer afirmó que Trump necesita firmar el proyecto de ley para ayudar a la gente y mantener abierto el gobierno, y que el Congreso intensificaría su trabajo después, para obtener más ayuda con un nuevo paquete de estímulo que por cierto se ‘cocina’ ya en el Congreso.

Funcionarios de la administración y congresistas de ambos bandos del espectro político, que dijeron haber sido dejado de lado en las negociaciones, señalaron a The New York Times que para aprobar el proyecto de ley antes de Navidad y acelerar su promulgación, “los líderes del Congreso combinaron el proyecto de ley de ayuda con el proyecto de ley de gastos de fin de año, de $ 1.4 billones de dólares para financiar al gobierno hasta el final del año fiscal el 30 de septiembre.

Pero el voluminoso proyecto de ley combinado, de casi 6 mil páginas, “y la velocidad con la que se aprobó el lunes generó críticas tanto de la ‘izquierda’ como de la derecha”, incluso cuando la mayoría en el Congreso votó ‘a ciegas’ a favor de la legislación, porque casi nadie leyó elpryecto, dijo la representante demócrata de Nueva York, Alexandria Ocasio-Corte.

La cogresista comparó la “votación apresurada sobre tantas medidas no leídas”, con una “toma de rehenes”; y el senador Ted Cruz, republicano de Texas, escribió en un tuit que esto era “ABSURDO”, reporta el Times

This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Economía, Homepage Feature, Política. Bookmark the permalink.