A punto de evaporarse la ayuda para afectados por la sequía en California

Por una tarde, en pleno frío las familias se forman en línea para recibir bolsas de comida otorgada por la Coalición de Madera para la Justicia de la Comunidad.

Por una tarde, en pleno frío las familias se forman en línea para recibir bolsas de comida otorgada por la Coalición de Madera para la Justicia de la Comunidad.

La primavera está por llegar, con ella se va la temporada de lluvias en California y por cuarto año consecutivo, las lluvias siguen siendo escasas y la sequía continúa. Los primeros en ser afectados por la falta de agua son los trabajadores del campo. El gobernador Jerry Brown anunció al inicio del año pasado un paquete de alivio que otorgó millones de dólares para ayudar a los afectados por la sequía con comida y asistencia para pagar la renta. Se estima que miles de familias se han beneficiado, quedan muchos por ayudar, y los fondos están a punto de agotarse. Nuestro corresponsal Juan Santiago tiene más desde Madera, California, uno de los condados más afectados por la sequía.


Junto con otros voluntarios Lourdes Herrera acomoda cebollas, papas, peras y mandarinas en bolsas, ya llenas de pan y comida enlatada, afuera de la iglesia luterana Trinidad, en Madera, California.

Antes de repartir las bolsas de comida los voluntarios se encargan de acomodar las frutas y verduras.

Antes de repartir las bolsas de comida los voluntarios se encargan de acomodar las frutas y verduras.

-Tenemos hoy 240 bolsas y más las personas que vengan ¿Cree usted que se acaben? –pregunta un voluntario.

-Sí, siempre nos toca hacer unas 50 bolsas más –contesta Herrera.

Herrera trabaja en la Coalición de Madera para la Justicia de la Comunidad, una organización que colabora con el banco de comida local para distribuir comida a los residentes pobres, en Madera.

“Ahorita hay mucha gente que no tiene empleo porque no hay, debido a la sequía. Entonces tratamos de que todas esas familias se ayuden con algo de comida, por lo menos una o dos veces al mes que les damos estas cajas”, dice Herrera.

A lo largo del Valle Central de California familias enteras han perdido su trabajo o se les ha reducido las horas, por la sequía. Como consecuencia, han sido obligados a acercarse a organizaciones como la Coalición, a buscar ayuda para el sostén diario.

Haciendo fila, a la espera del reparto de las provisiones.

Haciendo fila, a la espera del reparto de las provisiones.

Zenaida López hace fila con sus dos hijos pequeños para recibir su bolsa de comida:

“A veces nos dan frijoles, a veces nos dan panes, pastelitos, verduras, frijoles y arroz. A veces, cuando hay, nos dan huevos también. Cuando anda mal la situación, pues nos ayudan para el caldo”

Otro tipo de ayuda que se está otorgando a las familias campesinas es el apoyo financiero para pagar sus rentas. Ernie Flores es el director ejecutivo del Centro de Oportunidades del Valle Central, o CVOC, que ayuda a las familias de los condados de Madera, Stanislaus y Merced, sin importar su estatus migratorio.

Flores:

“Podemos pagar dos meses de renta para ellos, podemos conseguirles otro apartamento si lo necesitan, y dos meses de asistencia para pagar las facturas de los servicios domésticos”

Un voluntario ayuda la a una señora con sus bolsas de comida.

Una voluntaria ayuda la a una señora con sus bolsas de comida.

Una de las personas que ha recibido ayuda para pagar la renta es Vianet Cortez. Hoy, la señora Cortez se encuentra en su casa porque se acabó su trabajo hace tres días.

Cortez:

“Ahorita vas a cualquier trabajo, y lo mucho que dura son tres semanas. Antes, si recuerdo bien, duraba mucho; de seis a siete semanas. Por dondequiera que vas a trabajar, ya miras los files que están tirando toda la uva seca. Yo pienso que tiene que ver con el agua”
Sin haber tanto trabajo, le ha sido difícil pagar la renta”

Cortez:

“La verdad no tenía nada, nada para poder completar la renta, porque tenía el pago de la luz también, y pues no sabía de dónde iba a completar: si para la renta, o para la luz. Pues sí me ayudó mucho”

Las familias platican en la puerta, antes de que les llegue su turno

Las familias platican en la puerta tras recibir su ayuda

Esa ayuda pronto se va a acabar, según los grupos comunitarios que la distribuyen. Ernie Flores dice que de un millón y medio de dólares que recibió su agencia en agosto, ya sólo quedan 300 mil dólares. Él y otros han hecho un llamado a los legisladores del estado para que renueven el compromiso este año, de seguir asistiendo a los más afectados por la sequía.

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino, desde Madera, California, Foto y Texto de Juan Santiago.

This entry was posted in Economía y Trabajo, Homepage Feature, Medio Ambiente. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo