Alcaldes: el Censo es esencial para el progreso

Oradores y asistentes a la sesión informativa del Censo en Bakersfield. Foto: Eduardo Stanley.

Oradores y asistentes a la sesión informativa del Censo en Bakersfield. Foto: Eduardo Stanley.

La necesidad de contar reúne al liderazgo del condado de Kern en California

Pilar Marrero, Ethnic Media Services.

El Censo del año que viene parece lejano y difícil de entender para muchos, pero no así en el Valle Central de California; en Bakersfield, Delano, Shafter, McFarland o Arvin, donde el crecimiento demográfico y las necesidades de la población no dejan lugar a dudas a sus líderes y activistas de que lo que se juegan es el futuro.

El pasado viernes en un hecho sin precedentes alcaldes locales, funcionarios de varios niveles de gobierno, organizaciones comunitarias y representantes de comunidades tan diversas como la hispana, nativo americana, punjabi (India); afroamericana, asiria, juvenil, gay y lesbianas, religiosa, de zonas rurales y campesinos, se reunieron con un objetivo común: contar en el Censo 2020.

Los ahí reunidos expresaron cierto alivio ante la decisión de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, de prohibir la pregunta de ciudadanía en el cuestionario del Censo 2020. Pero muchos de los ahí presentes consideraron que aún hay mucho trabajo por hacer para combatir la renuencia o la apatía, que podría resultar en un subconteo de ciertas comunidades.

“Aprecio mucho la diversidad que hay en esta sala el día de hoy”, dijo Manuel Cantú, alcalde de McFarland, una ciudad que está a 25 millas al noroeste de Bakersfield. “Lo que estamos discutiendo es un tema humanitario, no es político. Nuestro objetivo es conocer a nuestra comunidad para servir a cada persona, especialmente a los niños que aún no tienen voz”

Presidieron la reunión cuatro alcaldes latinos de ciudades aledañas a Bakersfield: Delano, Shafter, McFarland y Arvin. La agenda: ¿Cómo lidiar con el miedo, la apatía o la desconfianza de las comunidades locales hacia la participación en el Censo y convencerlos de que les conviene llenar los formularios que detallan su presencia en este país?

Cuatro alcaldes y un demógrafo de la Universidad de California (UC) Merced, abren la sesión informativa del Censo el 28 de junio. De izquierda a derecha: el profesor Edward Flores, los alcaldes Manuel Cantú (McFarlane), Alex García (Wasco), Joseph Aguirre (Delano), Joé Gurrola (Arvin). Foto: Pilar Marrero.

Cuatro alcaldes y un demógrafo de la Universidad de California (UC) Merced, abren la sesión informativa del Censo el 28 de junio. De izquierda a derecha: el profesor Edward Flores, los alcaldes Manuel Cantú (McFarlane), Alex García (Wasco), Joseph Aguirre (Delano), Joé Gurrola (Arvin). Foto: Pilar Marrero.

Es un reto grande, coincidieron, pero no les queda más remedio que intentarlo. En una de las zonas agrícolas más productivas del país, hay numerosas comunidades vulnerables a ser pasadas por alto en el Conteo Decenal del Censo, según explicó el profesor Ed Flores Orozco, de UC Merced:

“En el Censo de 1990 el Valle de San Joaquín tuvo uno de los subconteos más grandes del país”, dijo Flores. En la región abundan las comunidades vulnerables a ser pasadas por alto, como las familias “complejas”, familias grandes, madres jóvenes con hijos de hasta 5 años y los inmigrantes, explicó.

Para Joseph Aguirre, alcalde de la ciudad de Delano, la supervivencia y prosperidad de su pequeña ciudad agrícola tienen mucho que ver con un conteo exacto del Censo del año que viene.

“Necesitamos esos recursos federales y estatales”, dijo Aguirre. “En 2010, cuando fui electo la tasa de desempleo aquí en mi ciudad era de 44 por ciento. Hoy es menor al 9% y esto no ocurrió por casualidad, sino porque planeamos e invertimos nuestros recursos”.

José Gurrola, el joven alcalde de Arvin, otra pequeña municipalidad al suroeste de Bakersfield, señaló que cuando la actual camada de líderes públicos latinos salió electa, “lo hicimos para mejorar nuestras comunidades y luego nos encontramos grandes limitaciones en recursos… Aparte de fondos para transporte, calidad de aire y agua, escuelas, salud y también nos jugamos la representación política”, explicó Gurrola, quien elogió la presencia de sus colegas: “Estoy muy satisfecho de ver juntos a los alcaldes de nuestras ciudades latinas, porque vamos a tener que trabajar juntos para contrarrestar el miedo que ya está en nuestras comunidades”.

El Censo 2020, que arranca el 1 de abril del próximo año ya es materia de controversia debido a los esfuerzos del gobierno de Trump por incluir en el cuestionario decenal una pregunta sobre ciudadanía. Apenas hace unos días, la Corte Suprema de Justicia rechazó incluir la pregunta, pero el tema aún no se termina de dirimir y el Presidente Donald Trump amenaza con posponer el proceso si no se sale con la suya. La pregunta de ciudadanía no es lo único que hay en el ambiente. El miedo en torno a cualquier roce con el gobierno que preside Donald Trump no es juego.

Lupe Martínez, del Centro para la Raza, la Pobreza y la Justicia. Foto: Eduardo Stanley.

Lupe Martínez, del Centro para la Raza, la Pobreza y la Justicia. Foto: Eduardo Stanley.

Lupe Martínez, líder campesino del Centro sobre Raza, Pobreza y Ambiente dijo que es preciso que los propios líderes comunitarios no caigan en el alarmismo y que “no invoquen al Cucuy”, ese personaje mítico que se usa para darle miedo a los niños.

“Es preciso que, para empezar, no promovamos nosotros mismos el miedo”, dijo Martínez. “El miedo lo utilizan para mantenernos sometidos y lo que necesitamos es empoderarnos, promover lo positivo, explicarle a la comunidad el por qué necesitamos contar en el Censo”.

Alex García, alcalde de Wasco, indicó que la zona del Valle de San Joaquín donde se encuentran, ha experimentado un aumento de población relacionado al incremento del costo de la vida en otras regiones de California. Pero la región incluye muchos grupos vulnerables a ser pasados por alto o no ser adecuadamente contados por el Censo.

“Quiero que quede muy claro que el Censo tendrá un efecto que durará diez años”, dijo García. “Afectará nuestros fondos estatales y federales, carreteras, y por lo menos 132 programas para familias de bajos recursos”.

Cada comunidad es un mundo, con su historia y su realidad, pero para este grupo lo importante es la unidad de propósito en lo que se refiere al Censo.

FNX-TV Films. Sandra Hernández, de la Tribu Tejon, de la India. Foto: Eduardo Stanley.

FNX-TV Films. Sandra Hernández, de la Tribu Tejon, de la India. Foto: Eduardo Stanley.

Para las comunidades nativoamericanas, los Censos o enumeraciones han tenido connotaciones negativas en el pasado. “Muchas veces cuando nos contaban era para erradicarnos”, dijo Sandra Hernández, de la Tribu Tejón. “Cambiar esa imagen negativa en una positiva es lo esencial en la comunidad indígena”.

No obstante, alertó Wanda Lord, del Bakersfield American Indian Health Center, el indígena que no participara en los Censos que se hicieron en este país para crear las listas federales de tribus, terminaba “sin reconocimiento y sin tierras”.

Dee Slade, de la Red Afroamericana del Condado de Kern (AANKC) señaló la necesidad de que todos los presentes en la sala comprendan otras comunidades étnicas. Ella fue una de las ocho líderes de la comunidad afroamericana del condado de Kern que estuvieron presentes en la reunión.

“Tenemos que ser conscientes de ser inclusivos”, dijo. “Los afroamericanos no representan a cada persona de color ni los latinos tampoco. Mi mensaje es que todos necesitamos aprender sobre todas las comunidades y todos necesitamos contar para obtener los dólares”.

Dee Slade, de la Red Afroamericana del Condado de Kern, se dirige a la sesión informativa del censo del ese condado. Foto: Eduardo Stanley.

Dee Slade, de la Red Afroamericana del Condado de Kern, se dirige a la sesión informativa del censo del ese condado. Foto: Eduardo Stanley.

Ivette Flores, de Our Revolution explicó que educar sobre el Censo a los jóvenes de las comunidades inmigrantes sería clave, a la hora de educar a los adultos a cargo de llenar los formularios del Censo.

“Yo crecí en una familia inmigrante y muchos de nosotros fuimos los traductores y educadores cívicos de nuestra familia”, dijo Flores.

La senadora estatal Melissa Hurtado, del distrito 14 que representa la zona, acudió a la cita para asegurar al diverso grupo de líderes que hará todo lo posible por proporcionar los recursos necesarios para ayudar en la tarea de “llevar a cabo un conteo preciso de la población y proteger a las comunidades vulnerables”.

El estado de California tiene su propia oficina de promoción del Censo para resguardar los intereses del estado y de sus comunidades, y Patricia Vásquez Topete, gerente del programa de alcance comunitario dijo que su trabajo es enfocarse en esas comunidades vulnerables a un subconteo.

“Haremos lo que haya que hacer y atacaremos la desinformación”, concluyó■

Yvette Flores, estudiante de Cal-State en Bakersfield, que dirigió el Proyecto de Registro de Votantes en 2018, dijo que el censo era más importante que la votación. Foto: Eduardo Stanley.

Yvette Flores, estudiante de Cal-State en Bakersfield, que dirigió el Proyecto de Registro de Votantes en 2018, dijo que el censo era más importante que la votación. Foto: Eduardo Stanley.

Pilar Marrero es una veteranareportera política de La Opinion.

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración, Política y Elecciones. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo