Algunas reacciones al discurso sobre el Estado de la Nación

obamasampleDe La Redacción

Enfático en temas laborales y de creación de empleo, sobre equidad en el tema de la mujer, la reforma migratoria, la educación y la salud, y resuelto en la manera como quiere que se vea su -relativamente novedosa- relación con el Congreso, el presidente Obama dejó claro en su discurso sobre el Estado de la Nación que está dispuesto a tomar se pluma y el teléfono para ejercer acción ejecutiva independiente de la Legislatura si no puede conseguir que el Congreso trabaje con él en algunos de los que serán los ejes de su siguiente administración.

Hoy los votantes hablaron a través de sondeos de opinión, y un 62 por ciento de esta opinión, citada por Rasmussen Report, cree firmemente que para el presidente es mejor trabajar con el Congreso que hacerlo solo. Y una proporción ligeramente menor quiere un gobierno más chico dizque para cerrar la brecha de los ingresos. La mayoría también cree que es más importante para los republicanos en el Congreso, que atraviesa hoy por su más bajo nivel histórico de aceptación popular, trabajar con el presidente que seguir prácticamente paralizados. Y un 70%, según esta misma firma piensa que el gobierno y las grandes corporaciones con frecuencia actúan juntos contra el consumidor y el inversionista. Hay otras fuentes de consulta, desde luego, con resultados diferentes en los distintos rubros y otras con resultados similares.

El discurso puede hallarse en el sitio de la Casa Blanca y en fragmentos en algunas plataformas sociales. Aquí, hoy, ofrecemos sólo algunos comentarios y reacciones al discurso presidencial llegados a nuestra redacción.

En la ciudad de Washington, el conocido activista, Frank Sharry, presidente ejecutivo de America’s Voice:

“No esperábamos mucho del discurso sobre la reforma migratoria, y el Presidente cumplió con nuestras expectativas. Pero entendemos que en el mundo loco de Washington, DC, entre más dice él acerca de la reforma migratoria, los republicanos tienden a resistirse más. De hecho, se podría decir que quiere una reforma migratoria tan mala, que le restaron importancia en el discurso. En cualquier caso, su llamado a la reforma habría sido aún más fuerte si hubiera dicho que usaría su pluma y teléfono para dejar de deportar a los inmigrantes que están en la cúspide de la legalización de su estatus bajo la legislación pendiente.

“La conclusión es que el acontecimiento más importante de esta semana sobre el destino de la reforma migratoria no fue el discurso sobre el Estado de la Unión en el Capitolio de Estados Unidos, sino el retiro de los republicanos en Maryland. Ahí es donde los republicanos de la Cámara baja revisarán el proyecto de principios y decidirán si se debe seguir adelante con la reforma. La pelota está en su cancha”.

La organización comunitaria ‘Se hace camino’ Nueva York:

“Estamos contentos que el Presidente siguió presionando por una reforma migratoria en el Estado de la Unión. El momento de actuar es ahora. La crisis moral que enfrenta el país como consecuencia de la falta de acción en materia de inmigración se está profundizando, y nuestras comunidades merecen reforma.
“Los principios que el vocero John Boehner ha desarrollado para guiar el trabajo de los republicanos en la Cámara son un signo alentador de que los republicanos se están dando cuenta de la profundidad de la crisis por la falta de acción moral y política. Recordamos al Presidente y sus colegas que la reforma migratoria verdadera no debe centrarse sólo en la aplicación de medidas de seguridad fronteriza, y más bien debe cumplir con nuestros principios colectivos para arreglar el sistema de inmigración que está roto”.

Eric Schneiderman, Procurador General del Estado de Nueva York:

“Felicito al presidente Obama por poner en primer plano el tema de la desigualdad en su discurso y trazar las medidas para hacer frente a la crisis más urgente de nuestro tiempo. Ante la falta de acción por parte del Congreso, el Presidente hizo lo correcto al proponer aumentar unilateralmente el salario mínimo para los trabajadores federales, y Nueva York espera más progreso en los próximos meses. Ya se trate de prestación de asistencia de salud asequible y segura a más estadunidenses, de facilitar el camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes que hacen grande a nuestra nación, o de proveer de un salario digno real a los trabajadores de bajos ingresos que aún se recuperan de la crisis financiera, debemos trabajar juntos para asegurar que el programa del Presidente sea un éxito, tanto aquí como en todo el país”.

A nombre de Mi Familia Vota, Cristian Ávila fue unDreamer invitado especial de la Primera dama:

“El presidente expuso lo obvio: la pelota está ahora en el tejado del Congreso y ahora es el momento para hacerlo. Las observaciones sobre la inmigración fueron breves en un intento de mantener abiertas las líneas de comunicación con la Cámara, controlada por los republicanos, que está avanzando hacia el comienzo de un debate.
“Sin embargo, habría sido bueno también haber oído hablar al presidente sobre la inmoralidad de nuestro sistema de inmigración disfuncional actual, que separa innecesariamente familias. Como uno de los más grandes grupos cívico latino, comprometido con el movimiento de reforma de inmigración para llevar este asunto a la cima de la agenda nacional, las preocupaciones de la comunidad latina deben seguir siendo elevadas.
“La realidad política es que los miembros del Congreso no tienen que oír más de la presidencia. Ellos saben lo que tienen que hacer y tienen que lograr que se haga, o enfrentarán las consecuencias en las urnas en noviembre.
“A pesar de que Mi Familia Vota continúa presionando al Congreso para aprobar una reforma migratoria que nuestra comunidad está buscando, esperamos que la administración de Obama use su autoridad ejecutiva para mantener unidas a las familias, poniendo fin a las deportaciones innecesarias . El Presidente dijo que va a usar órdenes ejecutivas para actuar cuando el Congreso no actúa, y esperamos que él haga lo mismo con la reforma migratoria y las deportaciones…”.

This entry was posted in Homepage Feature, Política. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

  • Wendy, yo recomiendo que los padres visiten las escuelas y vean si ellos creen que sus hijos van a estar comodos en ellas.
  • Cynthia: para los padres, hablen con las escuelas y pregunten sobre las clases de inmersión y el Sello de Bialfabetismo.
  • Radioescucha: Memo de Yakima, dice que las clases de inmersión si ayudan, su hija habla inglés, español y ahora aprende el japonés.

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo