Al cuarto para las doce, se movilizan para registrarse al Obamacare (última)

av-_256Marco Vinicio González

Noticiero Latino, Nueva York

Aunque hay buenas noticias sobre las listas de nuevos beneficiarios al Obamacare, que ascienden a cinco millones según últimos datos provistos por el gobierno, cuya tercera parte corresponde a los latinos, lo cierto es que esta comunidad persiste en el rezago, en comparación con otros grupos, porque existe todavía mucha confusión y algunos temores. Excepto California, donde la nómina de los nuevos inscritos a los planes de seguro se ubica a la vanguardia, todavía hay mucho por hacer. El tiempo se agota, pues la fecha límite para la inscripción a un plan de seguro médico vence en siete días y al parecer no habrá extensión, sino una multa para quien no cumpla con este mandato. En esta segunda entrega de nuestro más reciente despacho de salud sobre este tema, damos cuenta de las preocupaciones y temores que aun pueblan la mente de muchos trabajadores latinos. Y un experto de Covered California contesta a estas inquietudes, durante el programa de Línea Abierta que su conductora Chelis López airó el 20 de este mes.

Escuche

 

 

 

Estos son de los días de mayor tráfico entre quienes buscan conseguir cobertura médica bajo la nueva ley. Miles están llamando a las lineas telefónicas y miles más abarrotan los sitios de Internet. Y se espera que las colas se hagan más largas y la espera aumente a medida que se acerca la fecha del cierre: el 31 de marzo. Para responder a la urgencia, muchos se han movilizado. Doctores están movilizados. Lideres de derechos civiles igual están movilizados. Consulados latinoamericanos también. Agrupaciones estudiantiles le están entrando a la campaña. Nosotros aquí, en esta segunda entrega, continuamos con las preguntas y repuestas de los radioescuchas que buscan de último momento inscribirse a un plan de salud.

María Elena llama del estado de Washington: “Yo soy ciudadana americana, y estaba mirando en el website del Washington plan finder, y mi esposo es indocumentado… ¿él aplicaría también, o sería nada más yo?”.

Santiago Lucero, de Covered California responde: “Solamente pueden solicitar cobertura médica del Obamacare de los diferentes estados aquellos que son ciudadanos de este país, residentes legales permanentes, o inmigrantes que se encuentran de manera legal. Por ahora y lamentablemente los inmigrantes indocumentados no pueden acceder precisamente a esta cobertura médica y a la asistencia financiera dentro de los mercados de seguros de salud, pero tampoco están expuestos a la multa por no tener cobertura médica”. Y plantea otro caso: “Si usted tiene hijos, digamos, con su esposo, y al inscribir a sus hijos que son ciudadanos, usted no debe tener que entrar la información al sistema; nosotros no vamos a compartir la información migratoria de su esposo con el Servicio de Inmigración.

-Si, mis hijos tienen ya lo que es el cupón médico, y yo quiero aplicar también, ¿tendría que poner la información de lo que gana mi esposo, o sería nada más mi income?- pregunta María elena.

No. Tendría que poner usted… ¿Usted declara impuestos con su esposo, verdad?

-No.

-¿Usted sola, y pone a sus hijos?

-Sí.

-Entonces usted debe guiarse precisamente por esa declaración de impuestos.

Chelis López reitera que hay que poner el ingreso después de las deducciones, y no como se venía diciendo, que antes de las deducciones.

Correcto”, asiente Lucero. “Hay una casilla en la declaración de impuestos que es el ingreso bruto ajustado. Ese es el número en el cual se van a basar muchos para saber si son elegibles para el subsidio, o la asistencia financiera”.

Juan llama de Bakersifield: “Esta ley de Obamacare sólo va a ser la punta de la lanza, para perjudicarnos a todos los que somos contribuyentes aquí en los Estados Unidos. Yo soy camionero pero soy empleado de una compañía. Este año con el Obamacare a mi me subieron las primas; me bajaron los beneficios, me subieron los co-pay, y esto apenas empieza. Ahora, dígame cómo las personas indocumentadas que vana a seguir yendo de emergencia a los hospitales…, ¿quién va a seguir pagando esas primas? Por supuesto que los que estamos registrados con aseguranza y estamos contribuyendo con los taxes. ¿Por qué no resolvieron primero el problema de los indocumentados, para hacerlo todo general; aquí están dividiendo a la gente: los que pueden tener beneficios, y los que no… ¿A dónde vamos a llegar con esto? Nosotros vamos a tener que pagar el bill de esas personas”.

-¿Usted es empleado independiente?- pregunta Lucero.

No. Yo soy de una compañía. A mi la aseguranza me la subieron bastante. Por ejemplo, si una cirugía me iba a costar 10 mil dólares, ahora me va a costar 20 mil”.

Lucero: “Bueno, es importante que usted pueda analizar cuánto le descuentan de su cheque para la cobertura médica mensualmente. Si es más del 9.5% usted puede dejar esa cobertura e ir al mercado de seguros de salud, comprar un seguro de salud, y también ver si es elegible para la asistencia financiera que le va a ayudar a usted a pagar mensualmente”, aconseja el experto. Por otro lado, continúa, “en cuanto a los inmigrantes indocumentados la realidad es que ya hay estudios tras estudios que revelan que los indocumentados utilizan las salas de emergencia ¡muy poco! Utilizan el doctor ¡muy poco!”. Por tanto, asegura Lucero que no es una carga realmente para el sistema de salud. Y dice que se está trabajando para que en Estados Unidos todos tengan cobertura médica. “De hecho la ley de salud también estipula millones y millones de dólares para las clínicas comunitarias que hoy en día están atendiendo a los inmigrantes indocumentados. Entonces, no es que se les deja a un lado ni que se les está dividiendo. Simplemente uno trata de utilizar los fondos del contribuyente de una manera responsable, y también hacerlo de una manera humana”. Lucero advierte que hay muchas cosas pasando, y que éste es un cambio histórico en Estados Unidos. “Todo cambio, nunca ha sido fácil en este país; y se ha pasado por diferentes movimientos ya sea de derechos humanos, derechos civiles; esto es un derecho a la salud que tienen todos en este país, y es parte del cambio”.

Antonio, de Salinas Ca.: “Se está hablando mucho de que el 31 de marzo es la fecha límite para inscribirse. Yo en mi caso particular trabajo como temporal. Comienzo en abril y termino en noviembre. Mi cobertura médica comienza en mayo, y termina en diciembre. Vamos a suponer que… horita lo que estoy escuchando es que no puedo dejar mi cobertura de mi trabajo e irme al Covered California. ¿Yo tengo que seguir pagando los meses que no tengo cobertura con mi mismo empleador? Y la pregunta más importante que tengo es que por ejemplo horita en mi trabajo tengo cobertura, pero qué pasa sin en un futuro, por ejemplo digamos en medio año, en uno o dos año yo cambio de trabajo y el futuro empleador no me va a ofrecer cobertura médica, y ya el límite de inscripción se terminó, ¿ya no va a haber oportunidad de inscribirse en ese lapso?, porque a los patrones si los van a forzar a dar cobertura pero hay muchos patrones que ocupan muy poquitas personas”.

Lucero: “Excelente, excelente pregunta. Por ejemplo, si hoy día tengo cobertura médica con mi empleador, y se cierra el periodo de inscripción, el 31 de marzo, y de repente llega mayo, junio, y a mi me despiden de mi trabajo, o me voy con un empleador que no ofrece cobertura médica… Lo que le está pasando a este individuo es un acontecimiento inusual, y por ende puede inscribirse en Covered California aunque se haya cerrado el periodo de inscripción. Tiene que pasar algo inusual en su vida, por ejemplo, cambio de trabajo, fallecimiento de un familiar, un divorcio… son situaciones o circunstancias especiales que motivan que se pueda inscribir aunque se haya cerrado el periodo de inscripción”.

Ernesto llama de Humboldt, Ca.: “Soy troquero y trabajo por mi cuenta. ¿Tengo que reportar lo que me queda en limpio y también lo que gana mi esposa? Porque ella sí tiene aseguranza. Y quiero saber si al ir yo a agarrar una aseguranza tengo que poner también lo que gana mi esposa?, porque hacemos los taxes juntos”.

Lucero: “Bueno, si ustedes declaran sus impuestos juntos esa es la información que se va a tomar en cuenta para ver si califican para la asistencia financiera, y por cuánto califican. ¿Usted declara los impuestos con su esposa, verdad?

-Sí, los hago con ella, pero ella ya tiene cobertura

-¿Y el trabajo de su esposa ofrece cobertura en este caso para el esposo?

-Sí, pero me sale igual de caro, me sale casi en 500 dólares para mi solo.

Entonces usted tiene que averiguar por cuánto calificaría para los subsidios, pero la ley dice esto: Sí el empleador está ofreciendo cobertura médica para los dependientes, y la está ofreciendo en estos momentos, entonces uno no podría calificar para la asistencia financiera. A no ser que el empleado esté pagando más del 9.5% de su salario; entonces toda la familia puede irse al mercado de seguros, comprar un seguro de salud y ver si es elegible para el subsidio”, reitera Lucero.

Otro Juan llama también de Bakersfield: “Intenté inscribirme por online… Yo tengo cobertura en México. Y esa cubre a dos dependientes y a mi esposa horita. ¿Estoy obligado a agarrar esa cobertura del Obama, o puedo utilizar la de México, claro que en México, si se me obliga a pagar aquí la del Obamacare?

Lucero: “¿Y esta cobertura médica usted la puede usar aquí en Estados Unidos?

-No. Me cubre en México nada más.

Debe tener una cobertura médica para también tener los beneficios en Estados Unidos. Si esa cobertura de México no le permite realizar las revisiones médicas gratuitas una vez al año; si no tiene los diez servicios esenciales al año, entonces no cumple con los requisitos de la ley de reforma de salud. Por ende usted necesita tener una cobertura que cumpla con los requisitos estándar de la ley de salud aquí en Estados Unidos”, aclara Lucero.

Llama Eric: “Estaba escuchando que lo que hay que declarar es después de deducciones, y cuando yo agarré mi seguro empecé a pagar como tres meses. A mi no me preguntaron que si era después de deducciones y yo declaré todo; entonces estamos hablando como de unos siete, ocho mil dólares menos”.

Santiago Lucero responde que lo que el radioescucha tiene que hacer es fácil: “Tiene que llamar nuevamente a Covered California y hacer un ajuste de su salario. Porque si usted les dio la cifra completa, es decir al final de año en el W-2 le dice que usted ganó 60 mil dólares, pero cuando hizo los impuestos el ingreso bruto ajustado es de 40 mil dólares… entonces quizás tiene una ayuda financiera menor a la que debería tener, porque declaraste un salario mucho más alto. Tienes que llamar y decir que te equivocaste, y que quieres que te ajusten el salario, y obviamente calificarías para un subsidio mayor al que tienes actualmente”, concluye Santiago Lucero, de Covered California.

This entry was posted in Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo